CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Bernardino Cervigon cree firmemente que la moda no debe ser una imposición, que no debe anular a quien la lleva y que, por encima de todo, es un medio de expresión tan válido como cualquier disciplina artística. El universo de este creador se basa en jugar y hacer que los extremos interaccionen entre ellos para encontrar el equilibrio. Después de la presentación de su línea de jeans TI.O en el club HQ Barcelona, nos encontramos con el artista y diseñador de Sololaverdadessexy para que nos hable de estos y muchos otros fundamentos que quiere transmitir a través de su trabajo.
Para empezar, háblanos un poco sobre tus inicios. ¿Cómo empezaste en el mundo del arte y la moda? ¿Qué te llamó la atención de estos dos mundos?
Era muy pequeño, recuerdo que me ponía la ropa de mi madre y me dedicaba a colocar los objetos en mi casa compulsivamente. Es lo que hace la moda y el arte: colocar cosas y sensaciones en el espacio o en el cuerpo. Soy un colocador. Luego pasé por la facultad de BBAA y aprendí que la vía oficial del arte para dominar mi sensibilidad era una trampa más que me iba a enjaular. No quería alimentar mi ego de esa manera. La marca me relajó. Mi proyecto fin de carrera ya era una marca: ILOVEMIGUELFOREVER.
Sololaverdadessexy es una marca que apuesta por lo atemporal y lo transformable. A parte de estas dos bases, ¿cuáles son los otros conceptos con los que trabajas?
Aparte de estos dos, lo fijo y lo móvil, lo bello y lo feo, lo caro y lo barato, lo sencillo y lo complicado… Trabajar con los extremos es una manera simple de trabajar con todo. Cada línea de la marca trabaja con unos conceptos. Sololaverdadessexy es puro concepto.

Se ha dicho de tu marca que está a medio camino entre un proyecto artístico y una marca de moda propiamente. Dices que la marca es tu proyecto artístico y que la moda es lo que lo vehicula todo. ¿Puedes explicar en qué punto, según tu opinión, se cruzan arte y moda? ¿Tiene que ver con que ambas sean formas de expresión?
La marca es mi opción de expresión como artista. La marca es algo que llega a todos, es el medio hoy. Para mí es el lugar donde se encuentran creatividad y comunicación de manera real y mayoritaria, como la iglesia en la antigüedad. Lo minoritario no puede ser un valor del arte. Sololaverdadessexy es un espacio de creación y experimentación para todos, no es mi espacio. Aquí el poder lo tiene la marca. Sololaverdadessexy decide y decidirá la vía a seguir. Me someto a mi marca, por ejemplo. Me espantan el diálogo snob del arte y la sumisión de los artistas al poder. Me deprimiría estar sólo en una galería trabajando para coleccionistas o instituciones que al fin y al cabo son comerciantes, si hay que comerciar prefiero una marca. Hemos conseguido que los valores del proyecto continúen siendo humanos más que económicos. El artista tiene la obligación de adaptarse a los medios de su tiempo para comunicar de manera real.
Fui a la presentación de tu línea de jeans TI.O y tengo que decir que fue un tanto particular: once modelos que se paseaban libremente por la sala, como si no supieran dónde ir o qué hacer. El formato era medio de performance, medio de desfile. A medio camino otra vez. ¿Fue una declaración de intenciones?
Una declaración de intenciones es sacar el pie de la cama cada día. Yo no me siento a medio camino entre nada. Me siento en mi camino. En esta ocasión estoy planteando un formato natural y antiestrés con el que vamos a seguir trabajando. Me ha encantado estar con el backstage abierto, salir a retocar delante del público... El misterio de la puerta cerrada es muy siglo XX. Mi primer desfile fue sin público; luego he hecho alguno convencional, pero resulta demasiado estructurado y rígido, aburrido e industrial para lo que está viviendo la marca ahora mismo. El showroom de SAN.DAY.1 lo planteé como una acción estética, un escaparate vivo.
Me parecen muy interesantes los materiales sobre los que trabajas. Uno de ellos es el canvas. ¿Qué intención hay detrás de este tipo de tela? ¿Cómo escoges los tejidos y cómo te condicionan?
La tela es una base de mi trabajo. Los conceptos buscan tejidos, cualquier material o prenda tiene algo que te lleva a un sitio. No soy escrupuloso. El canvas es una de las bases de nuestras líneas TI.O y BAG.O. Es el anti jean, el tejano para manchar y no gastar, para que veas tu suciedad, quién eres. Es un guiño a lo poético y al tejido del arte por excelencia. Los japoneses han entendido y comprado estas líneas hace años, ahora empiezan a tener salida aquí. Hay que mancharse, no tener miedo, hay una paranoia de la limpieza. La gente compra bio y pone dos lavadoras al día. No pasa nada por llevar manchas, es natural. La mancha es única y personal, ser sucio es otra cosa.

He leído que te gusta trabajar sin pensar en el género, en la talla, en la edad, entre otras cosas. ¿Es porque no te gustan los condicionantes?
Los condicionantes están, no en mis gustos, en la vida. Los condicionantes son sólo eso, deberíamos dejar de verlos. La libertad en algo tan simple como vestirte es un lujo básico a respetar. Que la prenda no te convierta en nada, que muestre a quien la lleva, que potencie quien eres. No quien quieren que seas.
Hay una de tus colecciones, Zona Franca, en la que la confección de las piezas la llevaste a cabo tú mismo. En comparación con como funcionan la mayoría de marcas, tú te desmarcas en lo que respecta a la producción. ¿Cómo te relacionas con la indústria de la moda en esos términos?
Cosí alguna temporada yo sólo, fue genial. Ahora amo coser. Con las nuevas colecciones estamos un equipo, Sololaverdadessexy es un equipo. La industria de la moda en este país es poco valiente, sólo se respeta lo de fuera, aunque aquí hay de todo y más puro, en mi opinión. Falta que la industria respete el conocimiento y la sabiduría de la gente que lleva años en ello. Seguimos en una especie de transición pero con Wi-Fi. Entiendo que es negocio, pero es moda y creación también. La labor de la prensa, como en todo, es fundamental, pero ahí estamos, por ejemplo, con Condé Nast… Me parece genial que saques cinco páginas sobre una niña de 18 que tiene una marca y un padre con muchos millones, pero eso no es moda, es otra cosa. Que me parece fenomenal, que quiero Vogue ya, yo también. Pero me pone muy nervioso la desfachatez de la Visa... y que se dé a entender que eso es lo válido. Gracias por resistir también a vosotros.
Para acabar, ¿puedes contarnos algún proyecto en que estés trabajando o que tengas en mente? ¿Dónde te veremos en un futuro?
Quiero participar en Periferias Huesca, un festival multidisciplinar que me encanta, con SAN.DAY.2. Hay un SAN.DAY.3 en Berlín. Quiero abrir tienda de nuevo. Un espacio para disfrutar y compartir, experimentar. Comer, bailar, hablar. Vivir. LOVEFASHIONFOREVER IS ART.

Texto
Aida Belmonte
Fotos
Andrea Val

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados