CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Hasta el 10 de enero de 2021 puedes visitar en La Casa Encendida la nueva exposición del artista visual Carles Congost, comisariada por Tolo Cañellas. La exhibición, además de incluir algunas de sus últimas obras, también cuenta con su nuevo proyecto, ¿Para qué sirven las canciones?, una pieza que cuestiona el inconformismo, la precarización, los sueños frustrados y la resistencia de las nuevas generaciones ante las imposiciones del sistema y la crisis del capitalismo.

Para aquellos que no le conozcáis, Carles Congost es un artista visual nacido en Olot que se dedica a reformular estereotipos musicales, fotográficos y cinematográficos, además de trabajar en la construcción de los códigos de conducta y la personalidad desde varias disciplinas como el sonido, la fotografía, el video o la música. Asimismo, lleva más de veinte años componiendo y produciendo música para sus obras bajo la marca The Congosound.

Se trata, pues, de un artista que ha realizado un número considerable de proyectos, siendo los más recientes Simply the best, Wonders, Abans de la casa y Paradigm. Todos ellos, además de ¿Para qué sirven las canciones?, la pieza que da título a la exposición, se podrán visitar en las salas B y C de La Casa Encendida durante los próximos cuatro meses.
¿Para qué sirven las canciones? (2020) es una ficción cinematográfica que muestra la vida de tres jóvenes inconformistas y cómo estos se desenvuelven por el entorno urbano. En este corto, las canciones juegan un papel fundamental, ya que es a través de ellas que nos damos cuenta de que las decisiones que toman, al contrario de lo que al principio parece, les son totalmente ajenas y, en realidad, forman parte de un plan mayor. Con este proyecto, el artista se basa en el fenómeno del hit musical para analizarlo críticamente desde tres realidades distintas: el hit como trastorno, el hit en la vía pública y el hit como algo inevitable.

Simply the best (2016) es una obra que le fue encargada por Christian Jankowski, comisario de Manifesta 11, la Bienal Europea de Arte Contemporáneo. Zúrich, la ciudad de acogida del evento, es el motivo principal del vídeo, y ‘what people do for money’, el lema con el que varios artistas, entre ellos Congost, tuvieron que trabajar para realizar su pieza. Este video de veintidós minutos se enfoca principalmente en el gremio de bomberos de la ciudad, más concretamente en el carácter y la personalidad de un joven bombero suizo.

La pieza premiada Wonders (2016) se centra en el período musical de los 80, momento en el que se implantaron las teorías neoliberales de Thatcher en Reino Unido y de Reagan en Estados Unidos. Asimismo, también analiza el término ‘one-hit wonder’, usado en la industria musical para referirse a los cantantes y grupos que alcanzan la fama con una sola canción, pero que tras eso no consiguen prosperar en su carrera musical.
Abans de la casa / Un biopic inestable a través del sonido Sabadell (2015) se centra en la autobiografía musical del artista, más concretamente en sus experiencias durante la juventud. Lo hace a través de lo que se denomina ‘el sonido Sabadell’, un fenómeno musical que tuvo lugar en Catalunya durante los 80a, y que se vincula fuertemente con el género musical Italodisco. Fragmentos, flashes y guiños culturales componen este biopic inestable que pretende analizar el contexto geográfico y temporal que favorecieron la aparición de este fenómeno y su subsiguiente extinción.

Por último, en la obra Paradigm (2012), el artista se ayuda del propio lenguaje fílmico para plantear una serie de cuestiones a las que, conscientemente, decide no dar respuesta. En esta ocasión, la agudeza y la profundidad conceptual del artista constituyen los mecanismos clave para construir una de las piezas más insólitas de su videografía.
La exposición ¿Para qué sirven las canciones? se puede visitar hasta el 10 de enero, 2021, en La Casa Encendida, Ronda de Valencia, 2, Madrid.

Texto
Amani Chugri

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados