CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
El 21 de noviembre arranca la octava edición de Márgenes, un festival de cine iberoamericano ideal para conocer, sobre todo, las nuevas promesas del audiovisual a cada lado del Atlántico –con su sede principal en Madrid, pero con espacios también en Santiago de Chile o Montevideo, por ejemplo. Sin embargo, no hace falta que busques qué ciudad tienes más cerca, porque si hay algo realmente innovador, es que muchos de los films se pueden ver en streaming.

Desde su inicio y hasta el 30 de diciembre, las proyecciones presenciales serán principalmente en las sedes de Madrid –Cineteca del Matadero, Cine Doré y La Casa Encendida; así como en Barcelona, Córdoba (España), Montevideo y Santiago de Chile. Pero como ya hemos dicho, si no tienes la oportunidad de desplazarte encontrarás gran parte del contenido en línea. Como siempre, el festival se divide en varias secciones: Oficial, Presente, Escáner, y El espectáculo en la Era Millenial –esta última es la novedad más destacada.

Entre dos aguas, el laureado film de Isaki Lacuesta y que es la continuación de La leyenda del tiempo (un largometraje del mismo director y con los mismos protagonistas, pero doce años atrás), da el pistoletazo de salida en la Cineteca del Matadero de Madrid el miércoles 21. El director recibirá, junto a Isa Campo, el Premio Especial por su trayectoria profesional. Y por si fuera poco, durante todo el mes de diciembre se les dedicará una retrospectiva en el Cine Doré.

La Sección Oficial, centrada en la vanguardia, busca la innovación y descubrir nuevos talentos. Este año, además, las películas que participan “comparten un espíritu de profunda libertad y búsqueda incesante abordado desde preceptos muy dispares”, según destacan en la web. También, los films seleccionados en esta sección aspiran a los Premios de la Crítica y de Exhibición, cuyos ganadores serán proyectados en las sedes del festival durante el mes de diciembre.

Destacamos Young and Beautiful, de Marina Lameiro, en la que la directora acompaña a sus amigos Poti, Nais, Ione y Das en su día a día para descubrir cómo se sienten ahora que rondan los treinta y están lejos de ser aquellos adultos independientes y seguros que soñaron ser –y que la sociedad espera que sean. “La dicotomía entre la Ainhoa de los diarios –depresiva, melancólica, sufriente– y la Ainhoa que todos conocían –fuerte, protectora– es la que me interesó mostrar en el documental”. Así nos avanzaba Carolina Astudillo qué era lo más importante de su obra Ainhoa, yo no soy esa, que también forma parte de esta sección y que no puedes perderte.

En este mismo ciclo destacamos también dos documentales cercanos y personales que usan imágenes de archivo para narrar acontecimientos históricos localizados en América Latina. Para empezar, Ata tu arado a una estrella, de Carmen Guarini, que ofrece un retrato honesto y cálido de Fernando Birri, el considerado padre del Nuevo Cine Latinoamericano, con quien la directora tuvo la oportunidad de trabajar durante muchos años. Y para acabar, Construindo pontes, de Heloisa Passos, en la que la directora muestra la insalvable brecha generacional de Brasil (solo hay que pensar en la terrible elección de Bolsonaro como presidente del país) a partir de la tumultuosa relación con su padre, Álvaro, un ingeniero que vivió sus mejores días durante la dictadura militar.

El espectáculo en la Era Millennial es una nueva sección del festival y presenta películas realizadas por millenials, claro está. En ella, las nuevas voces del cine iberoamericano retratan sus miedos, percepciones y pensamientos sobre la sociedad de la inmediatez, del 2.0 y ‘del espectáculo’ –la sección parte del ensayo La sociedad del espectáculo, del situacionista Guy Debord. Destacamos aquí Diamantito, de Daniel Schmidt y Gabriel Abrantes, quien se define como un alterador de las narraciones tradicionales que juega con lo absurdo, el folklore, el humor y la política. En este caso, se parodian los ídolos de masas y se hace una denuncia social a temas de actualidad a la vez que se realiza un remake de Zoolander, pero con un falso Cristiano Ronaldo como protagonista.

Resaltamos también Quiero lo eterno, donde Miguel Ángel Blanca plantea una reflexión sobre el nihilismo y desasosiego de aquellos adolescentes que empiezan a convertirse en jóvenes. Una película experimental que ya se presentó en el festival D’A, y que nos transporta a otras como Gummo, de Harmoy Korine. Y finalmente, A Room with a Coconut View, de Tulapop Saenjaroen, que muestra la visión de una ciudad tailandesa desde dos puntos de vista diferentes, el de residente y el de visitante.

La sección El Presente presenta seis largometrajes estrenados en festivales internacionales y que ya van camino al estrellato, con el objetivo de que recordemos las pelis de hoy que marcarán el mañana. Films intensos y muy personales que te harán conectar con sus protagonistas por la carga emocional que transmiten. Como Ihjac, el joven indígena brasileño que protagoniza Chuva é cantoria na aldeia dos mortos, de João Salaviza y Renée Nader Messora, donde se cuentan sus vivencias después de perder a su padre y los preparativos de la ceremonia de despedida.

O como los jóvenes de Tarde para morir joven, que se enfrentan a la vida ‘real’ después de salir de la dura dictadura chilena de los 90 en el filme dirigido por Dominga Sotomayor. También de esta sección hay que destacar Los débiles, una película de Raúl Rico y Eduardo Giralt Brun, en la que Víctor, su protagonista, emprende un viaje por la región de Sinaloa (México) en busca de Selfie, un adolescente pandillero que, aparentemente, está detrás del asesinato de sus perros.

Por último, llega pisando fuerte otra nueva sección, Escáner, que apuesta por el cine español y “nace con el propósito de examinar, a través de nueve títulos inéditos en Madrid, las diversas realidades fílmicas que demuestran su enorme pujanza”. Cantares de una revolución, de Ramón Lluís Bande, sigue a Nacho Vegas a través de Asturias, donde busca los espacios más importantes de la insurrección de obreros y campesinos justo antes de la guerra civil española.

La música también es central en O espírito de Pucho Boedo, de Lois Patiño, un largometraje cercano e íntimo sobre el grupo Novedades Carminha, al que sigue durante tres días en Sevilla mientras se encierran para grabar una versión de A Santiago voy (junto a Esteban & Manuel), un hit de la música popular gallega. Y aunque suene musical, La casa de Julio Iglesias poco tiene que ver con el sonido, sino más bien con la arquitectura. En este corto en los márgenes de lo que entendemos por documental, Natalia Marín explica el fallido intento del gobierno de Shanghái de construir una réplica de España, que estaba llena de clichés y tópicos –de hecho, el curioso título surge porque, al preguntar a los arquitectos qué es España, respondieron “España es Julio Iglesias”.

Pero el festival traspasa las fronteras de la gran pantalla. Los pases se complementarán con otras actividades, como clases magistrales, mesas redondas, una sección para los más pequeños (Márgenes Lafamily), y entregas de premios. Así que no hay excusa: estés en Madrid, Santiago de Chile o en tu casa, vas a poder empaparte de cultura cinematográfica gracias a Márgenes, que una vez más llega para triunfar en lo físico y en lo digital.
El festival Márgenes se celebra del 21 de noviembre al 30 de diciembre en distintas ciudades iberoamericanas, y también con proyecciones en streaming. Para más información, visita su página web.

Texto
Mònica Màrquez

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados