CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Inspirada por los sentimientos y sensaciones del día a día, la cantautora Firmado, Carlota plasma en su álbum de 2021 Buenas y malas decisiones todo aquello que le hace ser quién es, y a través de él nos deja conocerla un poquito más, y echar un vistazo a su mundo interior.


Tu nombre, Firmado, Carlota, recuerda al final de una carta o de una novela, más que al nombre artístico de una cantante. ¿Cuál es el origen? ¿Sientes interés por otro tipo de disciplinas como la literatura?
Llevaba algún tiempo buscando un nombre con el que sacar música. Quería que llevara Carlota porque me parecía importante que mi nombre real estuviera presente y, a la vez, añadirle algo. Como planteé las primeras canciones en forma de carta o pasaje de diario personal, puse Firmado, Carlota simbolizando el cierre de un mensaje y también esa idea que me gusta transmitir de que todo lo que canto viene de algo que me ha ocurrido de verdad.
Me encanta la literatura, sobre todo escribir y casi siempre escribo algún poema o texto antes de escribir las canciones en sí. Me ayuda mucho para procesar todo lo que me esté pasando en ese momento. De hecho, tengo en mente publicar algunos de estos escritos.
En tu música, las protagonistas son las situaciones y sensaciones más cotidianas, ¿qué es lo que más te inspira a la hora de escribir?
Me inspiran muchas cosas y conforme voy avanzando se suman muchas más. Desde siempre ha sido el amor y mi forma de verlo y vivirlo. Además, casi toda la música que escucho tiene esa misma temática. No obstante, también me inspira mucho la soledad y la sensibilidad. Me gusta mucho ir con una libreta encima y, cuando estoy sola, apuntar qué estoy viendo o en qué estoy pensando. Me gusta mucho observar a mi alrededor y lo veo súper importante para escribir.
Para una persona que nunca ha escuchado tus canciones, ¿cuál dirías que es el momento perfecto para escuchar tu música?
Pienso muchísimo en esto. Es difícil imaginar en qué momentos acompaña tu música a la gente que la escucha. Es cierto que la mayoría de mis canciones no son para bailar, no son muy alegres, sin embargo, creo que pueden ser una buena opción para escuchar en situaciones en las que, aunque no todo esté yendo bien, sepas que en un tiempo habrá pasado.
Por otro lado, asocio mucho mi música a esa hora de la tarde en la que el sol ya se ha ido y queda en el cielo un azul eléctrico que ilumina todo. También a la madrugada profunda en la que todo está oscuro y puedes ver las estrellas y no oír nada más que lo que tú decides.
¿Qué te motivó en un primer momento para empezar a lanzar canciones?
Estuve pasando por un muy mal momento en el que no le contaba a nadie lo que me pasaba. Además, llegó la pandemia y el confinamiento y me vi con la necesidad de hacer algo a lo que no estuviera acostumbrada y que me ilusionara. Unos amigos me animaron a subir las canciones a Spotify y pensé que quizás era el momento.
Las portadas de tus proyectos son muy originales y se nota que están bien pensadas, ¿qué criterio sigues a la hora de elegir una portada? ¿Ha habido alguna ocasión en que la portada haya ido antes que la canción?
Me gusta mucho pensar en la parte visual que acompaña a lo musical, así que cuando estoy haciendo una canción pienso en todo lo que le dará la imagen. Normalmente pienso: ¿si yo viera esta portada en una tienda o en plataformas escucharía la canción, aunque no supiera nada del/la artista? O pienso en lo que aporta la portada a la canción, como si tuvieran que ir de la mano y se complementaran. También es por eso por lo que no le doy prioridad a algo frente a lo demás, sino que la portada y la canción son igual de importantes. Me gusta que se me perciba como una artista musical, pero también quiero que se tenga en cuenta mi lado más visual y conceptual.
De la misma forma, los títulos de los temas, como Basura adolescente, Todo habrá cambiado o No es por tristeza, siempre dan la sensación de tener mucho trasfondo. ¿Qué proceso sigues a la hora de elegir el título de una canción?
El título de la canción para mí es súper importante. Muchas veces he escrito primero el título y luego la letra. Lo veo como la puerta que te invita a querer escuchar o no, así que le doy muchas vueltas. A veces incluso escribo los nombres de las canciones de un hipotético álbum para ver cómo quedarían todas juntas y desde ese punto sigo desarrollando el concepto y la idea.

¿Qué opinión tienes de otras artistas de la escena como Natalia Lacunza o Irenegarry? ¿Qué opinas de la escena musical española en general?
Personalmente ambas me encantan y las suelo escuchar. Me inspiran mucho otras mujeres de más o menos mi edad que tienen estilos muy distintos (de nuevo tanto musicales como visuales) pero que también comparten un contexto y no se ven como rivales sino como compañeras. Creo que eso es lo más importante para estar a gusto, no solo con los demás sino con uno mismo. Cuando no te obligas a competir eres más creativo, sincero y genuino, así que tienes más libertad para hacer lo que te apetezca en ese momento. La escena española me parece que va en esa dirección, al menos la alternativa. Está llena de artistas jovencísimos con mucho talento e ideas, además de unos valores muy importantes y sin el lastre de los prejuicios.
Hablando del panorama musical español, ¿cual crees que es el lugar que ocupas en él? ¿Cómo te sientes ahora que ya llevas un tiempo formando parte?
Aún no sé muy bien qué lugar ocupo en el panorama musical actual. Nunca he sido de definir el punto en el que estoy con respecto a lo exterior, pero diría que me siento parte de esta generación de artistas que están empezando y aprendiendo constantemente a valorar sus ideas y metas. Me siento muy afortunada por el hecho de que mi proyecto tenga un sitio entre tantos y que haya gente que lo escuche y lo disfrute. Me sorprende mucho el momento de subir al escenario en un concierto y ver ahí a toda la gente esperando a que empiece, cantando, o incluso cuando alguien me escribe diciendo lo que una canción mía significa para ellos. Es muy fuerte.
Posicionándonos desde tu perspectiva como autora, ¿cómo describirías tu música? ¿Qué te transmite cuando la escuchas una vez terminada?
Describiría mi música como un eco de lo que pienso, siento o vivo. Todo está basado en los sitios en los que he estado estos últimos 2 años y, por lo tanto, es de carne y hueso, es de verdad. Cuando se termina de escuchar esa es la sensación que queda: el silencio que surge cuando nos quedamos pensando en lo que acabamos de oír, recordándonos a nosotros mismos en situaciones parecidas.
Por último, nos gustaría saber, ¿Qué podemos esperar de ti en lo que queda de año? ¿Qué planes tienes para la segunda mitad de 2022?
En lo que queda de 2022 tendré algunos conciertos y seguiré escribiendo para sacar más música en cuanto pueda. Tengo muchas ganas de esta etapa, así que muchas gracias a todos los que vayan a empezar o continuar acompañándome.
 

Texto
David Jiménez
Retrato
María Balboa

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados