CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
El rapero madrileño Elio Toffana, regresa al panorama musical con su nuevo álbum Serie 5 de la mano del sello Ziontifiz Music –creado por él mismo– junto a MÉCÈN Entertainment. El álbum llega tras casi 5 años de silencio en los que el artista se ha dedicado a otros proyectos como la interpretación. En él hay un sinfín de colaboraciones. Algunas muy novedosas y otras muy aclamadas por el público. Albany, Israel B o Ergo Pro son algunos de los artistas que nos esperábamos encontrar junto al rapero, pero también hay otros inesperados como el Niño de Elche.

La crudeza de sus letras irradia la realidad de un adolescente huérfano que ha tenido que trabajar mucho para lograr sus objetivos en la vida y prosperar. El mensaje que quiere transmitir a las personas que se sientan identificadas con su situación es el de esfuerzo y superación por encima de todo. El poder que le otorga poder impulsar con sus letras a su público a crear arte de las situaciones difíciles, es una virtud que pocos poseen. Lo mismo le ocurre a él, según cuenta en la entrevista: “Creo que mi personalidad es un poco así, cuando las cosas se complican crezco, me vengo arriba”.

Dicen que los buenos artistas, antes de estrenar un álbum saben qué canciones son las que más 'se van a pegar'. ¿Cuales son tus apuestas en Serie 5?
En este álbum hay bastantes canciones que pueden conectar con una audiencia amplia. Hablo de cosas muy cercanas y que cualquier persona conoce. Algo grande junto a Albany, habla de amor, de la vida y de la amistad, tiene un mensaje directo y entra muy bien al oído. Con Israel B hicimos Sube y mueve, muy vacilona, te dan ganas de bailar según das al play, también creo que se puede pegar. La lanzamos con un vídeo muy sugerente y seductor visualmente hablando.
Has titulado tu nuevo álbum con el nombre Serie 5, como tu coche. Se da por hecho que el automovilismo es otra de tus pasiones. Hay muchas referencias al mundo de los coches en tus barras, el nombre del álbum, tu logo, etc. ¿Cuándo empieza a interesarte este mundo?
De niño me encantaba jugar con coches, al hacerme más mayor, siempre he tenido amigos frikis del motor, hemos ido a circuitos de risas a hacer tandas, y en el barrio siempre con scooters, y carros rulando. Eso y mi pasión por las road movies, películas que narran dramas o aventuras a lo largo de un viaje, fueron fuente de inspiración para contar una historia con todos esos elementos, y poder hacer un homenaje a todos esos momentos vividos.
La portada del álbum es espectacular, un tanque está aplastando tu coche, y tú tranquilamente sentado sobre el maletero fumando y con un perro al lado. Yo lo interpreto como una metáfora sobre tu templanza, como si ya estuvieras curado de espanto y ninguna desgracia te puede hacer perder los nervios. ¿Quizá también has querido transmitir que las cosas materiales, por mucho que nos gusten, realmente no valen nada?
Me gusta que sea el espectador el que le da un sentido a la foto, para cada uno creo que puede decir algo distinto. Por una parte, es un homenaje vanguardista a las típicas portadas de raperos con coches, de los ochenta y noventa, por otro lado, la portada, como bien dices, es una metáfora de la sociedad que vivimos, de mí mismo, y de cómo veo el mundo que me rodea.
Es bastante salvaje, tiene mucha energía animal, bestia, pero a la vez muestra sutileza y cuidado. Ilustra lo superficial de lo material y el poco valor que tiene ante el espíritu. Su responsable es Javier Díaz, mi fotógrafo de siempre, el que ha realizado el resto de mis portadas, miembro también de nuestro colectivo.

“La sociedad cambia y los gustos, modas, formas de pensar, se van adaptando a esos cambios, pero lo que es auténtico, siempre será autentico, y lo que es plástico, da igual el tiempo que pase o cómo se presente, que seguirá siendo plástico.”
Tu foto de perfil en Instagram es como el emblema de BMW Alpina, pero con tu nombre y un escudo dividido en verde y azul. En ella se hace referencia a Madrid con el obelisco de Plaza Castilla, pero, ¿cuál sería el simbolismo del resto de la imagen? ¿Cómo, con quién y cuándo hiciste este sello tan personal?
Toda nuestra imagen visual la trabajamos en casa, es un rasgo que nos caracteriza a Ziontifik, es un proceso casi de manufactura para nosotros que nos gusta tener bajo control. Yo quería reflejar algo maduro pero deportivo a la vez, mostrar que algo clásico puede ser moderno, incluso futurista. La persona a cargo del artwork es Rubén Alonso, que junto a Maquiavelic han hecho un trabajo excelente a lo largo de los últimos meses. Compartiendo mi visión con ellos, me hacían llegar propuestas increíbles todo el rato, que casi dolía descartar, es un gusto trabajar así.
En el poema que recitas en la presentación del álbum también dices: “Entré en esto para trascender, ser mejores, crear belleza y conciencia”. ¿Sobre qué dirías que creas conciencia con tus letras? Dices que estás orgulloso de ti mismo, ¿te consideras un ejemplo a seguir? A mí en particular sí me lo pareces.
Con este trabajo he dibujado escenas que podrían pertenecer al submundo de cualquier gran ciudad, aunque gran parte de la inspiración es de Madrid, realmente es internacional, multicultural; te puedes identificar con él sea tu país el que sea, y sea tu raza la que sea. Historias de amor y de odio, de ilusión y drama, en un entorno de barrio y de clase trabajadora. Eso es lo que quiero transmitir, que somos todos iguales, y que lo importante es no pisarse los unos a los otros.
A través del arte te puedes organizar y no solo participar en la vida, sino ganártela muy bien. No sé si soy un ejemplo, pero en cierta manera sí que quiero inspirar a los chavales, mostrar las opciones, que la saga continúe.

“No se puede ser rico si la gente que te rodea es pobre. Solo a través de la riqueza general, tú te puedes sentir bien contigo mismo. Y si te sientes rico rodeado de pobreza eres un depredador y un insolidario”. Mientras dices esto de fondo en el vídeo aparecen imágenes de recogida de alimentos. Estamos viviendo momentos muy complicados por culpa de la pandemia.
De alguna manera los momentos difíciles pueden sacar lo peor de las personas, pero también es una oportunidad para sacar lo mejor. La solidaridad que he visto en mi barrio, como en muchos otros, durante la pandemia ha sido una fuente de inspiración y me ha dado muchas fuerzas para seguir luchando y avanzando. A su vez, creo que mi personalidad es un poco así, cuando las cosas se complican, crezco, me vengo arriba.
Como buen rapero, hemos visto que te gusta la poesía. Me encanta tu video El perro y el fracaso, en que lees el libro Pequeños poemas en prosa. Los paraísos artificiales. ¿Recurres mucho a la lectura para inspirarte y enriquecer tus rimas? Dinos algún autor de referencia para ti.
Uno de los últimos libros que me he leído es Pandemia, de Slavoj Žižek, un ensayo cortito sobre el mundo que nos deja el coronavirus, con su estilo divertido e incisivo, me ha encantado. Žižek es un filósofo que me gusta leer, aunque no siempre esté de acuerdo en su visión, siempre aporta algo interesante. No tengo todo el tiempo que me gustaría para leer, pero intento sacar ratos.
Además de rapear, también eres actor. Ganaste un Goya a los 22 años por El truco del manco, ¿sigues dedicándote a ello? ¿Te veremos pronto en otra serie o película?
Siempre me dedicaré a la interpretación y a la música, es algo que no voy a dejar nunca, es un hambre que siento dentro y que tengo que saciar. Es mi forma de relacionarme con el mundo, de expresarme y de luchar. Poder hacerlo es muy complicado, y ya sabéis todo lo que ha ocurrido este último año, sacar adelante un proyecto es casi un milagro, pero estoy seguro de que va a salir algo pronto, todas las energías están puestas en ello, y ya lo veo caer.
En el videoclip Sube y mueve la estética es muy Y2K. Los bancos con mesa de ajedrez típicos de cualquier parque, los abrigos de plumas, las marquesinas y cabinas de teléfono pintadas, el humo y la música… pura adolescencia en los años 2000 en Madrid Sur. ¿Cómo fue la tuya?
Recuerdo mi adolescencia con mucha diversión, me lo he pasado muy bien siempre, y habido mucha luz y experiencias increíbles... Mi familia siempre me ha apoyado y querido mucho, al igual que mis amigos. Considero que he tenido una vida plena y me siento muy agradecido por ello. Por supuesto que ha habido muchos momentos complicados, y mucha lucha por salir adelante, como cualquier familia de clase obrera, pero mi sensación es agradable al recordarlo.

En Joyería cantas: “Yo escuchando 2Pac, tú escuchando Lil Pump”. ¿Qué otros artistas te sirven de inspiración? ¿Cómo crees que ha afectado este cambio de referentes en las nuevas generaciones?
Cada generación tiene sus referentes, la música está todo el rato en constante movimiento, y tiene que seguir siendo así. La sociedad cambia y los gustos, modas, formas de pensar se van adaptando a esos cambios, pero lo que es auténtico, siempre será autentico, y lo que es plástico, da igual el tiempo que pase o cómo se presente, que seguirá siendo plástico. Como artistas y como sociedad, debemos buscar la verdad.
Estamos en un mar de fake news y manipulación informativa constante. Es importante no dejarse engañar, y eso solo se consigue a través de la cultura y el aprendizaje.
El tema con Albany nos ha sorprendido. ¿Crees que sois similares? Ambos habéis tenido una infancia complicada y vivís con los pies en la tierra. ¿Cómo surgió la colaboración?
Albany es una mujer maravillosa y humilde. Tiene un talento increíble y mucho futuro. Ella y yo somos muy parecidos en muchas cosas. Hemos vivido circunstancias parecidas en nuestras vidas, y de alguna manera, compartimos ciertas visiones sobre la música y la industria. Hemos compartido mucho tiempo juntos y tenía que ocurrir la canción. Quisimos reflejar en nuestro tema esas ganas de crear algo bonito, importante, la ambición de ser mejores, a través del amor, en tu barrio, y que no importa de dónde vienes, si no a dónde vas.
Como dices con Recycled J en Podrías decirme: “¿Cuál es tu combustible? Que te hace invencible”, así que quería preguntarte, ¿cuál es el tuyo?
La cultura es la riqueza de los pobres, eso te hace invencible, aportar a la gente y ayudarla de alguna manera no tiene precio. Elevar tu espíritu y crear belleza, eso te hace inmortal. Mi combustible es el teatro, la música, mi gente, seguir creando y vacilando.

Texto
Carmen Marigorta Shaw
Fotografía
Eduardo Fabri
Estilismo
María Simún

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados