CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Chino Bayo, Timoteo, Carmen Machine, Lady Ganga, o Marco Pollo –entre otros– son personajes que no te esperas por las redes, y menos condensados en una cuenta de Instagram llena de chistes malos ilustrados. ¿Eres fan del humor absurdo y no sabes a quién más seguir? Tranquilo, hoy te invitamos a conocer a Jet Defrost, ilustrador y periodista, cuyo nombre nos recuerda a una función de microondas o a un holandés de alta cuna.
Si hay alguien que nos lea que no sepa quién eres, ¿puedes presentarte?
Jet Defrost, ilustrador, farsante y triste comediante.
Eres periodista, pero te conocemos por tu cuenta de ilustración Jet Defrost, ¿cómo surgió tu vena de ilustrador?
Vacaciones; una calurosa tarde de agosto tras una copiosa paella, en la sobremesa empecé a tontear con una app de dibujo de la tablet. No se me daba mal y me fui creciendo, tomando fotografías como referencia y tomando también otras sustancias. Al final de la tarde ya tenía cuenta de Instagram. Esa fue toda mi formación y de eso hace ya tres años.

¿En qué puntos se parece el periodismo a la ilustración? ¿Notas mucha diferencia entre ambos oficios?
A bote pronto diría que no se parecen mucho. Quizás sí en el proceso de desarrollo que es lo que me atrae de ambos: idear, investigar y crear usando la realidad como materia prima para la interpretación. Eso así en términos generales y teóricos. Ahora bien, hoy en el estado español existe un periodismo mainstream que surge de la ultraderecha y los poderes económicos que ha tomado algunos medios públicos, la mayoría de los privados, y que parte de la ficción para crear su realidad. Es directamente un proceso inverso diseñado para modelar la sociedad y eliminar el pensamiento crítico, todo lo contrario a lo que deben generar el periodismo y el arte.
Como curiosidad, ¿compaginas ambos trabajos actualmente? ¿Qué te aporta cada uno a nivel personal?
Ilustrar no es mi trabajo –si hablamos en términos del capital–, así que dibujo en mi tiempo libre, por las noches o mientras voy al baño. En el periodismo trato de ser riguroso y mimar cada trabajo. Cuando dibujo hago lo que me place dentro de mi propio baremo ético y de mis limitadas capacidades 'artísticas'.
En pocas palabras, define tu estilo de dibujo.
Dibujito digital (lo hago con el dedo índice) con chiste, mayormente malo, incorporado.

El Jet Defrost es una función que tienen muchos microondas, ¿por qué elegir este nombre? ¿Qué descongelas?
Siempre me sonó bien, como a tipo holandés de alta alcurnia. Cada vez que descongelaba el café o calentaba los helados miraba el botón y me parecía un buen nombre para alguien. Así que para quién mejor que para mí mismo. La gracia al principio era tomar un poco el pelo al personal con dibujos mal hechos, un nombre ridículo y así echar el rato con el redescubrimiento del placer de dibujar.
Ya has comentado que aprendiste a dibujar de manera autodidacta, ¿qué tiene de diferente con alguien que ha estudiado arte y se dedica a la ilustración? ¿Te han criticado alguna vez por este motivo?
Pues que formarse y aprender es la base para ser un buen profesional, no como yo. Educación formal o informal, no hablo de ‘titulitis’, sino de observar, practicar, tener referentes. La diferencia básica es que cuando buscas que sea tu medio de vida, dedicas un tiempo y un esfuerzo a conseguir ingresos para subsistir. En mi caso todo ha sido un poco casual; la gracia inicial se me fue de las manos y, al final, le he acabado dedicando también algo de tiempo y esfuerzo. ¿Críticas por ello? Alguna, pero pocas, sobretodo de gente que me ha tomado demasiado en serio y, en ese caso, me da igual. Por el momento, no me gano la vida con ello así que no tengo nada que perder ni nada que ganar.
Cuéntanos el proceso creativo después de tener una idea. ¿Tienes algún ritual o manía a la hora de dibujar?
No particularmente, aunque siempre me gusta anotar las ideas en una lista por orden alfabético. A continuación, antes de dibujar entro al baño con el pie izquierdo, me santiguo y señalo al cielo con el dedo índice derecho (con el que dibujo), lo beso, me bajo los pantalones y me siento a dibujar.

Frodo Bolsón, Soraya Sáenz de Satanmaría, Andrés Siniestra, Tontainer, Pukdemon, Lady Ganga, Cenicerdo, Cono Mcgregor, etc. Tus ilustraciones son literales, ¿de dónde salen las ideas? ¿Dejas que tus seguidores te propongan algunas?
Al final son un reflejo de mi propia idiotez. Soy así desde antes de ponerme a dibujar. Al compartirlo supongo que más gente se siente identificada y decide enviarme alguna propuesta para dibujarla y, si me parece bien, pues la publico con el pertinente nombre del autor/a. Los idiotas somos muchos, y no quisiera yo apropiarme de la idiotez ajena.
Vemos que te has metido en política, con el sistema judicial, te has reído de ídolos de masas, de personajes de ficción, etc. ¿Hay algo que no te hayas atrevido a dibujar o publicar?
Atreverme a publicar, no. Lo que dibujo lo subo. No dibujo cosas con las que ideológicamente o éticamente no me siento cómodo. La mayoría son dibujos muy banales. Por lo que respecta a los más politizados, todo en la vida es política, así que me meto con todo lo que me molesta e intento reírme de todo, primero de mí y luego del resto.
Hay casi ochocientas publicaciones en tu Instagram, ¿tienes alguna favorita?
Favorita no tengo, pero sigo sonriendo cuando veo algún dibujo que había olvidado. De hecho, muchas veces olvido que las he dibujado y las vuelvo a subir. Las más básicas son a veces las que me hacen más gracia –no doy para mucho más– o las ideas que me envía la gente, y me divierte y frustra a la vez que no se me hayan ocurrido antes.

Actualmente, tu cuenta de Instagram supera los quince mil seguidores, ¿por qué elegir esta red social antes que Twitter, Facebook o Tumblr?
Para tema imagen creo que es la que funciona mejor. Además, no sabía que podía tener dos páginas de Facebook, y no sabía cómo iba Twitter ni que Tumblr existía. Así que también fue, básicamente, por descarte.
Estar en internet también tiene problemas, y son los plagios. En tus ilustraciones vemos que firmas muy cerca de los dibujos, ¿cuándo comenzaste a hacerlo así? ¿Es por precaución? ¿O ya has tenido algún caso de plagio o de que se compartieran tus obras sin crédito?
El tema de los plagios es algo que me trae sin cuidado, como ya he dicho, no me gano la vida con esto. En cierta manera, si alguien me copia es porque le mola lo que ha visto, y vivir de copiar no creo que le reporte nada. Al final, las cosas caen por su propio peso, como el rey en Vaqueira. Comencé a firmar porque algunos dibujos comenzaron a rular y, más que nada, ya que andaban por ahí sueltos, pues no está de más conseguir seguidores y potenciales fuentes de trabajo. Aun así, la firma no es garantía de nada, se recorta o borra muy fácilmente.
Hay mucha gente que monetiza sus imágenes e ilustraciones en redes sociales, ¿has pensado alguna vez en hacer merchandising de tus dibujos?
Sí que lo he pensado, pero no me convence el concepto de merchandising convencional y barato porque sí. No aporta nada más que unos pocos eurillos (debes dedicar mucho tiempo al autobombo) a cambio de continuar perpetuando un modelo de consumo de productos que en sí mismo no tienen valor alguno. A veces me gusta hacerme un poco el repelente. La verdad es que me tengo que poner aún con este tema, aunque no le veo mucho sentido a hacer lo que hace todo el mundo. Por cierto, ya que preguntas, aprovecho: si alguien quiere un dibu original o encargo, que me escriba a [email protected] También tengo tazas y camisetas usadas, pero si hay buenas ofertas también se venden.

Algo que también hacen muchos ilustradores que han encontrado mucha aceptación en las redes sociales es hacer exposiciones, ¿qué te parecería montar una muestra con tus ilustraciones?
No lo descarto, he estado tentado y me lo han planteado alguna vez. Pero en ese momento no me venía bien invertir para exponer treinta piezas que lo más seguro luego tendría que guardar en casa. No soy un artista, lo que hago es efímero –la risa fácil para echar el rato así que, de momento, las redes como medio expositor están bien y de libre acceso para mucha gente.
Si nos gusta tu cuenta, ¿podrías recomendarnos a alguien a quien seguir en nuestras redes sociales?
Mis referentes en el mundo de la ilustración son bastante eclécticos; no tengo mucho criterio, pero sí un gusto exquisito. He llegado a ellos una vez he vuelto a dibujar. Entre muchos otros me gusta el humor de Flavita Banana, o Joan Cornellà, las series de Juanjo_saez, los grafittis de Ocblackblock, las ilustraciones de Olgacapdevila, Marcpe, Sr_sleepless o el diseño de Trochut. Me flipa mucho también el arte de los tatuadores, me encanta Totetatto, Davidtejerotattoos, Lucky_luchino o Ciscoksl. Nada tiene que ver con nada, no soy muy purista. Me gusta la diversidad y vario mucho de gustos con el paso del tiempo. Lo que no quiere decir que vaya a mejor.
¿Qué le depara el futuro a Jet Defrost? ¿Hay algún proyecto que quieras compartir con nosotros?
Eso solo lo sabe David Trivín, pero según los poderes fácticos del Estado, mi futuro debiera estar en la cárcel como los titiriteros, los anarquistas, Valtonyc o Hassel, Puigdemont o Willy Toledo. Como dijo Manolo Kabezabolo ya hace muchos años: “Esta democracia es una basura, no la diferencio de la dictadura”.

Texto
Sandra Iglesias

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados