CookiesUtilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si usted como usuario visita nuestra página web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquíOK
Hace unos meses, en enero para ser más exactos, lanzamos el primer número de ACERO y aquí estamos otra vez. Empecemos por decir que estos tres meses han sido alucinantes: después de todo el trabajazo que supone hacer una revista, ver como pones en marcha un proyecto nuevo que, quieras o no, nunca sabes cómo va a funcionar, y comprobar la buena acogida que está teniendo, no solo es gratificante sino profundamente esperanzador. Ah, pero que la revista es en papel, nos comentan una y otra vez. Sí, lo es. Porque nos gusta el papel, creemos en el papel, adoramos pasar las páginas y ver las fotos impresas. Luego, claro, vamos publicando el contenido también online, así que de una forma u otra, espero que lleguéis a él.

Dicho esto y antes de repasar un poco qué es lo que os vais a encontrar en este número, vamos con los agradecimientos. A quienes nos leéis, por estar ahí; pero sobre todo esta vez quiero dar las gracias a todo el equipo y colaboradores que hacen posible esta aventura. Sin ellos nada de esto sería una realidad. Así que gracias por confiar en este proyecto y volcar todo vuestro talento en estas páginas.

¿Y qué es lo que nos vamos a encontrar en este número? Para empezar, cuatro portadas en vez de las tres del número anterior: Rigoberta Bandini, Rels B, Natalia Lacunza y Clara Galle y Albert Salazar. También mucha música, por supuesto. Y luego, dos temas que se van repitiendo y que de alguna manera conectan buena parte de las entrevistas. Por un lado, una mirada feminista que reivindica el papel de la mujer no solo en la sociedad sino también en una industria claramente dominada por hombres, sin que por ello tengamos que ir por ahí con la etiqueta ‘feminista’ pegada en la frente todo el rato. Rigoberta Bandini: “Si pensara en el titular ‘icono feminista’ cada vez que voy a componer, a crear, a actuar… Se me desdibujaría todo. Soy una mujer feminista que compone canciones. Nada más”. También habla de esto Natalia Lacunza con nuestra redactora Alexandra Navas: tenemos una perspectiva feminista porque somos feministas, o-b-v-i-o, pero somos muchas otras cosas aparte de esto, dicen, podemos hablar de muchas otras cosas, no queremos vernos reducidas a una etiqueta. De feminismo también van cargadas las letras de las canciones de Santa Salut, que con su segundo disco, Discordia, se confirma como una de las voces más interesantes del rap hecho por mujeres: “Una chica rapeando no es raro, es solo cierto”, canta en Retroexplosivo.

El segundo tema tiene que ver con algo de lo que se está hablando mucho últimamente, el cuidado a uno mismo y la salud mental. Natalia Lacunza, sobre la ansiedad: “La psicóloga me dijo, hay una manera de ver el mundo que todavía no has descubierto. Y en el momento que dijo eso fue como, dios, qué fuerte”. También Rels B habla de ello, de la presión que supone estar en el foco, de la inseguridad que muchas veces acarrea, de cómo manejarse con la fama y el éxito, algo de lo que también hablan los protagonistas de El internado: Las Cumbres, Clara Galle y Albert Salazar.

Y hasta aquí voy a contar. En este número también hablamos con Ana Rujas, Rusowsky, La Plazuela, Evade House y Menend, mientras que Tomás Aciego toma la palabra para presentarse a sí mismo y su trabajo. Recordad que estamos a la venta en más de doscientos cincuenta puntos de toda España y que también podéis comprar la revista a través de nuestra tienda online, en metalmagazine.eu, en unos meses más.

Texto
Yolanda Muelas

ic_eye_openCreated with Sketch.Ver comentariosCerrar comentarios
CategoríasFiltrarArchivo
0 resultados