CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
¿Transformar el sonido de un proyecto pasado, reacondicionarlo y volverlo todavía más identitario? Sí, es posible. Kabasaki, el productor de música urbana y electrónica conocido por ser parte del dúo Beauty Brain –aunque se separaron en 2021–, y por acumular grandes éxitos junto a Ms Nina como Tu sicaria o Traketeo, entre tantos más, lanza su nuevo álbum Temperatura para demostrarnos toda su potencialidad, innovando en sonido, colaboraciones y mensaje.
Temperatura es un álbum para hacernos bailar, para demostrar que el reggaeton, por mucho que le repitieran lo contrario, es un género musical que llegó hace años para quedarse, y también un álbum para demostrar el poder y la importancia que los productores merecen. Entre sus canciones escucharás a Mala Rodríguez, Bejo, La Pantera, y muchos más. Así, hablamos con Kabasaki para que nos cuente todos los entresijos de esta nueva producción, proyectos a medio plazo, y memorias pasadas.

Estrenas tu primer álbum, pero no eres novato en esto. Empezaste en 2011 en Beauty Brain, y recuerdo muy bien que vuestros primeros bombazos se dieron con Ms Nina y los temas Tu sicaria, Traketeo o Rico rico. Cuando piensas en esa época, ¿qué recuerdos se te vienen a la cabeza?
En realidad en 2008 empecé a subir remixes de canciones de reggaeton que funcionaron bastante. Por aquel entonces me llamaba DJ Kaba, y ya solo quedan unos pocos temas de esos por YouTube… Mucha gente cree que empecé haciendo electrónica, pero no. Por eso volver a producir reggaeton me ha resultado tan cómodo y fácil, porque lo llevo trabajando desde el 2007 aproximadamente.

Cuando partes de un proyecto así, desde cero y sin apenas contactos, como fue en tu caso, ¿cómo se consigue encontrar un hueco en una industria tan masificada?
Antes era todo diferente, éramos menos y casi todos nos conocíamos. Sin duda Tuenti y Facebook ayudaban mucho.
Por cierto, acabáis de repente con Beauty Brain en 2021, ¿qué pasó? ¿Tuvo algo que ver la pandemia?
Antes incluso de la pandemia la escena electrónica no daba para mucho más. Personalmente también estaba un poco cansado del sonido EDM y de su gente, y aunque fui el primero que lo hizo, al final todos los productores acabaron pasándose al urban.
Entiendo que, después de todo esto, tú decidiste que querías seguir dedicándote a la música. Y así nace Kabasaki. ¿Cómo fue esto de empezar un nuevo proyecto, en solitario, después de todo el boom que hubo con Beauty Brain? ¿Sentiste vértigo en algún momento?
Sí, al principio la gente de mi alrededor me avisó de que iba a ser duro empezar un proyecto de cero, pero me considero muy joven en esto y creo que aún tengo muchísimo que dar.
Y una vez empiezas con Kabasaki, ¿no quisiste alejarte un poco de lo que habías hecho hasta el momento con Beauty Brain?
No, tampoco me alejé mucho del sonido Beauty Brain; básicamente era un sonido propio que me costó macerar muchos años, así que digamos que Beauty Brain es necesario para hacer sonar a Kabasaki.
Ahora presentas tu nuevo álbum Temperatura, y lo haces junto al slogan: “El reggaeton no ha muerto, por mucho que digan lo contrario”. ¿No crees que está sucediendo todo lo contrario o es que crees que lo que suena ahora no se le puede llamar reggaeton?
Recuerdo a mucha gente que me decía que al reggaeton le quedaban dos días, es algo que he escuchado desde hace años. Pero el tiempo habla, y un estilo que parecía una moda pasajera se ha consolidado en nuestro país como lo más fuerte del momento. Y da igual la variante, sea comercial o underground.
Además de este concepto, ¿qué más hay en Temperatura que dirías que destaca sobre el resto de álbumes de reggaeton? ¿Qué le hace único y, sobre todo, qué significado tiene para ti?
Algo a destacar en Temperatura es que aquí lleva la batuta al 100% el productor, y las instrumentales están elegidas a dedo para ellos. Normalmente suele ser al contrario: el artística elige entre un catálogo normalmente, pero en este álbum fui yo quién eligió al artista para el beat.
Temperatura cuenta con grandes colaboraciones como la de Bejo, Quevedo o Mala Rodríguez, entre muchxs más. A la hora de seleccionar a los artistas, ¿por qué te decantas? ¿Qué debe tener un artista para que capte tu atención?
Lo primero que me dé buena vibra, y que me aporte a mí y al instrumental.

En todas estas colaboraciones, en el caso particular de las letras, ¿las escribías tú, el artista colaborador o ha sido un trabajo compartido por ambas partes? A lo mejor tú te has dedicado al tema de la producción y las bases, y el artista colaborador se encarga totalmente de la letra y de cantar…
Hay algunos temas en los que el estribillo es mío, otros que ayudo en algún verso, o simplemente en la idea o el concepto de la canción, en otros solo me he encargado de producir, grabar y mezclar…¡Hay de todo!
También te atreves tú mismo a cantar, además de producir. ¿Esto ya lo habías hecho antes? ¿O es la primera vez que introduces tu voz en las bases?
No, nunca me he atrevido. He usado varios shots de mi voz, pero no se nota nada en los temas. Prefiero dedicarme a lo mío que es producir.
Además del lanzamiento de este álbum, ¿qué más tienes entre manos?
Ahora me merezco unas vacaciones, intentaré ir a la playa mucho, comer pescaito y pasar tiempo con los míos, que es lo que me da vida para meterme después en el estudio.
¿Podremos verte en directo próximamente?
Sí, el próximo 25 de junio tengo fecha en Casianos Fest en Iniesta, Cuenca, y también estaré compañando a Kaydy Cain como DJ, es algo que me hace mucha ilusión.

Texto
Antonio Alfaro
Fotos Cortesía Helsinkipro

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados