CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Directa desde Santiago de Chile, Lizz representa la generación post-internet, que no tiene miedo a la hibridez. Su carrera como DJ de música urbana, además de haberla llevado a compartir cartel con artistas de la talla de Daddy Yankee, ha inspirado a miles de mujeres jóvenes de su país, a las que la cultura popular les había dicho que como mucho podían aspirar a ser las groupies de los artistas hombres.


Sus raíces, su voluntad de -en sus palabras- “hacer que la gente mueva el culo”, su vocación game-changer, y su carácter arriesgado y desobediente, la cruzaron hace años con Tomasa del Real, y juntas ondean la bandera del -bautizado por ellas mismas- “neoperreo”. Recientemente colaboraron en La Putería, el single que confirma que la nueva aventura de Lizz como vocalista va bastante en serio.

Durante su extensa gira europea, nos sentamos a hablar con esta agitadora nocturna sobre la desestigmatización del reggaeton, la ocupación por parte de mujeres y colectivo LGTBIQ+ de espacios prehistóricamente misóginos, y el tabú que rodea el trabajo sexual (off y online).

Texto
Jordi Chicletol
Foto
Poncho Paradela

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados