CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Cambio climático, denuncia social y moda van de la mano en la colección Spring/Summer 2021 de Eñaut, titulada Permafrost, que ha presentado recientemente en 080 Barcelona Fashion. Aunque la relación entre moda y política no le viene de nuevo al diseñador y fundador de la marca, Eñaut Berruetabeña, quien ya había tratado temas como el éxodo en colecciones anteriores.

Con varios premios bajo el brazo –incluyendo Mejor Diseño Emergente en 080 Barcelona Fashion–, Eñaut se está perfilando como una de las marcas que más despuntan gracias a un lenguaje muy claro desde su primer desfile, definido por la sobriedad, el minimalismo y la fluidez. Además, claro, de su constante enfoque político y de denuncia, ya que entiende la moda como una herramienta para ahondar en problemas que conciernen a nuestro planeta y a nosotros como sociedad.

¿El secreto del éxito? “Pues no sabría darte la fórmula (risas). Te puedo decir que mimo mucho lo que hago y que le dedico muchas horas de trabajo”, nos dice en esta entrevista. Y además, confiesa que intenta ocuparse de todos los procesos de la colección, desde el diseño hasta la confección final, pasando por el patronaje. “Las personas que conocen el mundo de la moda saben que es intenso y constante. Por tanto, hay que trabajar mucho y estar a gusto con lo que haces.” Tras un breve descanso entre colección y colección, hablamos con Eñaut sobre sostenibilidad, el éxito precoz, y la importancia de seguir tu pasión.

Toda tu vida tuviste claro que querías ser arquitecto, pero dejaste la carrera de arquitectura para aventurarte en el mundo de la moda. Aún siendo una decisión arriesgada, ¿qué te llevó a tomar esa decisión?
La verdad es que tuve una larga etapa de reflexión en mi vida cuando decidí dejar la carrera de arquitectura. No tenía ningún plan B. Lo único que sabía era que no quería seguir con la decisión que había tomado tiempo atrás. Quería seguir unido al mundo del diseño, y así llegué al mundo de la moda.
Llegaste al mundo de la moda de imprevisto, has comentado que empezaste un poco reticente y que cuando lanzaste tu marca no estabas del todo seguro si iba a funcionar. ¿Cómo fue el aprendizaje que tuviste que experimentar en tus inicios para llegar hasta donde estás ahora?
Siempre me había interesado el mundo de la moda, pero nunca lo había planteado como una opción profesional. Al final, decidí lanzarme al proceso de crear una marca propia. Los inicios no son nada fáciles, de hecho aún considero que estoy empezando, ya que me queda mucho por aprender. Es un proceso largo y duro, pero bonito y gratificante. También tuve mucha suerte al ganar dos premios nada más empezar. Los premios me ayudaron a seguir adelante, sobre todo el Premio que gané a Mejor Diseño Emergente por parte de la 080, eso fue un chute de energía increíble.
Teniendo en cuenta tu breve trayectoria como diseñador, ya has ganado varios premios, ¿a qué crees que se debe tu éxito en tan poco tiempo?
Pues no sabría darte la fórmula (risas). Te puedo decir que mimo mucho lo que hago y que le dedico muchas horas de trabajo. Además, intento hacer todo lo que pueda yo mismo. Por ejemplo, para las colecciones de pasarela, yo mismo preparo el proceso de diseño, el patronaje y la confección. Las personas que conocen el mundo de la moda saben que es intenso y constante. Por tanto, hay que trabajar mucho y estar a gusto con lo que haces.

En 2018 lanzaste tu propia firma, Eñaut, una marca masculina de una estética minimalista. Has dicho en alguna ocasión que la moda masculina tiene menos alternativas que la femenina, ¿por qué optaste por hacer moda masculina entonces?
Al comentar eso lo que quería era hablar de los tabúes que existen acerca de la moda masculina. Por esa razón aposté por ella, para aportar mi grano de arena en la normalización de ciertos aspectos. De la misma manera, las prendas que hago las hago con mentalidad de creación unisex, aunque las plantee en modelos masculinos. El reflejo de esto es que cada vez tengo más público femenino.
En una entrevista has comentado que la moda actualmente funciona muy rápido. Según la ONU, la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta, ya que en los últimos años ha multiplicado su producción. En la edición de este año del 080 Barcelona Fashion has presentado la colección para Spring/Summer 2021, titulada Permafrost, para denunciar el cambio climático. Háblanos más de cómo ha sido el proceso de creación, desde el concepto inicial hasta cómo lo has traducido en la ropa.
Efectivamente, Permafrost nació como una colección de denuncia. Todo el proceso comenzó cuando leí un artículo sobre la capa de Permafrost y los daños que podía causar. Me di cuenta de que no somos conscientes de todo lo que hay detrás de la emergencia climática. Por ello, en un año complicado como este con el Covid-19, quería recordar que no debemos dejar de lado las demás luchas que se están batallando.
Aprovechando que teníamos un nuevo escenario con la edición virtual, quise crear algo visualmente atractivo, relajado y puro, incluso hipnótico. Quería contrastar con una música de alarma creada expresamente para la colección, para concienciar sobre el trasfondo que existe. Esto se refleja en la utilización del color blanco con detalles azules en tie-dye o la incorporación del agua. Así como también con los materiales orgánicos, sostenibles, y las líneas puras.
Con un imaginario monocromático, depurado, sobrio y muy conceptual, el negro ha sido tu color predilecto hasta ahora, pero con Permafrost te pasas al blanco precisamente por la conexión con el hielo y la nieve, aunque manteniéndote fiel a tu lenguaje visual. Puede parecer nimio, pero, ¿cómo has afrontado el reto de cambiar al espectro opuesto una gama cromática que hasta ahora te definía? ¿Acabará Eñaut inspirado por las sequías y los incendios, y veremos ropa en tonos tierra, rojizos y naranjas?
Pues me lo tomé como un reto ya que me apetecía hacer algo más puro y coherente con el tema. Aunque me ha gustado trabajar el blanco, creo que la siguiente colección al menos será negra… (risas). Para el futuro no descarto lo que me planteas, es una idea que ya había barajado.

En colecciones anteriores has hablado de otras problemáticas como el éxodo, por ejemplo. ¿Qué otro tipo de problemas te gustaría denunciar a través de tus colecciones en un futuro?
Todos los problemas relacionados con el medio ambiente, así como cualquiera que nos afecte como sociedad. Me gusta aprovechar la oportunidad que tengo para intentar crear consciencia.
De hecho, el debate entre política y moda es ineludible, y podemos ir desde los casos más obvios como las camisetas con mensajes de denuncia (en tu colección, por ejemplo, hay una que dice ‘Fuck you, this is real’), hasta lo más estructural como la politización de los cuerpos, lo que una determinada persona ‘puede’ o ‘debe’ (o no) llevar. ¿Qué esperas aportar con tu grano de arena al debate global? ¿Y qué otras herramientas más allá de la moda usas para generar debate y concienciación sobre los temas que tratas en las colecciones?
Como he comentado antes, tanto esta colección como la anterior son de denuncia, de ahí el mensaje ‘fuck you, this is real’. También intento trabajar el tema del género cada vez más.
La pandemia de la Covid-19 ha supuesto un cambio de paradigma brutal, sobre todo en el mundo de la moda. Esta edición de 080 Barcelona Fashion ha supuesto un desafío al tener que realizarse de forma online. Sin embargo, para ti no ha sido tan difícil este cambio ya que tu marca siempre ha apostado por la parte virtual desde tus inicios. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de presentar tu colección de forma digital?
Al ser una marca joven, el mundo virtual lo llevamos en nuestro ADN. Ha sido una oportunidad plantear algo diferente y realizar una coreografía más trabajada. Teníamos el reto de reconectar con el espectador, y creo que el resultado ha sido bonito y especial. En cambio, durante el día del rodaje, nos faltó la reacción, el calor y el feedback del público, que suele ser lo más gratificante. Pero, bueno, esto lo hemos tenido igualmente de manera virtual al lanzarlo online.

Si te dieran a elegir, ¿en qué formato te sentirías más cómodo, en un desfile online o en un desfile presencial? ¿Por qué?
Yo apostaría por una mezcla. La moda es para sentirla y tocarla, sería una pena perder esa parte presencial. Pero yo creo que debemos aprovechar este nuevo escenario para crear cosas diferentes y seguir potenciando la parte virtual. Por ello, apuesto por el avance y la fusión.
¿Cómo ves el futuro de las pasarelas y de los desfiles de moda debido a la pandemia del Covid-19? ¿Crees que el formato de festival online ha llegado para quedarse?
Espero que sigamos actuando de forma coherente y podamos volver a la normalidad lo antes posible. Como comentaba, creo que la parte presencial es algo que debemos cuidar y preservar. Pero lo que está claro es que la parte virtual es una muy buena alternativa.
Tras presentar varias colecciones y ganar premios, imagino que te reafirmas en tu decisión de dedicarte a la moda en vez de a la arquitectura. ¿Qué es lo mejor que te ha aportado esta industria hasta el momento, y qué te hace continuar?
Es un proceso duro pero muy bonito. He aprendido mucho y he conocido gente increíble con la que he podido trabajar. Es muy positivo recibir el feedback del público y ver crecer un proyecto al cual le dedicas tanto cariño.
¿Crees que volverías a cambiar de rumbo en unos años si ya no te motivara más lo que haces?
Sí, creo que es muy importante sentirte a gusto con lo que haces y que te motive para seguir adelante. Si se diera el caso de cambiar de rumbo, buscaría uno para seguir creciendo y aprendiendo.

Texto
Ariadna Columbri

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados