CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Beatriz Manzano y Almudena Tirado se conocieron en 2013 en París y sus personalidades y pasiones se complementaron. Trabajaron y aprendieron en otras empresas y ahora han plasmado su sabiduría, valentía y positivismo en GRACIAS, su propia agencia de comunicación y relaciones públicas enfocada a la moda, en la que pueden decidir qué hacer y, sobre todo, qué no.

Han conseguido el tándem perfecto: una aporta la pieza ejecutiva y la otra la creativa. Ambas sienten pasión por lo que hacen y se han formado en el circuito de la moda. De hecho, sus sedes están en Madrid y París, los centros de la industria de la moda a nivel español e internacional. GRACIAS está basada en la honestidad, porque para ellas creer en los productos que representan es lo que hace que su trabajo tenga sentido. Han mezclado estos valores con muchas ganas y el aprendizaje acumulado en países vecinos para proponer algo nuevo en el sector de las relaciones públicas en España.
Tras varios años trabajando en el sector, ahora habéis decidido fundar vuestra propia agencia, GRACIAS. ¿Por qué ahora? ¿Qué ha hecho que decidáis unir fuerzas tras años de experiencia?
Después de varios años trabajando en el sector y aprendiendo con cada una de nuestras experiencias profesionales, nos dimos cuenta de que había un nicho en España que podíamos completar gracias a lo que habíamos aprendido durante nuestra experiencia en el extranjero. Nos dimos cuenta también de que gracias a Internet y al desarrollo de las redes sociales había ciertas marcas españolas que necesitaban llevarse a Europa y viceversa; era el momento de traer marcas extranjeras a nuestro país.
GRACIAS acaba de nacer, pero hace más que os conocéis. ¿Cómo y cuándo fue, y en qué momento supisteis que estabais hechas para trabajar la una con la otra?
Nos conocimos en París en 2013 a través de amigos comunes. Siempre fuimos amigas, además de trabajar en el mismo sector. Fueron varias personas quienes nos dijeron que podíamos ser el tándem perfecto, y justamente en el mismo período nos dimos cuenta de que podíamos crear un proyecto que uniera nuestra ciudad de origen, Madrid, con la de adopción, París.
¿Qué es lo que más os gusta de trabajar juntas? ¿Cómo os repartís el trabajo?
Beatriz: A mí me encanta la energía tan positiva que tiene Almudena. Es una persona que cree mucho en todo lo que se propone. Su positividad es contagiosa y hace que cada proyecto sea mucho más emocionante.
Almudena: Beatriz es la parte racional de GRACIAS, yo soy más creativa, más de ideas, y ella aporta toda la parte directiva y ejecutiva de nuestros proyectos.
Lo que más nos gusta de trabajar juntas es la pasión que ambas sentimos por lo que hacemos.
La agencia se llama GRACIAS. ¿Por qué? ¿A qué estáis agradecidas en vuestra vida?
Queríamos que la agencia tuviera un nombre sencillo que se comprendiera internacionalmente, y que al mismo tiempo representase lo que somos, que hablase de nuestras raíces. GRACIAS representa lo que buscamos transmitir: positividad, buenas vibraciones, agradecimiento a quien confíe en nosotras. Agradecer es la base de recibir.
Habéis trabajado, entre otros, para Viktor & Rolf, Saint Laurent o Valentino, en temas de comunicación y eventos. ¿Qué es lo que más os gusta de todo lo que habéis hecho?
Beatriz: cada experiencia y cada empresa me ha enseñado diferentes cosas, desde las primeras prácticas que hice hasta la experiencia en Purple, una gran agencia multimarca en Londres. Sin duda, de todos mis trabajos me quedo con el de agencia, mucho más dinámico y en el que te pones mucho más a prueba y, por tanto, aprendes más.
Almudena: Exacto, GRACIAS es el resultado de todo lo que hemos aprendido en cada etapa profesional, y además, nos hace seguir aprendiendo cada día.
Solo trabajáis con marcas cuyos valores compartís. ¿Qué elementos os hacen elegir trabajar con unas o con otras? ¿Y qué otros hacen que rechacéis un trabajo?
Para nosotras la condición imprescindible es identificarnos con el producto que representamos. No podemos comunicar sobre algo en lo que no creemos. Nos tiene que gustar su imagen, su filosofía. No trabajamos con marcas por dinero, sino por la afinidad que sintamos con ellas. También es importante tener en cuenta que el producto encaje en el mercado al que nos vamos a dirigir: no todas las marcas gustan en todos los países.

“GRACIAS representa lo que buscamos transmitir: positividad, buenas vibraciones, agradecimiento a quien confíe en nosotras. Agradecer es la base de recibir.”
Imagino que no será fácil decir que no a según quién, ¿cómo habéis aprendido a hacerlo?
No es fácil, pero preferimos ser honestas desde un principio para evitar problemas después. Las dos somos muy transparentes con lo que hacemos y además solemos estar de acuerdo con lo que rechazamos, porque tenemos muy claro lo que buscamos en GRACIAS y lo que no.
Afirmáis que cada vez más marcas españolas piden una forma de trabajar internacional porque en España se sigue funcionando a la antigua usanza. ¿Cuál es este nuevo método y cómo lo implantáis vosotras?
Te diremos que la diferencia fundamental está en la forma de organizar una empresa desde dentro. La gestión de equipos, el management, es aún bastante diferente y a la antigua en España. Nosotras hemos aprendido a trabajar en el extranjero y simplemente queremos aplicar ese mismo modelo a nuestra propia empresa. Desde nuestra experiencia, aplicar un buen management, tener una comunicación clara y organizada, y tener a un equipo motivado se refleja en los resultados que tu empresa va a dar.
En vuestra cartera de clientes ya hay nombres potentes como MAM, Intropia o Datura, pero solo acabáis de empezar. ¿Hay alguien con quien soñéis trabajar?
Nos encantaría trabajar con Bimba y Lola, Delpozo, Carmen March o Castañer, por ejemplo. Fuera de España, nuestro objetivo es traer marcas como Ganni, Tibi, Mansur Gavriel, Shrimps o Marques’Almeida. Nuestra lista es larga pero muy cuidada.
¿Podríais recomendarnos algunas marcas nacionales que os gusten y aún no tengan demasiado reconocimiento?
Nos encantan Paloma Wool, Etnia Barcelona, Masscob o Sansoeurs, entre otras. 
Tenéis sedes en Madrid y en París. ¿Por qué en estas dos ciudades en particular?
En Madrid es donde se mueve la mayor parte de la industria de la moda de España, y ambas hemos desarrollado nuestra carrera principalmente en París, por lo que creíamos importante mantener de alguna manera un anclaje allí para poder seguir trabajando con Francia.
Aunque estéis empezando con la agencia y estáis básicamente enfocadas en trabajar en Europa, ¿tenéis planes de expansión? ¿Hacia dónde os gustaría encaminar el proyecto, a medio y largo plazo?
Nos gustaría convertirnos en una gran agencia, con sedes en Nueva York y Tokyo.
¿Os llama la atención ir hacia otros ámbitos que no estén relacionados directamente con la moda?
Sí, en el futuro nuestro objetivo es abrir una sección de lifestyle y de belleza.
Tras hablar con vosotras veo que sois valientes, trabajadoras y luchadoras y habéis sabido ver qué hace falta en el sector de las relaciones públicas en España. ¿Podríais dar algún consejo a aquellas personas que tienen proyectos en la cabeza pero que no se atreven o no saben cómo hacerlos realidad?
Nuestro consejo es que si crees en algo puedes conseguirlo. Si tienes pasión por una idea, por un proyecto, tienes que luchar por ello porque querer es poder. Para nosotras, ese ha sido siempre nuestro motor y nuestra filosofía de vida.

Texto
Kira Parra
Retrato
Laia Benavides

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados