CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
El productor Da Rocha y el poeta de Liverpool residente en Barcelona, Big Ally acaban de presentar M1, su primer EP editado por Prinzedom, una fusión exquisita de los entornos de ambos integrantes: textos de aventuras y experiencias en los bajos fondos de Liverpool o Manchester mezclados con la influencia sonora de alguien que ha sido criado entre una fábrica de coches y un estadio de fútbol, en el barrio vigués de Balaídos. ¿El resultado? Cinco tracks fugaces que oscilan entre el spoken-word y el punk experimental que nos teletransportan a la barra de un pub cutre de cualquier ciudad industrial británica. Su lanzamiento viene acompañado por el videoclip de Blokes, realizado por Mar Suárez y protagonizado por la danza de Richard Mascherin, toda una oda al concepto de ‘caída’ en todas sus formas.

Sois dos artistas residentes en Barcelona pero venís de Galicia y de Reino Unido. ¿Podéis presentaros y contarnos un poco quiénes sois?
El Rey de la Gamba es un empresario de Liverpool. Fue dueño de una conocida cadena de restaurantes de tapas con el mismo nombre en UK, pero una vez llegó a Barcelona lo dejó todo para dedicarse exclusivamente a escribir poesía.
Álvaro Da Costa es un artista multidisciplinar nacido en Vigo. Después de su formación clásica en las artes plásticas llega a Barcelona, donde comienza a implicarse en múltiples proyectos musicales. Actualmente se dedica a componer para anuncios, series de televisión y es DJ en inauguraciones y centros comerciales.
Escuchar M1 es casi como ver una película de cine social británico de los años 90…
Los personajes que aparecen en M1 aún tienen resaca desde los años 90. Todavía huelen a la última birra que se tomaron y tienen los zapatos manchados del vómito de ayer. La última vez que se miraron al espejo fue cuando se peinaron en el baño de un pub en 1999.
Si buscas en google Magnum M1 aparecen agujas para tatuar, ¿tiene el título de vuestro EP algo que ver con esto o para nada?
Magnum es una marca de helados, revólveres y preservativos, una serie de televisión de los 80 y una agencia de fotografía. El título del EP viene de un modelo deportivo de BMW de los años 90 que El Rey de la Gamba tuvo hasta que se lo embargó el banco hace unos meses.

Sois de dos lugares lejanos y a priori dispares pero, aún así, mantenéis ciertas similitudes. ¿En qué momento os conocéis y os dais cuenta de que podéis fusionar vuestros entornos culturales de esta manera?
Da Costa conoció a El Rey de la Gamba cuando estaba paseando por la Barceloneta una noche, y vio que echaban a un guiri de un restaurante de un bandejazo en la cara y se caía de morros en la acera. Cuando se acercó a ayudarle tenía la nariz ensangrentada, estaba completamente borracho, empezó a vomitar y a llorar porque los amigos, con los que había venido a salir de fiesta un finde, se habían vuelto a Liverpool sin él unas horas antes. Da Costa lo acogió en el sofá de su casa durante unas semanas y lo ayudó a recuperarse. Las semanas se hicieron meses, se dieron cuenta de que tenían mucho en común, y entonces surgió la idea de hacer música a partir de los poemas que El Rey de la Gamba escribía compulsivamente en esta época.
Alex, tú eres poeta y en este proyecto has utilizado tus textos de aventuras en los bajos fondos de Liverpool o Manchester y de ahí nacen temas con nombre propio como Hawaii Tom, Andy O´Brian. ¿Dirías que M1 es una especie de diario recopilatorio de experiencias/personajes curiosos con los que has coincidido?
He vivido un tiempo en South Manchester y si hoy en día vas a Withington High Street, te encontrarás a Hawaii Tom bailando hula hoop bajo la lluvia y a alguien gritando Andy O’ Brian desde su furgoneta, arrastrándose lentamente por las calles de casas adosadas. Si te metes en cualquier pub de Liverpool con una grabadora y la dejas unas cuantas horas, tendrás el M1 grabado exactamente igual.
Parte de vuestro imaginario gira en torno a la rutina fábrica-pub-hogar en una ciudad industrial. ¿Cómo se puede extraer inspiración y creatividad de estos ambientes grises y decadentes y convertirlo en un proyecto musical de spoken word y punk experimental tan interesante?
Ambos nacimos en ambientes muy parecidos. Da Costa se crió en el barrio de Balaídos, donde todo gira en torno a la fábrica de coches, el estadio de fútbol del Celta de Vigo y las decenas de bares que hay por todo alrededor. Por otro lado, El Rey de la Gamba creció entre los pubs de Liverpool y después de Manchester. En las dos ciudades hace un frío que pela, siempre está lloviendo y las dos están llenas de fábricas de cerveza y galletas. En M1 se habla de personajes de Liverpool y Manchester, pero en realidad son muy parecidos a los que puede haber en Vigo y en muchas otras ciudades con condiciones similares.

Me gustaría saber más del proceso creativo de una canción. Da Rocha, ¿creas la música a partir de las letras de Alex o es al contrario? Explicadnos.
Un día El Rey de la Gamba vino a casa a grabar unos poemas y le metí un bombo y una caja a uno. Nos gustó mucho como quedaba y decidimos montar un grupo. Esa fue la primera canción que hicimos (Hawaii Tom) y la dejamos así tal cual. Después, el resto de la música fue creada una vez grabamos los demás poemas. A decir verdad, apenas sabía de qué trataban cuando empecé a hacerla. Sí que me había comentado muy por encima las diferentes historias, pero sinceramente no entendía nada de lo que decían por la jerga y la expresiones que usaba. Más tarde le pedí que me los tradujera y nos dimos cuenta de que el sonido cuadraba perfectamente con las historias.
He leído que M1, lanzado bajo el label de Barcelona Prinzedom, sale en formato de una tarta que se vende, se come y se escucha. Habladnos de qué es esto.
Esto nace de que El Rey salió de casa un sábado por la mañana a comprar una tarta para el cumpleaños de su hija. Por el camino se le ocurrió que estaría bien imprimirle una fotografía de su propia cara encima. Muy orgulloso de su idea, decidió parar un momento en el pub antes de llegar a casa a tomarse una birra. Cuanto más bebía, más contento estaba con la sorpresa que le iba a dar a su niña y más sentía que era un padre maravilloso. Viendo que se había hecho tarde salió a toda prisa del pub y nada más pisar la acera perdió el equilibrio y se le cayó la tarta al suelo. Esto es lo que se ve en la portada de M1. Queríamos hacerle homenaje a esta anécdota que le pasó a El Rey de la Gamba y por eso el álbum se vende en formato pastel.
Estas tartas de las que hablábamos son de Mar Suárez (@cakey_pic) y las podemos ver plasmadas en la portada de M1, con vuestras caras en ellas, y están aplastadas en el suelo, dando la sensación de ese fracaso total que parecen desprender los personajes de los que Alex habla en las canciones. Contadnos, ¿es esa la idea que queríais transmitir?
Totalmente. Este momento de completo fracaso es un eco de todos los personajes que forman M1. Cada uno es un pastel con su cara impresa en él y espachurrado contra la acera mojada. Por 35 euros puedes experimentar tu propio fracaso encargando tu tarta a nuestra pastelera de confianza.

Hablando del concepto de fracaso, el mismo vídeo de Blokes –también dirigido por Mar– que cuenta con la performance del bailarín Richard Mascherin, es en sí una oda al concepto de la caída…
Richard es un artista y una persona maravillosa. Tiene muchísima experiencia, ha trabajado con compañías de danza muy potentes y sabe lo que es vivir el rock and roll. Se ha pasado el juego de la danza mil veces. Durante el confinamiento comenzó a desarrollar un proyecto súper interesante, centrado en la vulnerabilidad del cuerpo y la inevitabilidad de la caída. Enseguida supimos que se complementaría perfectamente con Magnum, tanto conceptual como estéticamente (el paisaje a medio edificar, los carteles en inglés invitando a la compra y la especulación inmobiliaria...). Richard nos envió este vídeo y nos pidió que lo usáramos en el tema de Blokes y como es nuestro colega decidimos concederle el favor.
Magnum no solo representa una propuesta estética, sino que encierra un trasfondo de denuncia social. ¿Por qué habéis decidido hacer esto desde la ironía y el esperpento en vez de desde la seriedad o la franqueza? ¿Creéis que así llega mejor al público?
No hay ironía ni ningún tipo de exageración o deformación, las letras reflejan una realidad de manera absolutamente realista y fotográfica. Eso es lo que realmente da miedo.
Por este disco ya hemos visto que sois una combinación explosiva. ¿Podremos esperar algo más de vosotros dos en el futuro?
A los pocos días del lanzamiento del EP, comenzamos a recibir mensajes de varios sellos discográficos ofreciéndonos contratos mucho más atractivos en cuanto a dinero de lo que nos ofreció Prinzedom en este lanzamiento. Nos han tratado muy bien, pero sabemos que este es uno de los proyectos más potentes que se han publicado en el sello y los abandonaremos a la primera oportunidad que tengamos para que el próximo EP (en el que ya estamos trabajando) tenga la difusión que se merece.


Texto
Clara Izquierdo

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados