CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
El diseño de moda siempre le había interesado, pero no fue hasta el periodo de confinamiento que la joven Patty Mañá decidió crear su marca, Nimph. Inspirada en las ninfas, las hadas y el mundo fantástico, la joven diseñadora pretende “crear una vía de escape, un mundo paralelo, un espacio seguro donde todas las personas se vean representadas y reflejadas”. 

En su primera colección podréis ver desde rotos, costuras del revés y patrones imperfectos con cuellos irregulares hasta estampados imposibles, transparencias y colores chillones. Asegura que trabajar con telas recicladas y ropa de segunda mano tiene sus limitaciones, pero que es un proceso creativo artesano y lento que vale la pena y del que quiere seguir aprendiendo. De hecho, nos confiesa que ya está trabajando en su segundo proyecto. ¿Cómo será? Sigue leyendo para descubrirlo.

Patty, ¿por qué decidiste adentrarte en el mundo de la moda? ¿Siempre habías tenido claro que querías crear tu propia marca o es algo que se te pasó por la cabeza más recientemente?
La verdad es que siempre, desde muy pequeñita, he querido ser diseñadora de moda. Lo de decidir crear mi propia marca ha sido más reciente, pero ha sido una decisión que se ha ido desarrollando de forma muy orgánica. Ya hace un año que estaba haciendo camisetas y prendas para amigxs y vendiéndolas en mi Instagram, en algún mercadillo, etc. Y bien, durante el confinamiento (como muchas otras personas) he tenido el espacio y el tiempo suficientes para darle caña al proyecto, decidir tirarlo adelante, solidificarlo y desarrollar una pequeña colección.
Nimph es un proyecto creado por una comunidad de jóvenes pero en la que tú eres la capitana. Tu equipo está formado por artistas como tú (fotógrafos, bailarines, actores y actrices…) pero, ¿por qué se involucraron en este proyecto donde la protagonista es la ropa?
Nimph es resultado de la puesta en común entre artistas de distintos ámbitos que han aportado su personalidad, visión y trabajo individual. Todas y cada una de las personas que han participado han tenido total libertad de creación en sus respectivos ámbitos. Con Mireia Deulofeu (@mireia_deulofeu), la fotógrafa, dimos vida a la criatura Nimph; Marta Ochoa (@mrtaochoa) le dio forma al nombre haciendo el logo y creando animaciones 3D; el equipo de @ginaguaschteam hizo realidad el mundo digital de la marca, y @maxtorresal creó un universo paralelo donde las criaturas pudiesen existir. Sin la involucración de todxs y cada unx de ellxs, Nimph no sería lo que es ahora.
Estoy eternamente agradecida de poder contar con amigxs tan creativxs. Diría que lo más interesante de Nimph son los valores por los que apuesta, ya que resuenan a tope con el momento y también con los jóvenes de hoy en día. Sostenibilidad, diversidad y colaboración, ¡es lo que queremos!
Ya que has decidido que Nimph sea el nombre de tu firma, ¿de dónde surge esta atracción por el mundo fantástico? ¿Qué significado tienen las ninfas para ti?
Las ninfas y la fantasía representan para mí un conjunto de valores utópicos que quería traducir de forma directa a la marca. El imaginario fantástico es un espacio con infinidad de posibilidades, donde desde pequeñitos hemos relacionado conceptos como la armonía y la exuberancia. En los cuentos de hadas reinaba la paz, y todas y cada una de las criaturas que habitaban en él tenían su lugar y eran aceptadas por las demás. Con Nimph pretendo crear una vía de escape, un mundo paralelo, un espacio seguro donde todas las personas se vean representadas y reflejadas mientras el mundo actual se adapta a los cambios necesarios para un futuro positivo, verde y diverso.

En el manifiesto explicas que la firma “nace en un contexto social complicado en el que el mercado pide responsabilidad, sostenibilidad, austeridad y atemporalidad”. ¿Qué pros y contras tiene trabajar como lo haces? ¿Tienes pensado ir más allá con el tema de la sostenibilidad, por ejemplo utilizando otro tipo de materiales y productos reutilizados?
¡Por supuesto! Este es el principio de un precioso viaje de aprendizaje y de búsqueda de nuevas formas de producción, nuevas prácticas y métodos de crear y diseñar de forma sostenible. En cuanto a los pros de producir mediante el upcycling, diría que es crear piezas únicas y distintas cada vez. Eso me encanta, siento como que hago pequeños tesoritos. Pero a la vez es un límite para la producción, ya que muchas veces encuentro telas que me encantaría usar para hacer diversas prendas pero no es posible. Es un proceso creativo que limita, pero el truco está en ver la infinidad de posibilidades que hay en esa limitación.
Está claro que la sostenibilidad es muy importante para ti y tu equipo, y que en cada uno de vuestros diseños le hacéis un homenaje. Vuestras piezas tienen una visión ecofuturista pero, ¿esta forma de disfrutar de la moda hecha con telas recicladas siempre ha sido una prioridad para ti o te has concienciado más de ello tras la situación que hemos vivido este año con la pandemia mundial?
Soy una amante de la ropa vintage y de segunda mano, siempre me encontrarás husmeando en las tiendas de Humana, pero mi mayor fuente de inspiración para tejidos es el armario de mi abuela. El crear a través de reutilizar y reciclar es algo que llevo trabajando hace algo más de un año y surge como respuesta a la necesidad y la inquietud de querer llevar ropa y reutilizar tejidos de prendas de mi abuela, que si no hubiera modificado o arreglado no me hubiese puesto.
Nimph es una firma que trabaja con telas residuales y ropa de segunda mano seleccionadas cuidadosamente en mercados y en armarios de seres queridos, para luego reconstruirlas hasta transformarlas en piezas únicas y de estética ‘dirty design’. Explícanos un poco en qué consiste esta estética y por qué este concepto define el proceso productivo con el que trabajáis.
El ‘dirty design’ es un movimiento estético y conceptual que pretende dar luz y explorar los límites de la imperfección. Da la espalda a todo aquello considerado limpio, brillante, nuevo y abraza lo irregular, imperfecto y sucio. Sucio en el sentido figurado de la palabra, ninguna de nuestras prendas te vendrá bañada en barro, pero sí encontrarás como elementos decorativos una multitud de hilos, alguna pequeña marca que habla de las anteriores vidas del tejido que llevas ahora puesto, costuras del revés, patrones imperfectos con cuellos irregulares, etc. Queremos que sepas que no es la primera ni quizá la segunda vida que se da a los materiales que se han usado para crear lo que llevas puesto.

No solo has sacado al mercado una marca de ropa nueva, sino que también has creado una nueva comunidad de personas a quienes les apasiona la estética que define la firma y que se identifican con los valores que quieres transmitir con tus piezas. ¿Crear un espacio seguro para tus seguidores queer entraba en tus planes desde el primer minuto o ha sido algo que se ha ido gestando a lo largo del proceso de creación de la marca?
En Nimph quería reflejar y proyectar todo lo que me gustaría que las demás marcas fuesen, y es por eso que crear un espacio seguro ha formado parte de los fundamentos sobre los que quería construir Nimph desde el primer momento. Para mí es súper importante apoyar la diversidad y la inclusión. ¡Todas las marcas deberían ser así! Así que nunca me había planteado un discurso que no fuese queer. En mi día a día cada vez está más presente todo este mundo, ya que es el lugar donde me siento y me he sentido siempre más cómoda y apoyada.
Colores neutros como el negro, el beige o el blanco, otros más chillones como el verde neón, el rojo o el violeta, las transparencias, los estampados tropicales y psicodélicos que recuerdan a los años 60, los tejanos, el neopreno, las cadenas, las formas asimétricas y las prendas rotas caracterizan la primera colección de Nimph. ¿Qué es lo que hace Patty a la hora de diseñar? ¿Primero busca las telas y la ropa para después pensar que hará con ellas, o primero piensa en qué va a diseñar y luego busca los materiales?
¡Depende del momento, de la colección o incluso la prenda! Estoy priorizando la creatividad ante la presión de ser super efectiva y metódica. La primera colección la hice de forma muy intuitiva, tanto buscando materiales como juntándolos. Para la segunda colección, en la que ya estoy trabajando, estoy planeando un poco más el resultado, sobre todo porque ahora tengo la primera colección como referencia y hay cosas que me gustaría arrastrar a la segunda colección o traducir prendas de la colección de verano a invierno.
Tus prendas no siguen las tendencias ni el calendario establecido por el mundo de la moda. ¿Cuáles fueron los motivos por los que te decidiste que funcionase al margen de lo que nos tiene acostumbradas la industria de la moda?
El principal motivo de seguir este formato de release es la sostenibilidad, que va ligada no solo a las cantidades sino también al ritmo de producción y de consumo. En Nimph creamos productos positivos, es decir, que tienen el mínimo impacto dentro de nuestras posibilidades. Ahora mismo, el proceso de producción es totalmente artesano. Selecciono, deconstruyo y reconstruyo las prendas yo misma una a una, así que el proceso es lento y requiere de periodos más extensos entre colección y colección.

Además, tus diseños celebran la diversidad. Algo que sin duda caracteriza a las criaturas nimph. Podríamos decir que Nimph es una marca liberal que no entiende de género ni de etnias. ¿El motivo que la marca tenga estos valores se debe a que siempre te has rodeado de gente diversa?
La clave aquí es que Nimph SÍ entiende; ¡entiende y conoce y da visibilidad a estas diferencias, las enlaza y celebra!
Para terminar, tu carrera en el mundo de la moda no ha hecho más que empezar. Las colecciones que irán saliendo a lo largo del año estarán a la venta a través de la web y en stockists seleccionados. ¿Cómo se depara el futuro de la marca, ya has empezado el periodo creativo para las próximas prendas? ¿Cuál es el siguiente paso que te gustaría realizar para seguir creciendo?
La siguiente colección ya está en marcha y poco a poco va cogiendo forma. ¡Tengo muchas ganas de ver hacia dónde me va a llevar! Poco a poco me gustaría ir incorporando nuevos productos y expandiendo mi equipo, por supuesto. También me gustaría, quizá más adelante, instaurar la posibilidad de hacer prendas con pre-order, estamos trabajando en ello para poderlo llevar a cabo.

Texto
Blanca Roca Porta
Dirección creativa
Mireia Deulofeu & Patty Mañá
Fotografía
Mireia Deulofeu
Estilismo
Patty Mañá & Flor Violeta Sobrequés i Palm
Peluquería
Tatu Hausman
Maquillaje
Lluc Lobez, Sandra Martín Díaz, Silvia Rubio
Modelos
Guillem Jimenez, Mijal Perez Saggio, Favela, Josep Barnadas, Berta Cascante, Nora Cascante, Rosana Ehizele Ozgul, Hary Safu Oz, Blanca Arias, Julia Valdés, Dina Bougnouch & Bet Calleri
Asistente peluquería
Maria Pena
Asistentes de fotografía
Aina Anderton & Laia Xixons

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados