CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Chef por pasión y vocación, Laila Bazahm entendió el enorme poder de sentirse vulnerable y encontró su porqué en los puestos de comida callejera de todo el mundo y en la cocina familiar de su madre y sus tías. Lugares donde siempre ha encontrado refugio.
Para quién no te conozca, cuéntanos un poco de ti, tu trayectoria profesional y cómo te adentraste en el mundo gastronómico.
Lo mejor que me define es que antes trabajaba en finanzas, en empresas como JP Morgan, Deutsche Bank, etc., hasta que mi pasión por la gastronomía me llevó a ser chef-propietaria de Hawker 45 y Hawker Beach Club Ibiza.
Me di cuenta de que mis primeros recuerdos, o los más felices, eran todos los relacionados con mi madre y mis tías en la cocina. En ellos, siempre estábamos preparando recetas deliciosas, en la cocina con ellas siempre he encontrado consuelo y alegría. Debo decir que mi familia era un poco tradicional y eso me llevó a seguir una carrera segura y más estable, es decir, las finanzas. Pero al inicio de mi giro de rumbo, solo tuve que perseguir mi pasión y ver a dónde me llevaba. No he mirado atrás desde entonces.
Hawker 45 es un proyecto casi tan curioso como la cocina que se degusta. Explícanos un poco en qué consiste y cuál es el punto diferenciador.
Es un concepto de comida callejera del Sudeste Asiático y América Latina. Siempre he comentado que es mi homenaje (o carta de amor) a los vendedores ambulantes de Asia y América Latina.
Se trata de un espacio atrevido pero accesible con un toque de nostalgia, que en última instancia eleva la narrativa de Hawker 45 para crear una nueva identidad. Nuestra actividad culinaria gira en torno a la parrilla de brasa y un bar, lo que constituye un guiño amistoso a los paisajes urbanos del sudeste asiático.
Cuando lanzamos el concepto en Barcelona, en el 2016, éramos los únicos que teníamos la comida callejera como corazón e inspiración de nuestra cocina. Probablemente fue novedoso y emocionante para mucha gente, ya que los sabores que las personas podían encontrar en nuestra comida eran completamente diferentes. Eso se percibió y se percibe como algo atrevido; lo que nos ha ayudado a destacar y diferenciarnos en una ciudad gastronómica como Barcelona.

¿Qué nos podemos encontrar en Hawker45 y por qué?
Siempre ha sido nuestra misión llevar a la gente a un viaje gastronómico a los dos lados del planeta con una propuesta llena de personalidad y propia que redefina la cocina asiática y latina. Siempre hemos querido tener una propuesta de comida audaz, brillante, con muchas capas, juguetona y sorprendente.
Nuestra intención clara es desdibujar las líneas entre las diversas cocinas, el menú sirve comida asiática moderna y de la calle que rompe con la tradición y tiene el sabor como premisa.
Buscamos que los sabores clásicos asiáticos, picantes, ácidos, salados y dulces se entremezclen en todos los platos del menú. Queremos que los sabores estallen e impacten en boca.
¿Por qué te decantaste por la comida callejera?
Siempre he sido muy viajera, cada vez que viajo, trato de comer donde come la gente local. Esta fascinación me ha llevado a descubrir algunas de las comidas más increíbles de mi vida y, la mayoría de las veces, lo he hecho sentada sobre un taburete de plástico comiendo una sopa increíble en Vietnam, un curry o carne a la brasa en una calle en Bangkok, o los dumplings más deliciosos en un mercado nocturno de Taiwán.
Viví en Singapur durante casi 4 años, trabajando para restaurantes con estrellas Michelin, pero siempre tuve ganas de comer en los hawker centres después de mi turno de trabajo. En definitiva, algunas de las experiencias gastronómicas más increíbles y auténticas que he tenido han sido casi siempre a través de la comida callejera.
En plena pandemia, te adelantaste a las tendencias y abriste una web donde no solo se puede pedir platos que viajan bien para el delivery, sino que, además, en esta misma plataforma, se pueden comprar meal kits, para que el comensal los acabe en casa. ¿Qué nos podrías contar de esta tendencia?
El primer confinamiento fue bastante difícil para todos, ya que había mucha incertidumbre y nadie sabía realmente lo que iba a pasar. Pensamos que solo nos llevaría dos semanas y luego podríamos reabrir nuevamente, pero ahora todos sabemos que no resultó así.
Siempre he creído que hay una oportunidad en cualquier momento. De repente, todos tuvieron tiempo y casi todos los que conocía estaban cocinando solos e incluso pidiéndonos recetas. Entonces surgió una idea: ¡kits de comida! Pueden comprar el kit y, en definitiva, cocinar los platos y acabar todos los detalles en casa. Ganó mucha tracción porque las personas se han enamorado de nuevo del arte de estar en la cocina y preparar sus propias comidas.


Laila, tú dejaste una carrera exitosa en el campo financiero para dedicarte a la cocina ¿De dónde sacaste el coraje? Porque entonces no sabías que ibas a tener el éxito que tienes...
Alguien dijo una vez que podemos medir cuán valiente eres por cuán vulnerable estás dispuesto a ser. La vulnerabilidad es el ‘lugar de nacimiento’ de cosas como el amor y la alegría. A veces solo tienes que tomar esa decisión para ir por algo que realmente quieres perseguir.
No querría mirar atrás cuando tenga 80 años y pensar en todas las cosas que siempre quise hacer pero no pude. La vida es más interesante cuando la tratas como una aventura. Incluso si no funciona, incluso si lleva a un final catastrófico, es mejor bailar que no bailar.
Tengo entendido que has replicado Hawker45 en Ibiza, ¿son modelos idénticos?
Hawker Beach Club tiene la misma alma y personalidad que Hawker 45 pero tiene una actitud más playera. El modelo es un poco diferente porque está más enfocado a un beach club. Es decir, tenemos más eventos como pool parties o drag brunch, donde la gente bebe más y consume más picoteos que en un restaurante. Estamos muy felices de estar en Ibiza porque creo que la isla necesitaba más ofertas como Hawker.
Cuéntanos un poco de tus próximos proyectos....
De momento, estamos trabajando para un proyecto en Houston (Tejas). Es un bar de comida callejera, ¡lo lanzamos este octubre!

Texto
Naila Tahbaub
Retrato
María Dias
Fotos
Maria Astrand

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados