CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Impacto, revuelo, admiración y enigma gravitan alrededor de Wynnie Mynerva, esta controvertida y prometedora artista que suturó su vagina para: “Poner en manifiesto la condición obsoleta de las normativas del sexo que impone el aparato social y cultural”, y ahora extirpará su costilla para su primera muestra en el New Museum de New York, The Original Riot.

Nacida en 1992 en Villa El Salvador, a las afueras de Lima (Perú), Wynnie Mynerva creció en un entorno en el que la violencia de género, sexual, racial y de clase social era extremadamente frecuente. Respondiendo tanto a sus traumas como a sus deseos, crea visiones catárticas de venganza y emancipación, representaciones de un mundo en el que la disidencia sexual sería alabada como una poderosa acción política. Sus pinturas a gran escala y llenas de colorido representan cuerpos que rondan el límite de la abstracción, negándose a ser categorizados, consumidos o controlados, y sus radicales performances y modificaciones corporales plantean la transgresión sexual como un camino hacia la transformación social.

Para su exposición en el New Museum comisariada por Bernardo Mosqueira, Mynerva creará un cuadro específico de más de veinte metros de largo junto a una escultura hecha con su propia costilla, que se ha extraído quirúrgicamente para este fin. Inspirándose en las historias bíblicas de Eva y Lilith, la artista reimaginará la historia fundacional de todas las religiones abrahámicas: que Dios creó a Adán, el primer hombre, a partir del barro y creó a su esposa Eva a partir de una costilla de Adán. Mynerva retoca este relato, que se ha utilizado durante milenios para justificar designaciones arbitrarias de género, insertando a Lilith, una figura femenina ancestral de las mitologías mesopotámica y judaica a la que se ha denominado la primera demonio o primera mujer.

En su pintura site-specific representará un encuentro entre Eva y Lilith, que la artista propone como la primera alianza insubordinada entre cuerpos feminizados. La obra mostrará una escena en la que Eva entrega a Lilith la costilla más baja de su propio cuerpo, comúnmente llamada costilla de Adán, como muestra de su vínculo. Basándose en su práctica de modificación corporal, también presentará un elemento escultórico creado a partir de su propia costilla de Adán, formando una reliquia fósil que actúa como prueba de este encuentro entre Eva y Lilith. Subrayando la necesidad de reexaminar antiguas narrativas, The Original Riot ofrece un alegre rechazo al patriarcado y al binarismo de género y se podrá visitar desde el 29 de junio al 17 de septiembre de este año.

Charlé con ella sobre sus trabajos previos, sus propósitos, deseos y algunos gustos, entre otras cuestiones. Me da la impresión que más que polémica, genera consciencia y que, a veces, la vía es el auténtico y tajante riot.

¿Quién eres?
Mi nombre es Wynnie Mynerva y soy una artista visual que tiene como pasatiempo divagar sobre políticas del cuerpo, género e identidad.
¿Cuáles dirías que son tus intenciones?
Producir herramientas hacia el libre pensar, expresar y elegir. Mi intención no está basada necesariamente en producir ‘arte’, sino en producir armas que con el tiempo puedan ser utilizadas. En este sentido cada proyecto abraza la idea de modificar la forma en cómo negociamos nuestra subjetividad en la esfera pública, invitando al espectador a crear un pensamiento autónomo.
Si bien una obra siempre es una prolongación de su creador, tu caso es contundente. ¿Cómo crees que operan el plano físico y el de las ideas actualmente?¿Crees que hoy estamos mas habilitados desde posiciones oprimidas a visualizar ciertas cuestiones a través de lo corporal?
Me llama mucho la atención cómo en nuestra sociedad el arte se ha convertido en un proyecto de producción y atesoramiento de objetos, que no concierne a la vida de las personas. Si bien el proceso de la creación produce objetos en algunas circunstancias, este objeto es anecdótico, es meramente un rastro. Para mí el arte tiene como finalidad proponer ideas que culminarán en un ejercicio físico: incidir y reconfigurar la vida. Por otro lado creo que desde posiciones oprimidas hay una fuerza indudablemente distinta para cuestionar la corporalidad. Me gusta explicar esto con una analogía física: para toda acción hay una reacción. Cuando existen situaciones de sometimiento constantes existe también un fuerza de igual magnitud que podría llamar a la sublevación, me anima esta última reflexión.
En Arco, Cerrar para abrir llamó la atención teniendo en cuenta que para ello suturaste tu vagina. ¿Cómo fue el proceso de perfomatizar tal decisión?¿La vida es una performance y/o vice versa?
Cerrar para abrir es una exhibición que produje en el año 2021 y se presentó por primera vez en Lima, después de unos meses llevé a cabo una segunda versión en la feria Arco. Es un proyecto que realicé en búsqueda de una transformación corporal acorde a mi deriva de género/degenerado. Consistió en obras pictóricas a modo de bocetos de los posibles caminos que podría recorrer con mi cuerpo y un registro en video de la reasignación sexual que creé a mi medida. Dicha reasignación consiste en la suturación quirúrgica de las tres cuartas partes de la abertura de mi vagina. Redibujé mi vagina para poner en manifiesto la condición obsoleta que tiene ante las normativas del sexo que impone el aparato social y cultural. En esta nueva arquitectura, mi vagina no puede ser penetrada, ni tiene la capacidad de procrear. Me interesa que el conocimiento no solo esté colgado en las paredes, sino que tome por sorpresa la vida. Creo en la performatividad de El Vivir.
Para The original riot extirparás quirúrgicamente tu costilla de Adán. ¿Cómo surgió?
The Original Riot se centra en modificar los mitos binarios de la creación en las religiones abrahámicas. En la historia del Génesis del Cristianismo se relata la creación de la mujer con una frase que sentencia el destino de Eva: “Y de la costilla que Dios había tomado del hombre, formó una mujer y la trajo al hombre. Y el hombre dijo: Esta es ahora hueso de mis huesos, y carne de mi carne; ella será llamada mujer”. Eva es creada a partir de la costilla de Adán, desde ese entonces su existencia estará en deuda con él, convirtiendo así lo femenino en el paradigma del servilismo. Eva además es la representación de la culpa y el pecado tras desobedecer las leyes de Dios. Para la tradición bíblica judaica y del folclore mesopotámico, Eva no sería la primera versión de lo femenino. Antes de ella habría existido Lilith que, en cambio, sería creada a partir de la misma arcilla que su contraparte masculina, pero tras negarse a aceptar someterse a Adán para procrear, sería expulsada a las afueras del paraíso. La vagina de Lilith sería convertida en fuego eterno como símbolo de castigo, impedida de procrear.
The Original Riot representa un génesis alternativo de estas diversas mitologías. Analizando las similitudes de estas dos figuras, Eva y Lilith compartirían muchas circunstancias en común. Dos historias desde las cuales lo femenino se diluye en un paisaje pensado en las necesidades de Adán. Lilith representando la lujuria y la esterilidad; Eva la sumisión sexual y la fecundidad, las dos presencias con cualidades distintas que no logran colmar las expectativas de un varón supremo. En The Original Riot, Eva y Lilith se conocen y forman una rebelión. ¿Qué posibilidades hay que las dos primeras figuras femeninas de la creación no se hayan conocido? En el clímax de esta historia, Eva entregaría su costilla a Lilith en señal de esta alianza. La costilla de Adán que me extirparé es la huella arqueológica y prueba que esta historia es verídica. Es creer en aquella mitología para segundos después atentar contra ella. Es un manifiesto que consiste en extirpar el cuerpo del ‘otro’ de mi propio cuerpo.
 Leí en una entrevista que no te sentías representada con la figura de mujer, al menos cómo se entiende en esta sociedad tan conservadora. ¿Cómo crees que podría evolucionar favorablemente? ¿Y qué hace falta para que eso suceda?
Ser una mujer y un hombre es una definición biologista y fisiológica llamado sexo, que divide a los individuos reduciéndolos a su capacidad reproductiva. Esta definición genera un conjunto arbitrario de regulaciones inscritas en el cuerpo que aseguran una desventaja social, económica y política, además del control de la subjetividad. Yo no soy una mujer y como prueba física soy una incapacitada vaginal por decisión propia; la renuncia y obstrucción de mi vagina es una declaración abierta de mi ruptura y amargura con el sistema sexual. Desde que tengo recuerdos genuinamente nunca me sentí un hombre ni una mujer, y ahora estoy jugando en transitar la expresión de esa realidad. ¿Cómo podría evolucionar la sociedad y deshacer aquellas escrituras sexuales? Pienso que pisando fuertemente sobre lo que es nuestro. Solo existe libertad donde existe la capacidad de decidir y esta exige una lucha.
¿Con qué te identificas?
Pienso que hace unos años hubiese respondido esta pregunta con la categoría de género no binario. Ahora siento particularmente que es una pregunta obsoleta. En la actualidad no se pregunta ¿a qué raza perteneces? Es una pregunta que habla más de las prioridades de quién pregunta, que la importancia de la propia respuesta. Cuando hacemos un pregunta de este tipo, indiscutiblemente el interrogador requiere una información que lo pondrá en sobre aviso frente al otro y que cambiará sus conductas. Y por eso me abstendré esta vez.
Cuéntanos tu visión sobre la relación pintura-performance.
Encuentro en la performance un herramienta que condensa la realidad que es medida por el espacio y el tiempo, y veo la pintura como un medio inagotable y maleable para imaginar nuevos futuros posibles. Me interesa investigar aquellas áreas híbridas y conexiones entre la pintura y la perfomance para la producción de sentidos. Diseñar argumentos desde la pintura que se activan en el cuerpo.
Y de tu reviente de cerebro con el Manifiesto contrasexual de Paul Preciado.
Con Paul abrí un tercer ojo para entender la vida como una ficción y la disidencia como una filosofía.
¿Qué significa para ti el color?
Hace unos meses visitando la exhibición El arte de la sociedad 1900-1945, en la colección de la Nationalgalerie de Berlín, encontré una pintura realizada después de la Primera Guerra Mundial donde los rostros de unos personajes estaban pintados en colores verdes, amarillo limón, rojos y azules, en colores puros. Esta pintura presentaba un armonía distinta a la que yo había visto antes, podías sentir la desesperación, el trastorno, el dolor, en aquellos cuerpos representados. Sentí escalofríos. Quiero decir con este ejemplo que el color es la atmósfera del tiempo de cada artista, los ojos con que ves hoy han sido tocados de una forma distinta. Pienso en los colores luminosos de mi pintura como la luz de vivir un atardecer dentro del móvil o de alguna red social.
¿Qué opinas de las redes sociales?
Opino que paso 1 hora y 26 minutos como tiempo en los resultados del app.
Ahora elige: un deseo de 2023, una canción, tus próximo paso.
Un deseo: pasar más tiempo con mi madre. Mi próximo paso: reconciliarme con mi padre. Una canción para mí: Human Drama de Planningtorock.

Texto
Delfina Martinez Mendiberry
Retrato
Marice Casta

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados