CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
A la DJ gallega afincada en Barcelona le ha pillado la cuarentena en medio de un lanzamiento, nada más ni nada menos que publicando su primer EP en el sello Citizen Records, de Vitalic, titulado The Hive. Pero nada puede parar a Cora Novoa, una fuerza de la naturaleza: mientras dura el confinamiento, está encerrada en casa produciendo música y acabando colaboraciones que tenía pendientes, haciendo deporte para sustituir sus sesiones de crossfit, meditando y, por supuesto, ocupándose de la campaña de prensa. Entre todo esto, nos ha hecho un hueco para contarnos cómo lleva la vida en cuarentena y recomendarnos mucho thriller, delitos y misterios por resolver.
Antes que nada, ¿puedes presentarte y decirnos desde dónde nos contestas?
Mi nombre es Cora Novoa, soy productora de música electrónica, DJ y directora creativa del sello discográfico Seeking The Velvet. Desde el sello trabajamos siempre con tres pilares fundamentales, que son el arte, la música y el diseño, y expandimos nuestra visión artística a través de diseño de producto, colecciones de ropa, piezas de videoarte, eventos, ediciones limitadas de música o creando identidades sonoras para terceros. Como productora de música electrónica edito mi música pero sobre todo giro a nivel internacional pinchando o haciendo live en clubs y festivales. Actualmente resido en Sant Cugat (Barcelona).
¿Estabas trabajando en algún proyecto en especial cuando se activó la cuarentena, sigues con ello?
Estaba con un pie en París y otro en Barcelona. Justo el fin de semana que decretaron el estado de alarma tenía un bolo en la capital francesa, allí todavía se estaban permitiendo las fiestas en clubs y estaba constantemente en contacto con mi agencia de booking para saber si podía o no viajar. Hasta dos horas antes no me confirmaron la cancelación del evento, y menos mal que no fui porque sino me hubiera quedado atrapada en París.
A nivel de lanzamientos musicales estábamos (y estoy) en plena promoción de mi último EP en el sello de Vitalic (Citizen Records). Tuvimos muchas dudas de si seguir para adelante con la fecha del lanzamiento, pero finalmente decidimos editarlo en pleno confinamiento. Está siendo una campaña de prensa muy experimental y diferente en términos de cómo y cuándo hacer las cosas, pero la verdad es que estoy aprendiendo y disfrutando muchísimo. Por otra parte, el tiempo que voy pudiendo me meto al estudio de grabación a terminar música y colaboraciones que tenía pendientes, así que hago de todo menos aburrirme.
Cuando empezaron las noticias sobre el Covid-19 en Wuhan, que luego se extendió y cuyas consecuencias se empezaron a notar, por ejemplo, con la cancelación del Mobile en Barcelona, ¿qué pensabas tú?
Pensaba que las cosas se iban a poner serias y complicadas, pero claro, nunca me hubiera imaginado una situación como la actual, con tanto miedo e incertidumbre.
Ahora ya vemos que sí, que es grave y debemos quedarnos en casa confinados. ¿Cómo lo estás llevando tú? ¿Qué haces para sobrellevarlo?
Lo llevo mucho mejor de lo que hubiera pensado, sobre todo porque estoy muy entretenida con el trabajo en el estudio y la promoción del EP, sino creo que me costaría bastante más. Lo que más hecho de menos son mis entrenos en el box de crossfit y estar de gira. Casi todos los meses viajaba dos o cuatro veces para pinchar o hacer lives, y es algo que se echa en falta. Pero no hay mal que por bien no venga, así que ahora me he creado una rutina bien maja en casa haciendo entrenos alternos y wods a través de streamings en Instagram. También he incorporado una rutina de meditación de quince minutos todos los días, estoy aprendido a cocinar platos nuevos, paso más tiempo con mi chica y el crío, y estoy haciendo mucha música. Parece mentira que haya tenido que venir un virus para valorar las cosas más importantes, como son la salud, la familia, o darte un chapuzón en el mar.
Danos un consejo para pasar una cuarentena mejor –o menos peor…
Empezar a meditar con una app que se llama Headspace. Anteriormente había intentando con poco éxito el incorporar la meditación a mi día a día, pero esta app me ha facilitado todo –y no, no me pagan nada por promocionarla (risas). Me gusta la visión que tienen, es actual, sencilla y muy fácil de aprender con ella. Altamente recomendable.
Ahora que le vamos pillando el truquillo, si te dieran la posibilidad de pasar otra cuarentena con cualquier persona (viva o muerta, famosa o de tu entorno), ¿quién sería y por qué?
Con mi madre y mi padre, los echo muchísimo de menos y estoy deseando abrazarlos y comerme una buena empanada gallega en cuanto pueda ir a verlos a Ourense. Parece mentira, pero la convivencia con mis padres es muy buena, a pesar de que por supuesto puntualmente podamos tener diferencias, pero me encanta las conversaciones que tengo con ellos, las recomendaciones que me hace mi padre de libros o música, las risas que me puedo echar con mi madre, los sabios consejos de mi padre, etc.
Estamos todos como locos buscando nuevo contenido, así que te pediré algunas recomendaciones con una pequeña explicación de por qué las eliges, una peli.
Los Casos del Departamento Q. Es una famosa saga de películas escrita por el mismo guionista que hizo Millenium. Si te gustan los thrillers nórdicos, esta saga es perfecta para la cuarentena.
Una serie.
Inside No 9. Es una serie británica muy bien hecha, con capítulos cortos y guiones muy buenos. Altamente recomendable si queremos algo diferente.
Un libro.
La chica del tren, de Paula Hawkins. Es una novela negra que me dejó mi chica para esta cuarentena y estoy ya por la mitad. Engancha desde las primeras páginas, está muy bien escrita, los personajes son muy completos y la historia es muy consistente.
Una canción o álbum.
The Hive, que lancé el viernes pasado. Lo siento pero no he podido evitar el momento ‘he venido a hablar de mi libro’ (risas).
Un videojuego.
7 Wonders Duel. Soy muy gamer, pero en este caso estoy cambiando los videojuegos por los juegos de mesa. Esta versión de 7 Wonders es para dos jugadores, pero está la versión de más de dos, que es también igual de adictiva. Es genial porque las partidas pueden durar cuarenta minutos y la misión de cada jugador es que cada uno construya una civilización completa y consistente con la que vencer al adversario construyendo también diferentes maravillas.
Y para acabar, cuando acabe la cuarentena, ¿qué es lo primero que tienes pensado hacer?
Ver a mis padres e ir a la playa.


Texto
Arnau Salvadó

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados