CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Desde un enfoque sociológico que traspasa la mitomanía, la exposición Cine y moda. Por Jean Paul Gaultier, coorganizada por la Fundación la Caixa y la Cinémathèque française, propone hasta el 5 de junio en el Caixaforum Madrid un viaje ecléctico que entrelaza cine y moda a través de la óptica de Jean Paul Gaultier como diseñador de vestuario y también como cinéfilo. La muestra analiza el contexto de creación del vestuario para películas y acentúa aspectos clave como el empoderamiento femenino y su reflejo en la moda y la filmografía del siglo XX.

El espacio expositivo consta de más de cien piezas de indumentaria de Coco Chanel, Yves Saint Laurent, Pierre Cardin o Paco Rabanne que se presentan en ochenta looks icónicos del cine (originales y recreaciones) con vestidos de Audrey Hepburn, Marlene Dietrich, Sharon Stone, Grace Kelly, Catherine Deneuve o Madonna. También se incluyen fragmentos de noventa películas y ciento veinticinco elementos de representaciones gráficas entre originales y reproducciones. La gran mayoría provienen de la Cinémathèque française a los que se suman préstamos nacionales e internaciones. Para la ocasión se han agregado elementos de veinte filmes de producción española con incursiones de Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Antonio Banderas, Balenciaga y Pertegaz.

Jean Paul Gaultier, una de las personalidades más originales de la moda de las últimas décadas, es el director de arte y comisario de la exposición, dada su indiscutible relevancia como creador de vestuarios de películas emblemáticas como La mala educación, Kika o Querelle, y también como amante del cine. La labor de Jean Paul Gaultier se focaliza en una reflexión humorística sobre los arquetipos de género, que él ha tratado siempre de desbaratar. “El talento y experiencia de Jean Paul Gaultier consiguen dar forma y contenido, lucidez, intensidad, atrevimiento y humor a la muestra”, comenta Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación la Caixa, durante la presentación.

El gran patrimonio de esta exposición es el eclecticismo, la mirada de autor y la capacidad de relacionar vestidos, imágenes, películas y carteles. Esta exposición de autor refleja dos aspectos clave: la defensa del empoderamiento femenino y de la diversidad; y la reivindicación de los diferentes tipos de belleza más allá de los cánones habituales. La exhibición transmite la magia de la puesta en escena mediante una sólida base de realismo y análisis que cuestiona los estereotipos de una sociedad que es creadora y receptora de cine. “Se trata de una muestra que trasciende la moda y el cine y que pretende hacer reflexionar sobre el papel que estas dos industrias ejercen como agentes de transformación en nuestra sociedad”, aclara Durán.

Una de las salas del recinto está dedicada a Falbalas (1945), film francés dirigido por Jacques Becker imprescindible por su aportación al cine y al mundo de la moda. Marcel Rochas se ocupó del vestuario de esta película, uno de los primeros diseñadores que entendió que el cine podía ser usado como embajador de sus diseños. Falbalas motivó a Gaultier a convertirse en diseñador cuando tenía 13 años.

“La relación entre cine y moda es inmensa. El cine muestra la evolución de la mujer y del hombre en la sociedad a través de la moda, que a su vez toma como inspiración lo que sucede en la calle”, explica Gaultier. La mujer, antes considerada un objeto, comienza a ganar cada vez más fuerza y poder, desde el punto de vista de la sociedad. Por el contrario, el hombre se fragiliza hasta llegar a convertirse en objeto. Esta transformación se aprecia tanto en el cine como en la moda. Es el punto de partida que el propio Gaultier utiliza para dar inicio al diálogo de apertura de la exhibición introducido por Elisa Durán y conducido por Frédéric Bonnaud, director de la Cinémathèque française.

La colaboración de Gaultier con cineastas le ha permitido trabajar con Pedro Almodóvar en varias ocasiones: “Yo ya era fan de sus filmes. Las mujeres de sus películas reflejan el cambio de la época y el espíritu de libertad que se vivía en España cuando él comenzó a hacer cine. Almodóvar no presenta a chicas objeto, tontas, sino a mujeres fuertes, empoderadas, con carácter”. Es el caso de Rossy de Palma, Marisa Paredes o Victoria Abril, algunas de sus actrices fetiche. Fue Almodóvar quien le propuso hacer el vestuario para algunos de sus proyectos.
Puedes ir a visitar Cine y moda. Por Jean Paul Gaultier, en Caixaforum Madrid, P.º del Prado, 36, 28014, hasta el 5 de junio.

Texto y fotografía
Paco Neumann

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados