CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Hay algo especial en esos artistas que empezaron compartiendo sus temas en SoundCloud. Puede que sea porque se trata de una plataforma menos comercial, pero es precioso ver triunfar a quienes vivieron el inicio de su carrera musical ahí sin realmente esperar nada a cambio. Aunque lo cierto es que a Omar Apollo poco le duró esa etapa. Parece que cuando compartió Ugotme, la gente ya supo ver algo singular en él. ¿Será por su sensibilidad? ¿Será por su romanticismo? Seguramente sea por su talento transversal, que le lleva a cantar desde RnB, pop, bedroom pop, soul o blues, e indistintamente en inglés o español. Nosotros hemos tenido la suerte de poder charlar un rato con él, con una llamada que nos conectaba desde Barcelona a Indiana (Estados Unidos).

En sus inicios, el artista criado en Indiana de padres mexicanos, tuvo que tomar prestados treinta dólares de su amigo para poder subir sus canciones a Spotify. Ahora estrena Ivory, su nuevo álbum de dieciséis canciones en las que no le ha faltado atrevimiento ni evolución. Y estos nuevos sonidos no han hecho más que despertar de forma exponencial sus ganas de llevar este proyecto al directo. Eso sí, seguimos pudiendo escuchar la fuerza de su voz acompañada únicamente de una guitarra.

Y para quienes aún no lo conozcáis, no hay que olvidar que el cantante viene de una colaboración junto a C. Tangana, que les llevó a estar nominados a un Latin Grammy. Además, cuenta con colaboraciones con la talentosa Kali Uchis, o con Daniel Caesar, que ahora podemos escuchar en Ivory. Hablamos con Omar Apollo sobre su nuevo disco, el contraste con sus inicios, su ascendencia mexicana y el cúmulo de influencias que le rodean.

Empezaste subiendo tus canciones en SoundCloud y la mañana siguiente de que compartieras Ugotme, viste que tenía unas veinte mil reproducciones. ¿Cómo reacciona uno a esos números cuando aún no está acostumbrado?
Sí, me acuerdo mucho de ese día. Estaba muy emocionado. Todavía estaba trabajando en una empresa que vendía guitarras, así que era raro ver ese número de escuchas, ir al trabajo y a la vez pensar que quizás algún día podría ir de gira.
A día de hoy, esta misma canción suma más de cincuenta y seis millones de escuchas en Spotify. ¿Cómo ha cambiado tu vida desde el día que ese tema salió a la luz?
Ha cambiado mucho. Ya hice dos giras, saqué tres discos, ahora presento un nuevo álbum y estos días estoy viajando para mi nuevo tour. Todo ha cambiado, todo es diferente.
Fuiste de las primeras generaciones de padres mexicanos que emigraron a Estados Unidos. Tus padres tenían jornadas laborales muy largas y creciste sin mucho dinero. ¿Cómo se siente el poder devolverles todo lo que han dado por ti?
Es como un sueño hecho realidad, de verdad. Hoy mis padres ya no tienen que trabajar, eso es un sueño, y claro, se siente muy bien
Está habiendo una fuerte corriente de artistas latinos que abrazan su cultura y consiguen transmitirla alrededor del mundo mediante la música. ¿Qué conexión guardas con tus raíces? ¿Crees que tu bilingüismo es, en parte, lo que ha hecho que tanta gente conecte con tu trabajo?
Sí, sin duda. Cuando yo empecé a hacer shows casi todo eran personas latinas que sabían inglés y español. Las canciones que hago en español son siempre las más escuchadas y con las que el público se emociona más en directo. Yo no esperaba tener éxito en eso.
Aunque en mi día a día el inglés es lo que más utilizo, sí que hablo en español con mis padres o con mi director creativo, Alberto Bustamante, que vive en México. En mi vida el inglés y el español están muy presentes, y por eso mi música es así también.
Ahora presentas tu nuevo álbum Ivory que, sin duda, demuestra tus ganas de experimentar con otros géneros musicales. De entre las dieciséis canciones, vemos desde sonidos urbanos, rock, baladas y hasta ritmos más tradicionales mexicanos. ¿De qué manera te enfrentas al estudio con actitudes tan dispares? Es decir, ¿cómo cambia para ti la manera de componer y cantar según la canción?
A veces me inspiro en Juan Gabriel y a veces en Lauryn Hill. Cada día es diferente y tengo diferentes metas y objetivos que quiero cumplir. Para este disco hice unas cien canciones, hice muchas más hasta en ambos idiomas, y sale como sale. Simplemente es algo que surge solo, sin pensarlo.
Hablemos de Tamagotchi, un single que sacaste hace poco y que seguro que sorprendió a tus fans. ¿Cómo fue el proceso creativo para encontrar este sonido tan poco usual en ti? ¿Qué influencias musicales tiene?
Sí… Iba a tener una sesión en Miami con Pharrell Williams, así que solo con estar ahí con él me inspiró mucho. Era la primera vez que trabajaba con Pharrell y la verdad es que surgió de manera natural, todo fue muy fácil y cool.
¿Y qué me dices de la romántica El olvido? Cuéntanos un poco más acerca de la canción.
Esa la empecé en el proceso de hacer el álbum. Me fui a Idyllwild, California, y me quedé allí una semana. Hice Evergreen, El olvido… Para El olvido estuve escuchando mucho a Juan Gabriel y me inspiré en las cuerdas. Quería algo simple, que pudiera tocar con tan solo una guitarra. Y así salió.
Hace poco estrenabas Killing Me en The Tonight Show de Jimmy Fallon, una canción que dijiste que era una de tus favoritas del disco. ¿Qué significa para ti?
Esa canción es sobre un nuevo amor, algo bien sexual. Como que hay cosas que quieres decir, pero no quieres decirlas tan rápidamente. Había otra versión de Killing Me que era más pop y menos RnB, pero me gustó más esta segunda, y me decanté por esa.
Soy muy muy fan de Jimmy Fallon, así que conocerlo fue bien chido. Después del show nos habló durante media ahora, un buen rato. Era muy padre poder conversar con él, y también hablaba con la banda, con mis amigos.

Como soy de Barcelona, me es imposible no preguntarte acerca de tu colaboración con C. Tangana en el tema Te olvidaste, que fue nominado a un Latin Grammy. ¿Cómo surge esta colaboración? ¿Y cómo fue trabajar con Puchito?
Yo era fan. Me mandó un mensaje directo en Instagram diciendo que quería hacer una canción, que creía que sonaría bien. Me la mandó y le pasé de vuelta. Claro, él estaba en Madrid y yo en Los Ángeles, así que no nos conocimos hasta que le vi en los Latin Grammys.

Yo te descubrí a raíz de Hey Boy con Kali Uchis. A finales del año pasado adelantabais la balada Bad Life, una de mis favoritas del nuevo LP. Teniendo la repercusión que ella tiene como artista, sobre todo a raíz de este último álbum, ¿ha sido una guía para ti? Me recuerda a cuando Tyler, The Creator colaboraba con ella cuando aún no era tan conocida, y ahora ella hace lo mismo contigo.
Muchas gracias, me encanta que esa sea tu favorita del disco. Y sí, nos conocimos en una alberca de un amigo. Me cayó muy bien, me mandó mensajes y nos empezamos a juntar mucho. Luego yo iba a su casa y tocaba música, ella me enseñaba cosas suyas y así nos hicimos buenos amigos. Me dio muchos consejos sobre mi carrera y la música, y del business. Es como mi hermana. Yo le enseñé la canción de Bad Life, le gustó mucho y quiso hacer su verso. Me encantó como salió todo.

Después de colaboraciones con artistas tan potentes, ¿quién sigue en tu bucket list?
Hmmm, ¿Rihanna?
En otra entrevista decías que para ti tus canciones son como tus hijos, y que al igual que cuando se independizan, dejan de ser de los padres y pertenecen al mundo. Teniendo letras tan íntimas, ¿qué es lo que sientes cuando por fin sacas una canción y llega a la gente?
Eso mismo, tienes que dejarle hacer la vida que tiene la canción. Cada persona las agarra con sus temas personales, cada persona conecta sus experiencias de vida con la canción, ya que en su mente la relacionan con temas concretos. Es muy cool ver qué pasa una vez salen. Cada uno las hace suyas, hasta cambian los temas (risas).
Hace unas semanas anunciabas el Desvelado Tour, que también cuenta con conciertos en Barcelona y Madrid, además de anunciar que también estás en el cartel de Coachella. Ya has dicho alguna vez que tienes muchas ganas de llevar estos estrenos al directo, ¿pero qué temas son los que más ganas tienes de tocar en vivo?
Hay muchas canciones con las que estoy muy emocionado por tocar. Hay una que se llama Petrified, me encanta cantarla. El olvido también, aunque no lo haya hecho todavía, pero en los ensayos me sale bien y se siente como que la puedo tocar donde sea. Tengo muchas ganas del tour.

Texto
Giulia Ramírez
Retrato
Rodrigo Alvarez

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados