CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
En casa os volvisteis locos con los plumones y las bizarras deportivas de la colección FW17 de Balenciaga, y es que el director creativo de la colección – también conocido por dejar su huella en Vetements – sabía lo que hacía cuando propuso nuevos materiales y estructuras alternativas a la marca de lujo española. Si tus aspiraciones coinciden con revolucionar el sector de la moda y el sportswear en Felicidad Duce, la Escuela de Moda de LCI Barcelona, pueden ayudarte a conseguirlo. Laurent Laigat es el encargado en dirigir el Posgrado en Marketing y Product Management de Colecciones Deportivas & Sportwear y nos ha explicado cómo.
Hola Laurent, háblanos de ti, ¿qué has hecho hoy? 
Me he levantado muy temprano para coger un vuelo Ámsterdam. Suelo ir cada dos semanas para reuniones de colección con un cliente – licenciatario de National Geographic en la categoría Entertainment – que me encargó su colección de merchandising que se venderá en tiendas ubicadas en centros comerciales asiáticos. También toca hoy acabar las fichas técnicas de una colección de ropa de running compresiva para un cliente de Ontario (Bioskin be better).
Actualmente, además de ejercer como diseñador y asesor de grandes marcas como Ferrari, National Geographic o Cimalp entre otras, diriges el Postgrado en Marketing y Product Managment de Sportswear en LCI Barcelona, ¿cómo crece la idea de crear un curso enfocado en el sector?
Tengo una larga trayectoria en empresa y como diseñador freelance en el mundo del deporte y he asistido a la evolución de este sector: evolución en productos, procesos de producción y últimamente distribución. Estos cambios hacen que el perfil de profesionales necesarios cambie y me pareció interesante proponer a LCI una formación que se adapte al tipo de perfil que necesitará esta industria el día de mañana. Por ejemplo, asistimos a la entrada del fast fashion en el sector deporte, una tendencia que se ha intensificado notablemente desde 2014, así que me pareció también importante formar perfiles que puedan incorporarse a esta tipología de empresa. Este postgrado quiere ser lo más versátil posible en las temáticas abordadas y preparar profesionales muy polivalentes, con un conocimiento tanto del sector, el ‘quién es quién’, cuáles son las estrategias en marketing, comunicación y distribución... Pero también adquiriendo conocimientos en productos para mañana poder ser, como ejemplo, ‘product manager’ (coordinador de producto) en cualquier marca deportiva o distribuidor del sector.

“Este posgrado quiere ser lo más versátil posible en las temáticas abordadas y preparar profesionales muy polivalentes.”
¿Qué método seguís para generar propuestas innovadoras?
Primero, escrutar el mercado. Una propuesta pedagógica tiene que adecuarse a lo que mañana la industria textil – y en este caso, el sector deporte y sportwear – necesitará. Segundo, escrutar las propuestas formativas en general. A partir de este estudio quedó claro que para responder a las evoluciones del mercado era necesario no una formación específica en diseño de moda deportiva, ni una formación en management de eventos deportivos – que ya existen – sino una propuesta formativa que permita a cualquier estudiante que acabe una carrera o alguien con experiencia profesional poder integrarse en este sector conociendo cuales son las llaves necesarias para entenderlo.
¿Nos podrías hacer una overview del contenido del posgrado mediante el cual implementáis el método?
Este posgrado tiene tres apartados: el primero es entender cuáles han sido las evoluciones históricas y sociológicas del deporte – cuales son los ‘actores’ y marcas importantes con sus posicionamientos respectivos. El segundo se centra en las estrategias de marketing, comunicación, distribución y ‘licensing & sponsoring’. El tercero se centra en producto, tejidos, patronaje y estructura de colección: el objetivo es dar las ‘llaves técnicas’ para que quien curse este posgrado sea capaz de entender el producto desde un punto de vista técnico y funcional, además de ser capaz de elaborar una estructura de colección que tome en cuenta las especificidades de cada componente de una prenda deportiva. El curso se cierra con un proyecto final que permite validar la formación.
¿Qué aporta el equipo de LCI Barcelona al alumno que cursa vuestro postgrado?
El equipo de LCI cuenta con docentes con un gran conocimiento en cuanto a producto, diseño y patronaje. También trabajamos con profesionales en activo que imparten clases muy especializadas puntualmente, según el nivel de ‘expertise’ de cada uno.
¿Hay patrones de perfil característico u objetivos similares entre los alumnos? 
Los alumnos que cursen un posgrado, muchas veces, son personas con experiencia profesional que buscan especializarse. También hay alumnos que pueden acabar un grado en diseño o marketing y comunicación de moda y quieren reforzar sus conocimientos con una formación específica.

“La moda sportswear es un sector que está en constante evolución. Marcas de lujo están incluyendo en sus colecciones los últimos avances en tejido deportivo, ya sea por su ligereza o bien por su versatilidad.”
Parece que últimamente la tendencia del estilo deportivo está en pura efervescencia, desde la campaña de Nike con FKA Twigs hasta la colaboración la última colección de Balenciaga. ¿Cómo crees que se encuentra la escena de la moda sportswear actualmente?
Y podríamos añadir la presencia de la marca Supreme en el desfile hombre de Louis Vuitton para el AW 2017. La escena de la moda sport con marcas posicionadas que vienen del mundo del skate, el surf o el urban bike, se porta muy bien. Tanto el modo de vestirse como la percepción del vestir han cambiado totalmente por adaptarse a nuestros modos de vivir, más urbanos, más viajeros, que hacen que busquemos prendas versátiles, prácticas, ligeras. La percepción de lo que es ‘moda’ se ha ampliado fuera de las marcas presentes en pasarelas, las marcas sportswear – para diferenciarlas de las marcas técnicas y funcionales – han sabido servirse de los avances en tejido deportivos para adaptarlos a prendas urbanas y más informales. Podemos añadir que es un sector que atrae inversores, solo hay que ver el interés del grupo LVMH por comprar uno de los referentes en ropa de bike como es la marca Rapha. De hecho el grupo Kering ya se hizo dueño hace años de marcas como Puma y Volcom, cuando su ‘core-business’ es el lujo.
¿En qué fase o departamento del universo de la moda y la creatividad tiene cabida un alumno que curse vuestro postgrado?
Será un buen ‘product manager’ en un retailer que tenga una línea deportiva – un comprador en una distribuidora de deporte. Puede también ser alguien que trabaje en marketing y quiera mejorar sus estrategias de posicionamiento de marca conociendo más a fondo este sector, o también un estudiante de diseño de moda que quiera entender mejor este sector a la hora de plantear una colección deportiva.

Texto
Mireia Pascual
Foto
Sara Morán

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados