CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Perros viejos –que no moribundos– de las redes, con casi más años que MySpace y abanderados del PORC extremeño, un género que se han inventado. Amantes de lo surrealista, de Extremoduro y de hacer directos punkarras. Con una canción que habla de la escasez lingüística en Internet como himno y el hecho que su video no admita comentarios como definición paradójica genial. En fin, Los Ganglios.

¿Quiénes son Maese Testarossa, Porc Steady y Dancehall Genital?
Antes de que fuésemos Los Ganglios, a nuestro cantante Xoxé le gustaba ponerse un nombre para cada canción que hacía: Luis Miguel Zambomba, Don Phalaxo, João Ninguém, etc. Luego, ya con el grupo actual, dejamos de hacerlo porque jugar al despiste con el público no es práctico –al menos si quieres que la gente te siga y vaya a verte cuando actúas. Pero sigue gustándonos el inventarnos nombres y lo hacemos a veces, por ejemplo en la canción En Noruega, donde nos bautizamos como Maese Testarossa porque nos pareció que pegaba con el rollo rasga del tema. Y ‘Porc Steady’ y ‘Dancehall Genital’ son géneros musicales que se nos ocurrieron a salto de mata, sin filtro ni propósito.
Javier Cercas, Rodríguez Ibarra, Pepa Bueno, y Ernesto Valverde. ¿Qué os dicen estos nombres?
Son nombres de extremeños.
¿Y el de Roberto Iniesta?
Nos encanta Extremoduro, lo escuchamos desde la adolescencia. En nuestro último disco, Segunda escucha, les mencionamos en una canción que se titula Vivencias propias y que habla sobre varios temas como el plagio, los buitres de Monfragüe, y los concursos de dibujo infantil.
Si vuestro canal de YouTube fuera un perro le quedaría nada y menos. ¿Cómo –o qué– era YouTube en 2006? ¿Cuándo empezáis a sentir que subir vídeos y temas os puede llevar a algo más que las risas?
Nos hicimos una cuenta en 2006 y subimos un vídeo de nuestra prueba de sonido en un festival de ese verano. ¡Cualquiera podía verlo! YouTube era una novedad y tenía un aire mágico para nosotros, nada que ver con el negocio-monstruo que es ahora. Al mismo tiempo nos hicimos un blog y disfrutábamos mucho aprendiendo a usar esos escaparates, mostrando cosas y recibiendo respuestas. El poder mostrar lo que hacíamos también nos entusiasmó y empezamos a crear más.
Xoxé es ilustrador y Leli también dibuja, así que os ocupáis vosotros mismos de los videoclips y del cuidar el producto audiovisual. ¿Entendéis vuestros collages visuales como obra del azar o siempre hay un riguroso relato tras cada frame?
Me has recordado una frase que dijeron no sé dónde: “¿Sabías que cada fotograma de Los Simpson esconde más de catorce chistes y referencias?” Nos gusta dejar los significados abiertos a la interpretación del espectador, que sea su mente la que cree el relato en la medida de lo posible. Usamos mucho el collage, es una buena técnica para conseguir eso. Muestras imágenes diferentes juntas y cobran nuevas dimensiones; quien las ve las interpreta a su manera y eso enriquece los videoclips. Lo contrario sería explicarlo todo mucho, dárselo a la gente masticado y con moraleja, eso no nos gusta. Mientras hacemos los videoclips nos vamos dejando llevar, una cosa nos sugiere otra y así sucesivamente. Disfrutamos metiendo nuevas capas de información sobre lo que ya está montado. Es un disfrute tremendo.

Sobre lo del collage, he visto en los comentarios de Aeróbic el drac –donde Rafael se arranca a cantar en catalán– la referencia a Pere Tàpias. Además de los vídeos, las letras también se hilan a modo de combinar versos y palabras casi sin relación entre ellas. ¿Se debe a la musicalidad y sonoridad de estas o es resultado del gusto y las ganas que tenéis de hablar de algo en concreto?
Sí, es bastante Pere Tàpias pero sin querer, porque a quien estábamos copiandillo al componer esa canción era a Jaume Sisa. Nos gusta el surrealismo y los asuntos surrealistas tienen difícil disección. Nos dejamos llevar por caprichos personales, deseos y sueños. La sonoridad de las palabras es muy importante. Por ejemplo, es fundamental para nosotros respetar la acentuación, no nos gustan las canciones que cambian el acento para que el texto se ajuste al ritmo. Nos parece un síntoma de pereza mental. Con un poquito de esfuerzo puedes conseguir decir lo que quieres respetando el acento y así se entiende mejor la letra y puedes sentir lo que cantas. Somos muy ortodoxos en eso; escuchar una canción con los acentos cambiados nos cabrea bastante.

Creo que hay una fuerte influencia punk, por la reivindicación y la actitud, así como vuestra naturaleza anárquica y el estilo de algunas canciones como Badajoz 2222 –cuya letra es puro trap. Pero vosotros hacéis otra cosa. ¿En qué se basa el PORC? ¿Hay más grupos que lo hagan? ¿Se trata de un género que se limita solamente a la música?
Somos curiosos y eso nos hace difícil mantener un estilo homogéneo, no solo entre los diferentes discos sino también dentro de cada uno de ellos. Lo del Porc se nos ocurrió un día después de hacer unas entrevistas cuando recién montamos el grupo. Nos preguntaban que qué tipo de música hacíamos, y era cansino contar que variábamos mucho y enumerar el listado de géneros que tocábamos –punk, techno, cumbia, rap, rock, bachata, etc.–, así que decidimos que lo nuestro era el PORC, básicamente para abreviar. En directo sonamos más punk que en los discos porque es el rollo que más nos hace gozar y sobre el escenario nos gusta estar contentos y orgullosos.
Os han producido un disco –GOR Discos con La guapa y los ninjas– pero también os lo habéis hecho vosotros mismos –en los otros tres. ¿Supuso una buena o mala experiencia delegar la producción? ¿Cómo os sentís más cómodos?
De la producción de nuestros discos nos hemos encargado siempre nosotros mismos, Rafael es quien lleva la parte técnica de las grabaciones. Trabajamos con la ayuda de amigos y en los últimos años contamos con el zaragozano Pepe Coca para las mezclas. Con discográficas solo hemos tenido tratos de distribución, nada de grabaciones.

Tengo la sensación que la gente que comenta vuestros vídeos en YouTube no es del tipo que acostumbra a hacerlo. De hecho, no creo que se dejen impresionar por demasiadas cosas. ¿Qué opináis de vuestro target?
La gente que comenta nuestros videos suele tener chispa, aporta mucho. Nos gusta leer los comentarios, a veces nos dan ideas para vídeos o canciones. El único que no tenía interacción ingeniosa es el de la canción LOL, que habla de la degradación del lenguaje y que tiene más de ochocientas mil visitas. Un día le desactivamos los comentarios porque nos llegaban muchos avisos de comentario nuevo al mail y eran todos iguales y aburridísimos: LOL, OMG, WTF, y corazones de estos < 3.
Sé que lo de los directos no es lo vuestro, pero ni que sea por los loles, ¿dónde os puedo ver en los próximos meses?
Supongo que eso de que somos malos en directo lo dices citando a Xoxé en el programa Mapa Sonoro. De eso hace muchos años, hemos mejorado algo. Puedes vernos en el festival Cara·B de Barcelona este sábado 17 de febrero.
Los Ganglios actuarán el sábado 17 a las 22:20h en el Festival Cara·B, celebrado en la Fabra i Coats, carrer de Sant Adrià 20, Barcelona.

Texto
Víctor Escribano

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados