CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
¿Una manicura en la oficina? ¿Qué tal un peinado nuevo en la comodidad de tu casa? ¿O quizá un entrenamiento personal en el parque donde tus hijos suelen jugar? Todos estos y muchos más servicios de belleza y bienestar, los podrás encontrar en la app Curler

Nuestra sociedad está regida por un cambio tecnológico acelerado y en constante evolución, y por eso, personas como los creadores de Curler, Gustav Brindfors y Edgar Moreno, deciden crear aplicaciones que solucionen la vida a mucha gente que quiere cuidarse pero que, por culpa de sus apretadas agendas, no puede. Hoy hablamos con ellos para saber cómo arreglar este problema con Curler.
Para los que no sepan quién sois, ¿podrías presentaros? ¿Quién está detrás de la app?
Detrás de la app estamos Gustav Brindorfs y Edgar Moreno. Desde hace mucho tiempo tenemos una inquietud por los negocios online, nos encanta estudiar los tradicionales e intentar darles la vuelta para adaptarlos a las nuevas tecnologías. Hasta que empezamos a idear Curler, ninguna de nuestras ideas nos motivaba lo suficiente como para tirarnos a la piscina y dejarlo todo. Con Curler creemos que vamos a poner nuestro granito de arena para cambiar el mundo.
Antes de entrar en materia, ¿qué os llevó a interesaros por las aplicaciones en el teléfono móvil? ¿Pensáis que son el futuro del comercio o que simplemente se combinará con las tiendas físicas?
Curler llega para adaptar un negocio muy tradicional como es el de la belleza y el bienestar en su proceso hacia las tendencias actuales de mercado. No creemos que las tiendas físicas vayan a desaparecer, pero sí que van a evolucionar a ser más experienciales. No será tan necesario tener muchos puntos de venta sino tener una buena presencia online con un e-commerce efectivo y flagship stores con tecnologías que interactúen con los dispositivos móviles de los clientes, creando así experiencias únicas y personalizadas con el comportamiento del cliente.
Así que plataformas como Curler vienen a apoyar esta evolución. Los marketplaces son una tendencia de presente por todas las facilidades que da al cliente. Los que sepamos adaptarnos a las tiendas físicas y estar presente en ellas también somos los que perduraremos en el tiempo.
¿Cómo llegasteis a la conclusión de que queríais crear Curler? ¿De dónde surge la idea? ¿Y cómo se desarrolla desde el inicio hasta la app que ya podemos descargarnos?
Edgar: La idea empieza en un viaje de mi hermana a París para una conferencia. Durante el trayecto me pidió un favor: encontrarle un peluquero y maquillador para su llegada al hotel. Ninguno de los que encontraba en Google le generaba la confianza suficiente, y así surgió la idea de crear un marketplace para que los profesionales de la belleza ofrecieran sus servicios únicamente a domicilio.
Gustav: Edgar me presentó un boceto con la idea de Curler. Unos meses después ya teníamos una app en pruebas en el mercado –por aquel entonces era para que los profesionales de belleza freelance ofrecieran sus servicios. Pronto nos dimos cuenta que teníamos que cambiar el modelo a un marketplace en el que los centros de belleza y bienestar ofreciesen sus servicios a domicilio.
Vuestro eslogan es bastante literal y directo: “Beauty and Wellness served to you”. ¿Es ser lo más directo posible un reflejo de vuestra aplicación?
Queremos que la comunicación con nuestra comunidad sea clara y directa en ambas direcciones.
Curler es una aplicación que une a los clientes con un servicio profesional a domicilio, y no solamente eso, sino que os unís al on-demand economy, ¿qué esperáis de la experiencia hacia los clientes? ¿Por qué apostar por el servicio a domicilio?
Primero hay que aclarar que ‘a domicilio’ significa ‘dónde tú quieras’. Un peluquero en la oficina, un esmalte de uñas en el hotel, una clase de yoga en tu parque preferido, etc. El boom de la on-demand economy está surgiendo porque vivimos en una sociedad sobreproductiva y no tenemos tiempo para nosotros mismos. Por ello tenemos empresas que nos traen la comida de nuestros restaurantes preferidos donde queramos; ya no tenemos que bajar a la calle a la búsqueda de un taxi sino que lo pedimos desde nuestro móvil, optimizando nuestro tiempo.
Uno de vuestros puntos de partida es querer devolver el tiempo a vuestros clientes, ¿hacia qué público objetivo os queréis dirigir y cómo pretendéis solucionarles la vida?
Junto a la comida y la movilidad, otro pilar en nuestras vidas es el cuidado personal. Nos cortamos el pelo periódicamente, nos aconsejan (y nos gustaría) hacer deporte más a menudo, etc. Pero, al mismo tiempo, el cuidado personal todavía no lo planteamos como algo prioritario en nuestras vidas.
Curler viene a devolvernos nuestro tiempo, a que nos convirtamos en el centro de nuestras vidas de nuevo. Nuestro target son todas aquellas personas que quieren cuidarse por dentro y por fuera y a quienes les cuesta encontrar el momento para hacerlo. Curler viene para amoldarse a sus agendas y ahorrarles los tiempos de desplazamiento innecesarios. Por otro lado, ¿a quién no le gusta recibir sus tratamientos preferidos en su zona de confort y sentirse como una celebrity?
Entre las opciones hacia la clientela se encuentran servicios de maquillaje, peluquería, barbería, manicura, así como de wellness. ¿Me dejo alguno? ¿Qué otros os gustaría añadir en un futuro?
La idea de Curler es que te puedas cuidar por dentro y por fuera estés dónde estés. Para cuidarte por fuera tienes desde el cuidado del cabello, hasta maquillajes o tratamientos de piel. Y por dentro, tienes servicios como yoga, entrenamientos personales, o masajes. Tenemos algunas novedades que llegarán muy pronto, así que lo mejor será descargarse la app y descubrirlo. Cuando pensamos en el futuro, pensamos en ir añadiendo lo que nos pidan los usuarios, queremos entender las necesidades de cada uno y adaptar a ellos la evolución de la app. ¡No os cortéis y pedidnos lo que necesitéis, buscaremos la manera de ofrecéroslo!
¿De qué manera el cliente podrá personalizar los servicios que quiere contratar?
¿Qué hay más personal que el proveedor que tú quieres vaya dónde tú le indiques cuándo tú le digas? Pero más allá de este formalismo, también le hemos introducido una tecnología propia de Inteligencia Artificial, que, a medida que interactúes con la app, irá entendiendo tus gustos y necesidades para recomendarte lo que mejor se amolde a tu persona.
Barcelona, Madrid, Estocolmo, Beirut y Los Ángeles son las ciudades asignadas para la primera fase, ¿por qué? ¿Es por el estilo de vida de la gran ciudad y sus habitantes? ¿Habéis pensado en cuáles serán las siguientes si todo va bien?
Este proyecto comenzó en Barcelona, así que lo más fácil era empezar en nuestra área de influencia. El primer salto lógico es Madrid, y pronto abriremos allí. Pero, gracias al conocimiento del mercado sueco de Gustav, hace que Estocolmo se haya colado en nuestros planes. Lo de Beirut tiene más gracia. Nos presentamos a un concurso de start-ups de allí, lo ganamos y teníamos un stand en su feria. El box de Curler se convirtió en ‘the place to be’ de la feria y un partner nos hizo una oferta de expansión.
Curler es una plataforma con muchísimos profesionales del sector belleza y wellness. ¿En qué os basáis a la hora de añadirlos a la aplicación? ¿Qué tiene que diferenciar al profesional elegido del resto?
Curler es una plataforma donde encontrar los mejores centros de belleza y bienestar, por lo tanto, nosotros no bajamos tanto a encontrar el profesional. En Barcelona y Madrid, conocer el mercado nos facilita mucho la gestión. Sabemos cuáles son los mejores centros que ofrezcan un servicio impecable, de la mejor calidad, con los mejores productos y que tienen los mejores equipos. Un dato a destacar es que en nuestras plataformas no encontrarás ningún sitio para poder registrar tu centro. Preferimos que sea nuestra comunidad de usuarios la que nos recomiende sus centros preferidos. Así que, si no veis vuestra peluquería, centro de uñas, studio de yoga –o quien sea– en la app, no dudéis en escribirnos un mensaje, que nos pondremos manos a la obra.
The Cult es una opción que tendrá vuestra aplicación; será un grupo formado por un número de personas usuarias de la aplicación y que podrán disfrutar de vivencias únicas. ¿En qué más se basa este tipo de experiencia? ¿Cómo se podrá unir un cliente a este ‘culto’?
The Cult no es una opción como tal dentro de la app, sino que queremos que sea un movimiento alrededor de nuestra comunidad. Queremos interactuar mucho con nuestros usuarios, y para ello tenemos planificadas fiestas, eventos, workshops, etc. The Cult es la gente que forma parte de este movimiento.
¿Dónde os veis dentro de un par de años?
Siendo la referencia en belleza y bienestar, y que Curler se pueda disfrutar en todas las ciudades del mundo.

Texto
Sandra Iglesias
Retrato
Lorena Varela

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados