CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Adrián Mármol, conocido artísticamente como Marmi, hace un huequito en su agenda para charlar con nosotros sobre su trayectoria musical y planes de futuro mientras espera la reacción del público a su último trabajo, Plan Z, un EP de cinco temas recién salido del horno que homenajea el último plan de su vida: hacer música.

Marmi saltó a la fama gracias a Tu foto del DNI, un tema que sacó en primero en solitario y al que se le unió Aitana poco después. De aquello han pasado 2 años y, desde entonces, Marmi no ha descansado para demostrar que no es chico de un solo hit y que aún tiene muchas más cosas que aportar a la música. Y es que el catalán acaba de lanzar Plan Z, un EP al que se suman otras voces conocidas para regalar a la industria un proyecto sincero y divertido.

Hasta ahora has sacado temas sueltos, pero acabas de lanzar tu primer EP, ¿cómo nace este proyecto?
Me apetecía hacer un trabajo conjunto. Lo llamé Plan Z porque hacer música era el último plan de mi vida. Hace 2 años era profesor de tenis y estudiaba una carrera; lo que menos me esperaba era conseguir hacer lo que hago ahora. Con este EP quiero hacer una especie de homenaje a ese Plan Z, el último plan de mi vida, que siempre había sido mi sueño: hacer música.
La broma de mis sueños es una de las canciones que componen este trabajo. En ella hablas de cuando empezaste a escribir temas y de lo que has conseguido desde entonces. ¿Cómo te metiste en la música?
Siempre he sido un apasionado de la música; toco la guitarra y el piano desde que voy a la secundaria. En cuarentena, por curiosidad, me descargué una aplicación y empecé a hacer mis propias canciones haciendo un género diferente al que hago ahora. Una de esas canciones que hice fue Tu foto del DNI, que lo petó mucho. Aitana se enteró de que hacía canciones, así que me obligó, en parte, a enseñarle el tema (risas). Le encantó y fuimos al estudio, lo grabé de un día para otro y a partir de ahí nace mi carrera musical. Siempre había ido por mi cuenta y no le decía a nadie que hacía música, pero Aitana me dijo que la gente tenía que enterarse de lo que hacía y me animó a lanzarme. La broma de mis sueños es un homenaje a todo el camino que he recorrido hasta ahora.
Has ido dándonos adelantos sobre lo que sería el EP, pero para su lanzamiento te has reservado el plato fuerte, Barcelona, un tema mano a mano con Miki Núñez. ¿Cómo surge esta colaboración?
En 2021 hablé con Miki y nos conocimos. Estuvimos jugando un partido de pádel y a partir de ahí quedamos un par de veces y me invitó a uno de sus conciertos. Tenía pendiente hacer un tema con él, y en el estudio la canción me dio muchas vibras de Miki. Se lo envié, le gustó, y en un par de semanas ya estábamos grabando las voces. Estoy muy contento por haber hecho un tema con Miki, con el que, además de compartir música, comparto tierras.
Otra de las colaboraciones del disco es Delgao, un tipo que hace música parecida a la tuya, pero con otro aire. Habéis sacado A contraluz. ¿Cómo fue el proceso de elegir qué artistas te acompañarían en cada canción?
Igual que para otras canciones tenía claro quiénes iban a ser las colaboraciones, para estas dos, las de Miki y Delgao, todo fue más bien sorpresa. Con Delgao coincidí en una fiesta; Pablo Rouss, el productor del EP, se lleva mucho con él y otros artistas que son amigos de él. Rouss le enseñó el tema y le gustó, así que se vino al estudio, escribió su parte, lo grabamos ese día y ahí se quedó.

¿Qué te ha llevado a unir estas cinco canciones en un EP?
No es que cuenten una historia. Simplemente es un trabajo conjunto que queríamos hacer: cinco temas que homenajeaban al Plan Z de mi vida. Queremos lanzar una estética de cara a la gira y las fotos promocionales basada en el fútbol retro. En los conciertos la banda va a ir con una equipación personalizada.
En julio de 2020 sacaste Tu foto del DNI, una canción muy conocida por el remix que salió un mes y medio después con Aitana. ¿Cómo nació esta colaboración y qué supuso para tu carrera?
Surgió de la manera más natural del mundo. Aitana me invitó al estudio a grabar ese tema, yo lo subí por mis propios medios sin tener ni idea de cómo funcionaba la música. Mi canción en solitario pegó un boom, se puso número uno viral en España y Aitana quiso unirse para el remix, aprovechando que fue ella quien me animó a sacar el tema. Aquello supuso un antes y un después en mi carrera, hizo que mi primer tema fuese disco de platino y me abrió muchas puertas; conocí a muchas personas y eso me ha dado el empujón para mantenerme durante estos años en la música.

Después de ese tema te pusiste en el punto de mira del panorama musical nacional y tuviste que demostrar que no eras ni el chico que cae en el olvido después de un hit, ni el ‘amigo de’. ¿Cómo te enfrentaste a esto?
He de reconocer que a veces me da rabia que digan que ha sido todo gracias a Aitana, porque hemos trabajado mucho. Cuando lanzas un hit tan grande, hay que ser consciente de que puede ser que no se vuelva a repetir, pero, después de dos años y mucho trabajo, hemos conseguido crear nuestra propia comunidad; otros chicos y yo hemos creado una ola de música muy guay. Hemos currado mucho para no ser solo el ‘amigo de’ o el de Tu foto del DNI.
Tienes una con Pole, la de Soy un chulo. A pesar del título, he leído por ahí que te consideras un chico más bien tímido y reservado. ¿Tu personaje como artista musical se corresponde con tu persona realmente o es una versión diferente de ti?
No considero que mis facetas como Marmi y como Adrián sean muy distintas, creo que tienen mucha esencia las dos. De todas formas, si me llegan a decir hace dos años que me iba a subir a escenarios, no me lo creería. La figura de Marmi me ha hecho y me sigue haciendo abrirme al mundo y estar expuesto a la gente, pero sigo siendo un chico reservado y en el escenario se nota aún un poco, aunque voy mejorando. Marmi y Adrián son la misma persona.

Tengo entendido que te costó lanzarte al mundo de la música. ¿De dónde vino ese empujoncito que necesitabas?
En cuarentena tenía una cuenta secundaria donde subía algunos temas mal grabados. Una amiga que tengo en común con Aitana le preguntó si sabía que yo hacía canciones y ya ella, cuando se enteró de todo, me animó a grabar en un estudio. Aitana fue la que me dio ese empujón para ir por primera vez a un estudio.
Hasta hoy te hemos visto siempre entre el pop rock y el pop punk. ¿Te atreverías a mojarte en otros estilos o prefieres mantenerte ahí?
En este EP hay sonidos bastante distintos a lo que veníamos haciendo, he metido algo más electrónico. Me atrevería a hacer otros géneros, pero mi favorito es ese pop rock duro que he ido trabajando hasta ahora. Siempre estoy abierto a probar otras cosas, aunque eso pueda ser mi perdición.
De momento has trabajado con nombres bastante buenos de la escena. ¿Con qué otros artistas te gustaría colaborar también?
Me gustaría mucho trabajar con Pignoise, David Otero, Álex Ubago o, por decir algo loco, Dani Martín. Todos ellos han formado parte de mi infancia y siempre los he admirado. También soy bastante fanático de la ola de nuevos chavales que han salido. Por ejemplo, me gusta mucho lo que hace Hens, con el que comparto productor.


Texto
Claudia Campos
Fotos
Sharon López

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados