CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
El pasado martes 22 de noviembre tuvo lugar en el Palacio de Santa Bárbara de Madrid la presentación de Johnnie Walker Red Rye Finish, el primero de la nueva serie de whiskeys que la casa escocesa ha estado desarrollando mediante la experimentación. 

La jornada fue intensa. Empezó con un ciclo de master classes para creativos en las que participaron profesionales como María Ke Fisherman, Alberto García-Alix, Gorka Postigo y Debbie Smith, entre muchos otros. Después de unas horas dedicadas al aprendizaje, tuvo lugar una experiencia gastronómica de la mano de Rodrigo de la Calle, que fue galardonado al día siguiente con una estrella Michelin. El menú degustación estuvo inspirado en la naturaleza, como no podía ser menos, ya que el chef es uno de los máximos impulsores de la gastrobotánica en España. Seguidamente, Tom Jones (maestro blender) y Missy Flynn (conocida barmaid británica) hicieron una demostración de la importancia de la creatividad a la hora de crear whiskies con sabores imprevistos. Los asistentes, además, tuvieron la oportunidad de inventar su propio whiskey. Ya entrada la noche, y con los ánimos subiendo exponencialmente, los DJs se apropiaron del Palacio: nada menos que Pional, Benji B, Nano 4814 y Javi Bayo. Mientras sonaba la música, los invitados pudieron degustar algunas de las mezclas creadas por Missy Flynn.

Con todo, no cabe duda de que para Johnnie Walker el blending es todo un arte. Y como tal, se merece todo el estudio y experimentación que se le pueda dar. De aquí nacen estos nuevos whiskeys que, bajo la supervisión del blender Jim Beveridge, se caracterizan por incluir sabores sorprendentes que salen de experimentar, por ejemplo, con vino, café o chocolate. La joya de la corona es Johnnie Walker Blenders Batch Red Rye Finish, una mezcla perfecta con la que se dio después de hacer más de 50 experimentos. Las técnicas utilizadas por los blenders de Johnnie Walker siguen la tradición escocesa y eso se nota en el producto: uno siente que contiene historia y trabajo duro y es transportado a los paisajes verdes de donde proviene.

Texto
Aida Belmonte

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados