CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Cuando hablamos de tendencias no hablamos de premonición. No hablamos de una bola mágica o de un dedo en el aire que predice hacia dónde va a soplar el viento. Hablamos de algo mucho más consecuente y casi lógico, aunque no preciso y exacto. Analizar tendencias es saber cazar un color, una palabra, un gesto, un sabor… Es el arte de adivinar energías, de interpretar señales frágiles y de poner la sociología al servicio de estas perturbadoras expresiones, que van a ser, al fin y al cabo, las consiguientes actitudes y corrientes de nuestro futuro.

El pasado jueves 23 de marzo el Museu del Disseny de Barcelona puso a nuestra disposición un testimonio antropológico y sociológico único. La generación de un espacio efímero dio lugar a una conversación sobre cultura y sociedad y puso sobre la mesa las claves para pronosticar el mañana. La Jornada de Creatividad y Tendencias, que celebró su gran éxito por segunda vez, fue capitanizada por Vincent Grégoire, director creativo de la agencia Nelly Rodi, y amenizada por una mesa redonda titulada Miradas creativas. Conexiones y Hibridaciones, de la que formaron parte la directora de Tendencias.tv, Francesca Tur; Luís Cerveró, de Estudio O; Inés Sans-Miró, de Casa Bonay; Daniel Córdoba-Medina, de The Hunter y David Carabén, del grupo Mishima. La guinda final la pusieron Marta Marín, directora del Máster de Comunicació de Moda en la Universitat Ramon Llull (entre otros) y Daniel Peréz, consultor en comunicación estratégica para marcas lifestyle, con un Diálogo sobre la revalorización de lo humano. Este privilegiado marco abrió las puertas a distintos talleres que giraron en torno al mundo de la moda, de la joyería, de la documentación, de la publicación editorial y de la cerámica, y que tuvieron lugar en el mismo recinto.

Vincent Grégorie, desde su pericia como agente de estilo y prospectiva en una de las agencias de tendencias más reconocidas del globo, cuestionó los comportamientos y los valores que emergen a raíz de la ya retumbante llamada Generación Z. Esta generación ha irrumpido en nuestra sociedad mutando sin prejuicios las reglas del juego. Han nacido adaptados a un contexto de crisis y a una avalancha tecnológica y son impulsores de cinco valores enteramente intrínsecos en ellos: Care (compromiso), Dare (audacia y atrevimiento), Talk (intercambio y diálogo), Bespoke (personalización) y Now (inmediatez y eficacia). Este reclamo es la energía que mueve las corrientes del futuro y anticipa las influencias, las tendencias estéticas y las próximas líneas de consumo. Aquellos que tuvimos la suerte de asistir al evento pudimos contextualizar y analizar con el experto cinco perfiles descritos en el trendbook Life&Style 2018-2019 que lanza la agencia una vez al año. Estos estilos inspiran el diseño, el interiorismo, la gastronomía, la arquitectura, la moda y la estética (entre muchos otros) y cristalizan en cinco nombres: The Functionals, The Pathfinders, The Solutionists, The Luxocrates y The Contemporaries. Los primeros son funcionales y no responden ni a modas ni a tendencias, simplemente tienen una necesidad y la quieren satisfacer. Por otro lado, el segundo grupo se define por su obsesión con el Sol y los valores tradicionales, la cultura y la historia. Encuentran el camino en la tranquilidad del saber, del poder y del conocimiento, y se arropan sobre todo en la energía femenina. Los Solucionistas son aquellos que encuentran el camino en la solución del problema, una respuesta construida entorno a la emoción y al hedonismo. Les caracteriza su obsesión por el agua, el verde, la sostenibilidad y la naturaleza. Los Luxócratas son los que entienden la vida como un juego. La expresión y el espectáculo son sus motores vitales y energéticos, su vida es un show off, es salirse del límite, es dadaísmo, es una cuestión de actitud y de estilo. Finalmente, los Contemporáneos se definen por su racionalidad e intelectualidad. El minimalismo, la esencia, el vacío, la reacción. Su narración hiperconceptual les empuja a la pureza, incluso a la pobreza, y a valores utópicos y rescatados, como el comunismo.


En definitiva, el replanteamiento del poder y de las élites, de los responsables de la uniformidad y la globalización de las cosas, ha empobrecido la creatividad. Así pues se espera un futuro donde aquellos que sobrevivirán serán los más flexibles, no los más grandes. Más intuición, más humanidad, más diversión y más ética. Gozar del placer, de la fantasía y de la libertad. Consejos de un gurú que sabe lo que dice.

La segunda parte de la jornada la dinamizó Francesca Tur junto a tres inquietas mentes creativas. Una conversación entre amigos puso en relieve las experiencias y las vivencias de un grupo que dio el toque terrenal a las jornadas con su ironía, cercanía y humor. ¿Y cuáles son los insights que sacamos de este encuentro? Que todo pivota sobre la autenticidad y el sentir, que la humanización y la honestidad es lo que debemos ofrecer y que la razón, para ser un buen creativo, nunca debe matar al instinto. Toda una lección que desmontó verdades totémicas y cuestionó los principios de la modernidad.

Finalmente, Marta Marín, Daniel Pérez y el público establecimos un diálogo entorno a una macrotendencia que está abrazando el mundo: la revalorización de lo humano. Trazando un contexto esencialmente caótico y crítico como el que nos precede, marcado por las guerras, por las rupturas, por el miedo y la desconfianza, nace la idea de revitalizar y humanizar lo deshumanizado. El desencanto por lo vivido ha propiciado que el mercado creativo se enfoque hacia un futuro distópico, no utópico, centrado en los sentimientos y las emociones. Saturados de estímulos, abundancias y excesos las personas respondemos a la experiencia, a aquello que nos hace sentir. Una experiencia inmersiva y sensorial y que necesita activar todos nuestros sentidos.

Y con este sobrado despliegue de conocimiento, cultismo y realidad nos fuimos para casa, con la cabeza llena de evidencias encontradas, con la libreta llena de garabatos y notas y con la sensación de haber asistido a unas Jornadas de inspiración, reacción y activación.

Words
Alba Riera

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados