CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Las verbenas sin duda son para el verano. Y hace unos días pudimos asistir a una muy especial: La verbena de Zalando, que hizo de La Posta Real, una vieja posada del siglo XVII reconvertida ahora en una magnífica finca para eventos, el espacio perfecto para celebrar una velada inolvidable. Bajo la dirección artística de Pepo Moreno, que lo está petando muy fuerte con su Todo es gay, ahora también con libro nuevo, This is a gay book, y con Sen Senra y Amaia como artistas invitados, Zalando se marcó una noche fantástica que nadie se quiso perder. Se vieron muchas caras conocidas por allí, entre ellas la de Rocío Aguirre, que ejerció además de fotógrafa. Nos sentamos a charlar un rato con ella para comentar cómo discurrió la velada y qué proyectos nuevos se trae entre manos.

Pero antes de empezar con la entrevista, dejadme contar que también vimos por allí a Martina Cariddi, Greta Fernández, Samantha Hudson, María Escarmiento, Ana Rujas, Óscar Casas o Recycled entre muchos otros. Y es que hay eventos a los que uno no puede resistirte. A La verbena de Zalando no le faltaba detalle, sus banderitas de colores, el jamoncito bien cortado, sus preciosos carteles, su tinto de verano, una mesa de quesos que era pura lujuria, y hasta una charanga que recorrió la plaza con sus instrumentos tras las actuaciones de Ters y Duende Callejero, y minutos antes de que una Amaia maravillosa como siempre (Yamaguchi, qué preciosidad de canción en directo) subiera al escenario. Luego le tocó el turno a Sen Senra que cerró las actuaciones en directo para dar paso al bailoteo con la Bresh. “Me lo pasé tan bien que me duelen los abdominales”, comentaba Rocío Aguirre en sus redes. Nosotros también Rocío, nosotros también.


Rocío, ¡hola! Ha pasado año y medio desde que hablamos por última vez, cuéntame, ¿cómo estás?
¡Hola! ¡No me había dado cuenta de lo rápido que había pasado! Espero que a finales de este año volvamos a encontrarnos con la promoción del libro que lanzo, ahora uno en serio, tapa dura, 180 fotografías, 60x60cm…me explico, ¿verdad?
Has estado haciendo fotos en la Verbena de Zalando, un evento excepcional en el que pudimos disfrutar de las actuaciones de Sen Senra y Amaia, ambos portadas de ACERO. ¿Cómo lo viviste? ¿Qué es lo que más disfrutaste de la experiencia?
¡Estuvo muy divertido! A pesar de que estuve haciendo fotos, el ambiente estaba tan relajado y había tantos amigos y gente que conozco que me lo pase muy bien y me reí muchísimo.
Yo nunca he estado en una verbena real, aunque ya lleve casi 5 años en España; pero se nota cuando algo es muy maqueta y esto no era eso, para nada. Había música que me encanta, un clima perfecto, comida rica, amigos…
“Me lo pasé tan bien que me duelen los abdominales”, compartías en tus redes sociales al día siguiente de la celebración. ¿Qué es lo que más te gusta de este tipo de eventos? ¿Es fácil trabajar en un ambiente con tantos estímulos al mismo tiempo?
Se sentía un evento muy bien hecho, el lugar y decoración no se sentía forzado, no había una sobrepresencia de la marca. En el equipo eran todos majos, así que perfecto. Y es fácil trabajar cuando te lo estás pasando bien, porque estás con amigos, te vas encontrando con gente y no te sientes ajeno. Si bien no me dedico a las fotos de eventos sino a editoriales de moda y retratos, el estar cómodo haciendo tu trabajo hace que todo salga bien.

Fueron muchos los artistas y creativos que se acercaron a la Verbena. De Martina Cariddi a Greta Fernández, pasando por la inconfundible Samantha Hudson o Recycled J. Trabajar con amigos siempre es un plus…
¡Claro, eso fue lo más divertido! Estar con mis amigos de siempre, amigos nuevos, personas con las que he trabajado. E incluso con Sen Senra, uno de los músicos españoles favoritos, a quien me encantaría poder fotografiar en algún momento.
De portadas con talents a editoriales de moda, pasando por fotografías de eventos tan únicos e irrepetibles como este. Como bien adelantabas, son muchos los registros que exploras en tu trabajo, ¿cuál es tu favorito y por qué?
Mi favorito y el que quiero explotar más este semestre es la moda. Me encanta poder generar historias y tener la libertad de crear, colaborar con personas que admiro y que crean. Me inspira mucho imaginar situaciones, como en una película, y recrear eso que tengo en mi cabeza.
¿Y qué ha cambiado desde que empezaste en el mundo de la fotografía? Está claro que el formato analógico es uno de tus sellos por excelencia, ¿sientes que has encontrado tu estilo personal?
Después de dedicarme 10 años a la fotografía de manera constante, creo que cambian y se aprenden muchísimas cosas; pero los valores, lo que me inspira y mi sello, se mantienen. Se van sumando nuevas cosas que te hacen perfeccionar tu técnica, pero sobre todo descubres con qué cosas vibras más.


Al igual que en la fotografía, en la moda también encontramos perfiles que hacen de su estética su bandera. ¿Tienes algún referente en este sentido, alguien cuyo estilo admires por su personalidad arrolladora?
Aunque no tiene mucha relación con la moda pero sí ha hecho algunas campañas importantes, siempre he admirado al fotógrafo Martin Parr. Lo he estudiado mucho en entrevistas y su trayectoria, y me fascina que haya transgredido tanto en la fotografía actual. Cambió el estigma de ‘el fotógrafo solemne de Magnum’, que era el que estábamos acostumbrados a respetar y, con su humor sarcástico y siendo fiel a su estética, consiguió transformar un pensamiento mundial.
No puedo evitar preguntarte por tus proyectos a corto y largo plazo. ¿Hay algo que nos puedas adelantar?
Solo puedo responder a corto plazo porque, realmente, al que tenía como largo le he puesto un deadline definitivo, que es octubre de este año. Como te comentaba al principio, estoy en la recta final de lanzar mi libro de fotos. Aunque no es el nombre del libro, lo explico como un diario de vida. Son 180 fotografías analógicas, expuestas de manera cronológica desde el año 2008 al 2021, donde la cotidianidad, tanto en la técnica como en el contenido, muestran de manera cercana a mis amigos, viajes, amores y lugares donde he vivido. Está dividido en diez capítulos que podrían verse como los distintos ciclos que he vivido en estos años, transformándose, a través de colores, luz y oscuridad. Estoy muy emocionada porque después de estar 6 años haciéndolo, por fin verá la luz.
Es el momento de pedir un deseo, ¡adelante!
Pido dos deseos. El primero, que el pre y post del libro sea un éxito; y el segundo, hacer más campañas de moda que sean creativas y que respeten mi sello.






Texto
David Alarcón
Fotos
Rocío Aguirre, Nicolás Cuenca

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados