CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
El pasado 6 de octubre, en un desfile celebrado en el Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela a última hora de la tarde, Acromatyx presentó su última colección, Calma. La firma capitaneada por Xavi García y Franx de Cristal, con quienes hablamos en enero de este año con motivo del lanzamiento de su nuevo proyecto, y a la que seguimos la pista meses después haciéndonos eco de su segunda propuesta presentada en formato online, se ha convertido en un imprescindible en la moda nacional en menos de un año. Y después de haber conocido su último trabajo en primera persona, podemos confirmar que la marca con sede en Madrid promete seguir dando mucho que hablar.

Si algo caracteriza a los desfiles del tándem creativo que durante años operó bajo el nombre de 44Studio, son las puestas en escena cuidadas al detalle, los castings de modelos definidos por la identidad y la diversidad, y un impecable trabajo de patronaje más que evidente en sus reconocibles prendas. Elementos que hicieron la firma ya extinta uno de los proyectos más queridos por el público madrileño, y que ahora siguen estando presentes en su nueva marca, Acromatyx.

Su último desfile, al que (¡por suerte!) llegamos corriendo después de que la presentación que lo precedía, la de la firma Otrura, comenzase con cerca de una hora de retraso, es el resultado de un proceso de autoconocimiento emprendido por sus directores creativos. “Para nosotros, Calma es una rave sensorial y experimental, buscar la tranquilidad en una sociedad donde predomina la incertidumbre, la violencia y el estrés”, responden los diseñadores cuando les preguntamos por el significado que encierra su última propuesta. “Hacer una reflexión de hacia dónde queremos ir para encontrarnos con nosotros mismos y coger las riendas de nuestra vida. Calma es contradicción de serenidad y locura, de blancos y negros, de silencio y ruido”.

Aún sin haber tenido tiempo para descasar tras su aplaudida presentación, en la que desfilaron algunos de sus modelos habituales como Santa K o Júlia Puñet, Franx y Xavi reconocen haber recibido un muy buen primer feedback. “Necesitamos unos días para digerir y analizarlo todo, pero la primera sensación ha sido buena”, nos confiesan. Y es que, lejos de relajarse después de haber hecho los deberes, los creativos están ahora volcados en la parte de venta que estará disponible a partir de noviembre en su página web. “Últimamente, calma no tenemos mucha (risas)”.

Atrás quedan el turquesa y el verde y azul eléctrico por el que apostaron en su colección 002. Calma se estructura en una primera mitad teñida de un impoluto blanco, que deja paso a looks tintados de negro de cabeza a pies reconectando con el que es uno de los pilares de su visión creativa. El amarillo vibrante hace de nexo entre dos mundos antagónicos, dos realidades opuestas que convergen en todos nosotros. Pero, ¿qué otras diferencias destacan los diseñadores respecto a sus anteriores colecciones? “Pensamos que es más accesible”, responden decididamente cuando les lanzamos la pregunta. Y razón no les falta.

Sus siluetas, limpias y minimalistas, parten del arte para aterrizar en un mundo terrenal. La gran mayoría de las prendas son ponibles, sin renunciar por ello a la identidad de marca - independientemente del nombre bajo el que presenten su trabajo - construida por el tándem en los últimos años. Buena muestra de la consolidación de Acromatyx son las colaboraciones con otras firmas. Con Swaroski, en los complementos y algunas prendas con aplicaciones de cristales. Con New Rock, una marca con la que ha demostrado compartir valores y estética. Y con Hawkers en las gafas de sol, un accesorio imprescindible en la propuesta presentada sobre la pasarela.

Xavi y Franx aprovechan además para agradecer el trabajo de todos los profesionales implicados en su última presentación. “A destacar, la música creada para el desfile por Jaime Ovel. Ha sido un placer volver a colaborar con Jaime y poder transmitir la esencia de la colección con la música. Por último, agradecer a Aveda y el equipo de SALON44 y maquillaje por cerrar los looks a la perfección con la peluquería y maquillaje”. Esta es la primera colección que la firma presenta en formato presencial, permitiéndonos de este modo ver las prendas en directo. “Pensamos que cada formato tiene sus ventajas y desventajas, pero pueden convivir todos y según el proyecto presentarlo de una manera u otra”, comentan desde la marca tras haberse sumergido en el streaming en su anterior propuesta.

Después de haber llegado a un público con el que no habían logrado conectar antes del lanzamiento de Acromatyx, los diseñadores, que reconocen encontrar la calma en el contacto con la naturaleza, la reflexión en silencio o la música, ya trabajan en sus próximos proyectos. Iniciativas que van más allá de la moda con las que buscan seguir expandiendo su universo creativo. “Próximamente, presentaremos unas piezas de decoración. Y estamos trabajando en alguna colaboración que de momento no podemos desvelar”.

Texto
David Alarcón
Fotos
Kristen Wicce

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados