CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Lo de Yawners es un tema aparte. Tal vez se deba a que entendieron muy bien el lo-fi cuando el resto de los jóvenes también supieron hacerlo, o a que ahora han sabido tirar del guitarreo en un contexto en el que no necesitamos más que desfogarnos. Sea lo que sea, esta banda se ha asentado como uno de los grupos a tener en cuenta en el panorama alternativo español. Ahora, Elena Nieto, o Elena Yawners, y su banda sacan Duplo, su segundo disco de estudio.
Hola Elena, ¿podrías presentarte para quien no te conozca?
¡Hola! Me llamo Elena, Elena Yawners, porque mi proyecto se llama Yawners. El día 6 salió mi segundo disco, Duplo, y estoy muy contenta de que haya visto la luz ya.
Cualquiera diría que ha pasado una eternidad desde aquel Just Calm Down prepandémico. Ahora sale Duplo, un álbum más maduro que mira un poco a ese disco de 2019 como diciendo: ay angelito, si tú supieras... ¿Qué ha cambiado desde entonces y cómo impactó ese 2020 en lo nuevo que presentas?
La verdad es que, por suerte o por desgracia, el confinamiento me ofreció el tiempo que me faltaba para sentarme a componer y a preproducir un disco, así que por lo menos pude sacar algo bueno de una situación bastante horrible. Just Calm Down salió en 2019 y, aunque creo que el nuevo es un disco continuista, hay un gran cambio en cuanto a producción y desarrollo de las canciones gracias a haber podido dedicarle mucho tiempo.
Con el single La escalera fue la primera vez que os escuchamos en español, ahora, es el idioma que marca las directrices de este nuevo proyecto y su primer single. ¿Cómo es que habéis cambiado de lengua? ¿Se trata de tenerle cierto respeto a cantar en tu lengua materna?
La escalera fue la canción que más destacó del disco anterior, pero no es por eso por lo que he escrito la mitad de este nuevo álbum en español. Al final, me han ido surgiendo ideas en ambos idiomas (tal vez al haber abierto la veda con La escalera, sí) y no me he impuesto ningún tipo de barrera a la hora de decidir si quería que el álbum fuese en un idioma u otro. Ha salido lo que ha salido. No me da respeto escribir en español, de hecho, creo que no tiene demasiado sentido. En inglés también te entienden y se transmiten los mismos mensajes.

Lo primero de Duplo es Suena mejor. De buenas a primeras me llama la atención el protagonismo de las guitarras, que hace que la canción tenga ese rollito grunge de los noventa. ¿De dónde salen?
Empiezo a escribir una canción casi siempre a partir de un riff de guitarra o de una melodía de voz. Para mí lo más gustoso del mundo es escuchar una línea de guitarra que funcione, así que siempre intento que me salga algo con lo que esté satisfecha. En esta canción en particular el arpegio es bastante melancólico, igual que la letra de la estrofa, así que supongo que evoca un poco al grunge (risas).

Por otro lado, también quiero preguntarte sobre la letra. Cuando se llega al clímax de la canción se te escucha jugar con la dualidad de “suena mejor/suena peor”. ¿Por qué ese conflicto, digamos? Además de ver ese contraste entre una chica que simplemente quiere hacer música frente a la otra que tiene que estar pendiente de contratos y temas que, de alguna forma, se escapan ya de lo que es componer y actuar.
Suena mejor es la canción que representa de manera más literal la dualidad de la que se habla a lo largo de todo el disco. Se refiere más bien a elegir entre el bien y el mal, A o B, los diferentes caminos de la vida y la incertidumbre de saber si estás haciendo lo correcto o no. Lo de hacer música, pero tener que leer contratos, es algo de lo que se puede escapar poca gente (risas).
Después de este single llega Rivers Cuomo, que vuelve a ser en inglés. En la letra te cuestionas si lo que estás haciendo es suficiente, mientras en el vídeo se ve que buscas empezar de nuevo. ¿Por qué esta introspección? ¿La cuarentena tiene algo que ver?
La canción trata sobre la falta de inspiración, es una letra bastante literal. El vídeo representa el camino de encontrarse a una misma y de encontrar esa inspiración que parece imposible de encontrar. En este caso, llegando al personaje de Rivers Cuomo. El vídeo lo dirigió Diego Jiménez y la verdad es que lo hizo genial y supo captar la idea de la canción muy bien.

Algo que he notado también es que me da la sensación de que has dado un paso más, como si hubieses alcanzado cierta madurez y seguridad. Por ejemplo, El máximo solar tiene unas baterías distorsionadas que anclan muy bien el carácter de todo el álbum. ¿Cuáles han sido tus inspiraciones para Duplo? ¿Qué es lo que andabas buscando?
Mis inspiraciones no han cambiado demasiado, al final me nutro mucho de la música que comencé a escuchar al principio. Una cosa que sí que ha cambiado es que en el pasado me gustaba mucho el lo-fi y ahora todo lo contrario. El disco está muy trabajado en el proceso de composición, producido y con un sonido mucho más elaborado.
Llega el último single del álbum con Honey y de golpe dices: “Bienvenido a mi fracaso, no sé a dónde voy”. Si mal no he leído, estuviste cerca de un año escribiendo el disco y lo grabaste entre 2020 y el año pasado, por lo que te pregunto: ¿sabes ya a dónde vas o sigues en proceso?
Paso a paso. Con todo el tema de la pandemia ha sido complicado fijarse unos timings y unos objetivos. En mi caso no lo hice, fui haciendo poco a poco, y para mí fue positivo porque tener objetivos muy fijos en un momento en el que todo está cambiando puede ser mega frustrante. Siempre he tenido claro a dónde voy, ahora sale el disco y empezamos a tocar a tope, tengo muchas ganas después de este tiempo.

Y eso se nota. Habéis estado tocando en festivales como el South by Southwest de Austin o el Eurosonic. ¿Cómo llegan esas oportunidades y qué diferencias notáis entre ciudades o países?
Bueno, hay que picar muchas puertas porque es casi imposible que esos festivales vayan expresamente a buscarte a ti. En concreto, estos dos son ferias de la industria musical, como el Monkey Week o el BIME en España, vamos, hay que aplicar para poder ir y te seleccionan o no. Yo tuve la suerte de poder ir a ambos y me parecieron dos experiencias geniales, a pesar de que hay detractores del SXSW, supongo que es algo muy personal, pero en mi caso no me arrepiento y me sirvió para aprender mucho. Cada país es muy diferente, no tiene nada que ver tocar en España que en Reino Unido, por ejemplo, las dinámicas son diferentes.
Hablando de festivales, os toca el Festival Tomavistas ahora en mayo y el BBK Live en julio. Además de las giras por Europa y España. ¿Tienes ganas? ¿Qué podemos esperar del grupo en directo?
Sí, un montón de ganas de enseñar las canciones nuevas en los escenarios. El disco nuevo creo que es súper accesible para todo el mundo, así que tengo muchas ganas de ver cómo crece con los directos.

Texto
Maria Antón
Fotos
Laura Martinova

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados