CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Iniciamos hoy una colaboración con una de las plataformas de cine más interesantes, Filmin. Si te gusta el cine clásico y de autor, si buscas títulos poco conocidos, si eres de los que arriesga para descubrir cosas nuevas, Filmin es para ti. Cada dos semanas iremos publicando diferentes listas de películas sobre un tema en concreto. Y evidentemente, no podríamos empezar de otra forma. A continuación, quince títulos en los que de una forma u otra la moda es claramente protagonista. Tenéis todos ellos en Filmin. Y muchos otros que hemos preferido dejar que descubráis vosotros mismos.

Dior y yo – Frédéric Tcheng, 2014

Ahora que Raf Simons acaba de fichar por una de las casas de moda más emblemáticas para trabajar junto Miuccia Prada compartiendo la dirección creativa, es un buen momento para echar la vista atrás y recuperar su paso por Dior. Dior y yo es uno de esos documentales imprescindibles para entender el enorme trabajo que hay detrás de cada colección y desfile, con el añadido de que esta era además la primera colección de Simons para la maison, tras el despido fulminante de Galiano. Por la hora y media de metraje desfilan personalidades como Marion Cotillard, Isabelle Huppert, Anna Wintour o Donatella Versace.


Bella de día – Luis Buñuel, 1967

Refinada y de cuidada estética, Buñuel contó en Bella de día con la inestimable ayuda de Yves Saint Laurent para definir el personaje de Séverine, interpretado por una joven Catherine Deneuve, que acabaría convirtiéndose en una de sus musas hasta la muerte del diseñador. Los diseños de Saint Laurent, recatados y elegantes propios de una mujer de la alta burguesía, ejercieron de contrapunto perfecto para esa doble vida del personaje: la de mujer sumisa dentro del matrimonio, pero liberada sexualmente para huir del tedio. Los abrigos entallados, trajes dos piezas, y la doble abotonadura forman ya parte de uno de los vestuarios más celebrados del cine.


Dolls – Takeshi Kitano, 2002

Sin duda una de las obras maestras de Kitano, una película tan bella como conmevedora cuyo majestuoso vestuario corrió a cargo del diseñador Yohji Yamamoto. El propio Kitano explicó en su día que en esta película invirtió el proceso de trabajo: en vez de diseñar el vestuario una vez estaba todo listo, aquí Yamamoto tuvo libertad absoluta para realizar sus creaciones, y después se buscaron las localizaciones para que naturaleza y vestuario encajasen a la perfección. El resultado, escenas de una plasticidad abrumadora y unos diseños simplemente maravillosos.


La ventana indiscreta – Alfred Hitchcock, 1954

Alfred Hitchcock contó en este film con una de las principales diseñadoras de vestuario de la época, Edith Head, que retrató a la perfección el estilo de la mujer de los 50 inspirándose en el New Look de Dior. Grace Kelly con su elegancia innata desfilaba en la pantalla con diferentes vestidos, aunque el que más perdura en el imaginario colectivo es el de la voluminosa falda de chiffon. Por no hablar del legendario bolso de Hermès conocido como Kelly, uno de los más emblemáticos de la casa francesa. Edith Head y Grace Kelly acabarían colaborando en muchas otras películas.


Vivienne Westwood: Reina Punk
– Lorna Tucker, 2018

A sus casi 80 años, Vivienne Westwood es sin duda la diseñadora de moda más irreductible y apasionada de todos los tiempos. Lorna Tucker consigue retratar de forma emocionante y sincera, no solo a la diseñadora con más de 40 años de trabajo a sus espaldas, sino también a la mujer que lucha por mantener la integridad de su marca sin traicionar sus principios, aquellos que la llevaron a coronarse como reina del punk en los 70. Un título que aún a día de hoy es capaz de defender sin rendirse a los devaneos de una industria tan caprichosa como exigente.


Dos en la carretera
– Stanley Donen, 1967

Audrey Hepburn y Albert Finney protagonizan esta especie de roadmovie romántica que documenta a la perfección lo que fue el Swinging London de los sesenta. Entre muchos otros, aparecen diseños de Paco Rabanne, André Courrèges y Mary Quant en más de veinte estilismos a lo largo del film. Esta vez no habría vestidos de su adorado Hubert de Givenchy, amigo personal y modisto de referencia en la mayoría de sus películas más destacadas.


The Neon Demon
– Nicolas Winding Refn, 2016

El mundo de la moda se antoja como un universo acertadísimo para disertar, y desbarrar a gusto, acerca de conceptos universales y eternos como la belleza. Con una Elle Fanning perfecta en su papel de niña inocente pero no tanto, que llegará a Los Angeles para labrarse un futuro como modelo, el director de Drive construye una obra tan esteta como desquiciada y excesiva, que fue aplaudida y denostada a partes iguales en su paso por el festival de Cannes.


Charada
– Stanley Donen, 1963

Si hay un binomio indisociable entre cine y moda ese es sin duda el de Hubert de Givenchy y Audrey Hepburn, que no empezaría aquí sino casi 10 años antes con Sabrina, de Billy Wilder. La suya es una de las historias más bonitas del cine que no solo les unió en una fuerte amistad sino que les llevó a colaborar en un gran número de películas por petición expresa de la actriz, entre ellas Charada, Una cara con ángel y Desayuno con diamantes. “Solo en sus prendas me siento yo misma. Es mucho más que un coutourier, es un creador de personalidad”, dijo la actriz en una ocasión.


Quadrophenia
– Franc Roddam, 1979

La eterna rivalidad entre mods y rockers en una película que se convirtió en film de culto desde el mismo día de su estreno. Producida por The Who justo cuando la escena mod británica empezaba a vivir su primer revival, la historia nos lleva al Londres de 1964 de la mano de Jimmy, un chaval que recorre las calles encima de su Lambretta impecable cargada de espejos. Como suele suceder, la historia nos cuenta más sobre el momento en el que se rodó, sobre todo a nivel de vestuario, que sobre el que supuestamente hace referencia. Aún así, interesante ver todo ese desfile de parcas, y chavales trajeados con Sting en su papel de Ace Face como líder del grupo.


Los recuerdos de Grey Gardens
– Göran Olsson, 2017

Uno de esos films que no te puedes perder, y menos si te maravillaste con Grey Gardens, el documental que narraba la historia de Edith Bouvier Beale y su madre Eddith Ewin Bouvier, dos damas excéntricas y cautivadoras que habitaban una propiedad ruinosa en el East Hampton a punto de ser desahucidadas, luciendo unos estilismos que todavía a día de hoy siguen inspirando a las revistas de moda. Lo que Göran Olsson muestra ahora en “Los recuerdos de Grey Gardens” es parte del material de rodaje de aquel verano de 1972, que permación perdido durante décadas, cuando Lee Radziwill, la hermana pequeña de Jacqueline Kennedy Onassis, dedició hacer una película sobre su infancia y acabó descubriéndonos a su peculiar familia. O lo que es lo mismo, la escena artística del Nueva York de los 70 de la mano de sus protagonistas. Por el film desfilan desde Andy Warhol a Paul Morrissey, Mick Jagger o Truman Capote.


Annie Hall
- Woody Allen, 1977

Prendas oversize, zapatos Oxford, corbatas, camisas de rayas, chalecos de tweet, sombreros, tirantes, Diane Keaton sentó las bases del look femenino-masculino en esta película, con diseños de Ralph Lauren en su mayoría, que luego tuvo un repunte importante en los años 90, y que sigue siendo una referencia válida a día de hoy. Hasta el punto que el propio Ralph Lauren hizo una revisión de Annie Hall con su colección Fall/Winter 2016 cuyas prendas remitían directamente al vestuario de Diane Keaton en la película de Allen.


Advanced Style
– Lina Plioplyte, 2015

Por qué los blogs de street style solo muestran fotografías de jóvenes apasionados por la moda. ¿Qué pasa con los mayores? Algo así debió pensar Ari Seth Cohen cuando ya en 2008 puso en marcha su reconocido blog Avanced Style, que más tarde trasladó al formato libro, y años después Lina Plioplyte se encargaría de llevar al cine en forma de documental. El protagonista aquí no es Ari Seth sino todas esas esas personas estilosas que desfilan ante la cámara de la directora dejando claro que el estilo no tiene que ver con la edad sino con la actitud.


Un hombre soltero
– Tom Ford, 2007

Colin Firth y Julianne Moore protagonizan la primera incursión del diseñador Tom Ford en el mundo del cine. El resultado, un película de cuidada estética un tanto pretenciosa a ratos pero, eso sí, con una colección de trajes impecables que Colin Firth luce con indudable y briánica elegancia. Como curiosidad, “Un hombre soltero” supuso el debut en el cine del modelo y ahora también actor Jon Kortajarena.


Notebook on cities and clothes
– Wim Wenders, 1989

Comisariado por el Centre Pompidou como proyecto sobre la relación entre cine y moda, Wim Wenders nos acerca de forma pausada al trabajo de uno de los diseñadores más visionarios de todos los tiempos, con permiso de Rei Kawakubo. A través de una serie de entrevistas, Wenders nos adentra en el universo de Yamamoto, de sus collecciones y de su concepto de la belleza, en este retrato intimista que se mueve entre el film y el vídeo.


Yves Saint Laurent
– Jalil Lespert, 2014

Pierre Niney interpreta al joven Yves Saint Laurent en este film de Jalil Lespert que recorre la trayectoria profesional del reconocido diseñador desde que con apenas 21 años se incorporara a Christian Dior. Tres años más tarde abría su propia maison iniciando así uno de los capítulos más gloriosos de la historia de la moda, con momentos estelares como el lanzamiento del esmoquin fememino que en su día supuso toda una revolución.

Texto
Ona Poveda

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados