CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Los artistas evolucionan: mchos lo hacen forzosamente, en busca del éxito, otros, en cambio, siguen simplemente su propio camino; no se reinventan, se mueven hacia delante dejando que el tiempo y la vida les cambie. Eso parece estar haciendo la cantante catalana Sofia Coll, vivir su aventura musical de manera natural, orgánica, dejando que la energía siga su curso.

Desde sus comienzos en el prime time gracias al talent La Voz Kids, su rompedor primer álbum Génesis, hasta su tema más reciente Mi hogar, Sofía parece fluir como un río hacia una mar llena de buen rollo y positividad. Y es que su objetivo como cantante es precisamente ese: hacernos disfrutar y pensar, sentir y bailar… justo como cuando encuentras tu lugar.

Sofía, este nuevo tema gira en torno al concepto del hogar. ¿Qué es lo que te ha llevado a elegir esa temática?
El concepto ‘hogar’ me parece muy interesante e increíblemente amplio. La percepción de este depende mucho de tu infancia, cultura y situaciones que hayas podido experimentar. Alrededor de las Navidades pasadas, estaba hablando con dos buenos amigos y acabamos reflexionando sobre esto, de lo mucho que puede abarcar una sola palabra.
Es curiosa la percepción que puede tener cada uno sobre el hogar. ¿Qué es? ¿Tenemos todos hogar? Yo digo que sí. Aunque la mayoría de las veces ese concepto está relacionado con la casa, la familia… No todo el mundo tiene la suerte de tener una o de sentirse a gusto en ella. Y es importante hablarlo, normalizar que existen muchos tipos de hogares. El tuyo puede estar en un olor, un recuerdo, una brisa o en la risa de tu mejor amigx... Me parece una temática bellísima y poco explotada. El concepto de hogar me lo imagino como la gran bolsa de Mary Poppins, que vas llenando poco a poco.
Para ti el hogar no es solo un lugar, también un recuerdo. ¿Podrías contarme alguno que sea muy especial?
Ir a casa de mi abuela y sentir la temperatura de ese lugar, su eco. Una de mis cosas favoritas es estirarme en el sofá, con una de sus mantas, y dormirme entre los cojines. Me recuerda a todas esas veces que he estado enferma y ese era el único sitio en el que me sentía bien. De pequeña pasaba muchísimo tiempo con ella y, ahora, si tengo la ocasión, me reconforta regresar ahí. Es como cargar pilas. Esos momentos forman parte de mi hogar.
Mi hogar también es el single debut de tu nueva etapa tras tu álbum Génesis. ¿Por qué has querido que esa canción sea tu carta de presentación?
Hay unas canciones que sientes más y otras menos. Con esta conecté desde el minuto uno. Tiene una sonoridad que me gusta mucho y un mensaje potente. Goza de todos los elementos que aprecio en una canción; te lo puedes pasar bien, y si además quieres escucharla atentamente puedes llevarte una reflexión de lo que sea que te inspire.
Me atrae cuestionar lo que se da por sentado. Además, el beat casi hip-hop, con melodías del R&B y métrica pop, tiene todo el sentido con lo que venía haciendo, pero más elevado. Y de eso se trata, ¿no? De ir impulsando el producto poco a poco. Así es como una crece como artista.
¿Cómo te has sentido al empezar de nuevo tras el éxito de Génesis?
Con muchas ganas, este año ha sido un año de reconexión y redescubrimiento. He estado cocinando muchas cositas nuevas, empapándome de buenas energías y cuidándome mucho. Así que tengo muchas ganas de empezar a dar guerra de nuevo, de embarcarme en nuevas locuras y de seguir indagando en ese pozo sin fin de la creatividad. Todo esto es un viajazo, el cual tengo el gusto de poder compartir con el mundo, es un regalo.

Tú mente y yo corazón, uno de los singles principales de Génesis, es un tema que acumula ya medio millón de escuchas en Spotify. ¿Qué dirías que posee ese tema que ha conectado tan bien con tu público?
Tiene un beat fácil, familiar, gustoso y cercano. La letra la puede interpretar cada uno a su manera. Toda esa mezcla entre el indie, el R&B, el pop, y el urbano genera una frescura que atrae, y creo que ese híbrido es lo que conecta con mi público y por suerte, es por donde más me gusta investigar.
¿Qué vamos a poder ver en esta nueva etapa que no habíamos visto antes en tu disco debut?
Más frescura, más libertad y más experimentación; suelto la expectativa, el “como debería de sonar”, el “qué pensarán” y simplemente soy, me dejo fluir, sin prejuicios. Así que en esta nueva etapa me dejo sorprender, dejando a la vista una Sofia más libre y más segura de sí misma. Cada canción y cada proyecto va a ser su propio mundo, liderado por mi intuición.
Dices que para llegar a escribir este nuevo álbum, te has formulado muchísimas preguntas existenciales: hacia dónde vas, quién quieres ser o cuéles son tus objetivos… ¿No es agotador? ¿No crees que a veces nos hacemos demasiadas preguntas en lugar de dejarnos sorprender?
Totalmente de acuerdo, soy lo vivo todo intensamente. Pero sí, puede ser agotador, pero aunque también lo veo preciso e inevitable. Es necesario que haya música que pueda hacerte reflexionar, hacerte preguntas más allá de lo superficial o lo carnal. Es interesante que existan las capas y que cada uno las pula cómo, cuándo y al ritmo que quiera. Esa es la magia de mi trabajo; yo pongo la semilla y que cada unx ve la planta que necesite ver en ese momento.
De todas formas, componer para mí tiene una parte muy medicinal, que me ayuda a exteriorizar mis emociones y pensamientos, permitiéndome ordenarlos y entenderlos. Con lo cual, mis canciones son analizadas a posteriori. Si cogen este mensaje intenso es porque estoy transicionando eso y tengo que explorarlo. Y pienso que como yo pueden haber mil personas más. Así que voy a seguir compartiendo eso como me venga, y si por el camino puedo ayudar a alguien me sentiré más que completa.
¿Es música de autoayuda? Quizás. En cualquier caso, como he dicho en la pregunta anterior, sí que estoy en fase de dejarme sorprender y de intentar no juzgarme. Mi sol en capricornio y mi luna en cáncer hacen de las suyas. Esa es mi lucha constante. Una intuición enorme que está siendo permanentemente sobreanalizada.
¿Te ha influido, de alguna manera en esa búsqueda interior toda la crisis global relacionada con el Covid-19?
Este último año, no sé si a causa del Covid-19, esta búsqueda ha acabado resolviéndose. Por ahora sé con qué tipo de energías quiero trabajar, con qué personas me quiero relacionar, qué quiero y qué no, qué me nutre, qué me aporta… Cuando todo se para, es más fácil observarlo desde fuera.

Dices que para Mi hogar te has deshecho de elementos que pudieran entorpecer la recepción del mensaje que guarda la canción. ¿Cuál es exactamente ese mensaje?
El mensaje es que tú eres tu propio Dios. Tú tienes el poder creador de hacer lo que quieras con tu vida. Tú eres la única persona que sabe qué narices has venido a hacer en este mundo. Para lograr eso, que no es tarea fácil, hay que estar conectada con una misma; y por eso el término ‘hogar’, ayuda a conectar con tu verdad, con ese bienestar. Ese proceso es gozoso, bello, alegre y fácil. Me ayuda escribir sobre todo esto, porque muchas veces se me olvida, y es una manera de hablar con la Sofia del pasado y del futuro, a través de la música.
Todo este feeling es lo que trasladamos en imágenes, con los chicos de EntreFamilia-Films, la dirección de arte de Ariana Lara y los estilismos de Uriolo. La música está producida por Gerard Gamundi y mezclada y masterizada por Noisson.
¿Por qué has decidido evocar un ambiente musicalmente bohemio y sofisticado para esta canción?
La temática es mágica y así tenía que ser el ambiente que le acompaña. Me gusta la elegancia. Bohemio y sofisticado parecen adjetivos que no suelen ir juntos, pero me gusta juntar conceptos contrarios, me dan mucho juego. Estoy muy orgullosa de la sonoridad conseguida, me recuerda a canciones que he escuchado provenientes del resto de Europa, especialmente del Reino Unido. Llena el espacio, te hincha, te deja respirar y eso es lo que siento cuando me siento en casa. Como si estuviera en una bañera de flores.
Dices que entre algunas de tus influencias se encuentran Etta James o Kylie Minogue. ¿Qué tienen estas cantantes tan diferentes que convergen hasta llegar a influenciarte?
Las mujeres me suelen inspirar muchísimo, si pienso en las primeras personas que oí cantar, son mujeres llenas de fuerza, de determinación. Mujeres que le dijeron, sin saberlo, a la Sofia pequeña que ella también podía, sabía y debía comunicarse como ellas. Cada persona me inspira de maneras muy diferentes y únicas.
Parece que Etta James y Kylie Minogue no tengan nada que ver, y puede que no, pero a mí me parecen dos mujerazas que pisan o pisaban fuerte allí por donde fueran, sin dejar que nadie frenara su manera única de relacionarse con el mundo. Etta James con su vozarrón y sus melodías soul, que tanto he cantado, que tanto me han hecho soñar y aprender. Kylie Minogue con su locura y petardeo, teniendo un producto de sonido exquisito lleno de extravagancias. La seguridad, la fantasía y la determinación creo que lo tienen en común, y mi tema goza de todo eso. Como ellas muchas más artistas me inspiran a diario, cojo de aquí y de allá y me lo hago mío. Doy gracias a todas las que vinieron antes que nosotras por dejar este hermoso legado.
¿La nueva etapa que empiezas ha cambiado la manera en la que tienes de definirte como artista?
No, diría que la ha reforzado. Como artistas somos cambiantes y eso de definirte es arriesgado e irreal. Lo que sí que tengo claro es que quiero ayudar, quiero ser la voz de escape, de dudas, de imaginación, y de empoderamiento, de todas esas personas que lo necesiten. Igual que a mi la música me ha ayudado siempre, quiero devolverle eso a la vida.
Tengo clarísimo, que, por lo que estoy aquí, es para subirme a los escenarios y crear, sorprender, explorar los límites, crear comunidad, hacer viajar a mi público… Así que esta nueva etapa reafirma mis sentires, me llena de ganas de expandirme y demostrarme todo lo que soy capaz de hacer. Siempre desde el juego, el amor, la exploración y las ganas de empatizar con el público. He venido a este mundo a comunicar y lo voy a seguir haciendo pase lo que pase. Mientras tanto, por el camino aprendo a conocerme mejor.

Texto
Juan Martí
Fotografía
Hug Feijoo
Dirección de arte
Ariana Lara
Estilismo
Oriol Robert
MUAH
Patricia LC
Producción
Sara Fernández
Coordinación
ABORA
Agradecimientos Bimba y Lola

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados