CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Si te dijesen que la música urbana temblaría ante la llegada de un solo disco, ¿te lo creerías? Llega Skydrvg 3.0 Casa de brujas, el tercer álbum colaborativo de Pedro LaDroga y Skyhook, esta vez con una producción y estética sorprendente. No porque antes no fuera así, sino porque se han atrevido con la magia negra y los rituales místicos. Nos adentramos en su faceta más siniestra mientras ellos nos prometen la eternidad.

Y aunque deba leerse entre líneas, hay secretos a voces que LaDroga no podía callar más: mientras se hunde en un charco imaginario en Lavapiés nos cuenta, entre tantas cosas, momentos traumáticos por los que ha pasado durante estos años. “Necesitaba soltarlo porque dentro me ardía y tampoco podía contárselo a nadie”, dice. Y por si fuera poco, ahora se suben al escenario a contártelo a la cara. Ayer empezó su nuevo tour por España, y Madrid tuvo la suerte de ser la primera en verlo. Hablamos con sus creadores para conocer todos los entresijos de esta nueva entrega. Y a ratos Maker Fly, el productor creativo y visual del disco, se une a la fiesta.

¿En qué medida sois capaces de coordinaros cuando trabajáis en este proyecto? ¿Os dividís el trabajo o lo ponéis todo en consenso?
Pedro: En algunos temas me pasa Pablo los beats y los grabo o improviso en casa, mezclo las voces, hago un par de tonterías, se los vuelvo a enviar para que haga lo mismo y después se lo pasamos a alguien para que termine de compactarlo. Vamos, que algunos temas los trabajamos cada uno por su parte, y otros los hacemos desde cero juntos en el estudio, desde empezar grabando unas voces y pitcheándolas a muerte para que sea la base de algo, hasta componer y sacar leads vocales improvisando. Es un gustazo. Además, siempre tiramos para el mismo lado, nuestra visión es muy parecida y conectamos que flipas. Cuando hacemos música juntos nos dejamos llevar y hacemos literalmente lo que nos salga o, simplemente, nos lo llevamos al mood que tengamos en ese momento. Producir y componer juntos es una maravilla porque nunca paramos de pensar y hacer arreglos. Es un sinfín de posibilidades.
Habéis llamado a esta tercera entrega Casa de brujas, ¿qué significado tiene este título? ¿Qué relación mantiene con el concepto del álbum?
Pedro: ¿Qué te voy a decir? Toda mi vida ha sido una constante casa de brujas llena de fantasmas, struggles y malas energías. He vivido en miles de casas y así sigo, siempre rodeado de malas influencias. Me representa muchísimo todo ese mundo, desde siempre decía que era bruja por cosas familiares; en las canciones, y en todo, es un aesthetic que me representa bastante. Encontré la cozy zone con este name, y ya si hablamos de witch house como género musical… Es un palo que me tocó mucho la fibra y también es un punto de conexión entre Pablico y yo, a los dos nos encanta, y hemos hecho anteriormente tracks con este sonido e influencia.
Skyhook: A mí también me inspiró la idea de que las brujas, muchas de ellas serían mujeres con un pensamiento independiente y adelantado a la época, por eso sufrieron toda esa persecución. Para mí bruja significa algo positivo en ese sentido, eso más lo que dice Pedro más todo lo del witch house. Al final, el nombre salió solo cuando terminamos el álbum.
¿Realmente estáis familiarizados con la brujería, los hechizos y los seres de la noche o qué fue lo que os llamó la atención de estas historias?
Pedro (risas): Pues a ver, a hierro de cosas… prefiero no hablar, pero sí. En casa siempre hemos sido mucho de eso, y a mí siempre me ha encantado investigar y aprender; también hay que tener muy en cuenta las energías.
Skyhook: Desde pequeño he indagado y me encanta la mitología. Mis tías en su casa tienen brujas decorando el salón, siempre me ha parecido algo muy guapo, pero vamos, que soy muy escéptico con todo, no es que crea mucho en conjuros y amarres.
Hablemos del proceso creativo de los videoclips. En Spa (Nada ta fasi), da la impresión de que hacéis conjuros o rituales místicos, siempre con un rosario entre las manos. ¿Cómo fue el proceso de creación de todo este imaginario artístico? ¿Produjisteis en esos espacios concretos por alguna razón?
Pedro: Todo son energías y representarlo no es easy. Lo del rosario es porque en esa época estaba de mudanza y al quitarlo de la pared dije, lo voy a llevar conmigo encima una temporada antes que tenerlo por ahí en una caja, para que me proteja como a la casa y me atraiga buenas vibras, que si no lo hago me va a dar mal fario, como poner los bolsos en el suelo. Casualmente tengo aquí al lado a Maker Fly, responsable de la mayoría por no decir del cien por cien del proceso creativo y visual del disco, porque nosotros siempre metemos mano ya sabes, así que mejor que te lo explique él.
Maker Fly: Cuando Skyhook me dijo el nombre del álbum, pensé, joder, esto es magia. Este disco es purísimo, es la vida de Pedro narrada por él mismo. Creamos nuestro propio conjuro, mostrando el lado más íntimo de Skydrvg. Ahogarse en un charco inexistente con sus lágrimas en medio de Lavapiés o que su móvil esté ardiendo en una llamada que no quieres tener. Son metáforas visuales de sus estados emocionales.

Pero las letras de las canciones no tienen mucha relación con lo que habéis dirigido para los vídeos. ¿Cómo se os ocurrió crear esa dualidad entre lo visual y lo sonoro? ¿Lo concebisteis como dos escenarios diferentes con los que trabajar o hay algún nexo conector que se me ha pasado?
Pedro: Las lyrics de este disco representan literalmente los moods de estas últimas seasons que he pasado y toda esa transformación, dualidad o evolución personal que he tenido. Si te fijas bien, cada cosa representa algo de las canciones, por ejemplo, en Aclárate representamos mi última etapa viviendo en Madrid, en la que me empezaron a surgir complicaciones por todos lados, sobre todo personales, y que en el videoclip representamos como un charco imaginario en medio de Lavapiés que me va tragando poco a poco mientras cuento que me he quedado sin casa. Al principio del vídeo se me ve cayendo al vacío, que es cómo me sentía básicamente en esa etapa. Maker Fly supo representar perfectamente todos esos sentimientos y emociones y hacerlos obvios.
Maker Fly: Los estados emocionales nunca son fijos, son cambiantes y difíciles de controlar. Cuando cerraba los ojos escuchando las demos veía poesía visual. Decidí potenciar las emociones y no quedarnos en una descripción literal, pero sin dejar de hacer playbacks o performances que nos hicieran conectar con Pedro LaDroga y su realidad.
La historia que contáis en letras como las de Aclárate o De fiesta / de after presentan historias emocionales afectivas en las que, o los sentimientos no terminan de cuajar o están marcados por el desfase y las drogas. Habéis confesado que en este álbum se esconden parte de vuestras paranoias y fantasmas pero, ¿a qué nivel habéis mezclado ficción y experiencias personales para la composición de estas letras?
Pedro: Están escritas e improvisadas en una etapa de transición bastante marcada de mi vida. Todo es real, cero ficción, esto no es Star Wars, es pureza. Necesitaba soltarlo porque dentro me ardía y tampoco podía contárselo a nadie.
Skyhook: Creo que ponemos todo lo que somos en la música, en ese sentido todo es real cien por cien. Para mí este disco no solo me ha servido para expresarme a través de la música sino para ponerle banda sonora a la vida de Pedro. Nos conocemos tanto que prácticamente sabemos lo que piensa el otro.
¿Y creéis en el amor?
Pedro: El amor existe en todo, de millones de formas diferentes. Creo en él, pero depende de en qué forma.
Skyhook: Claro, es una emoción. Lo que he aprendido es que cada persona lo vive y lo entiende de forma diferente. Para mí, en una relación romántica, si la otra persona no es tu amiga, no es amor tal y como yo lo entiendo, y es puro cuando no esperas nada de la otra persona.
Tengo una pregunta para Skyhook: además de la estética, también habéis trabajado mucho en la producción del álbum, cuidándola todo lo que habéis podido y definiendo una identidad que, realmente, solo sabréis explicar al detalle vosotros. ¿Cómo definirías el sonido de esta entrega? ¿Partisteis de alguna idea o jugasteis al aleatorio hasta encontrarla?
Normalmente empiezas con algo, luego me encanta que los discos se van retroalimentando solos. Es increíble cómo un tema cambia cuando lo escuchas con otros que te dan más contexto. Tenía claro que quería que fuese como un viaje, y tenía premeditado llenarlo de transiciones e interludios guapos, también lo hice en el 1.0, y quería traer ese feeling de vuelta. El sonido de esta entrega sigue siendo Pedro más Pablo, se me hace imposible definirlo de otra forma. Al final no le damos tantas vueltas, a los dos nos encanta todo tipo de música. Lo pasamos por el filtro de ambos y si pasa la prueba va pa’lante. Lo importante para Skydrvg es que transmita y no nos limite.
Y otra para Pedro: en la canción Lavapiés cuentas parte de tus orígenes como siempre haces, sin filtros y como te nace hacerlo: “Media familia viviendo en la misma casa, y mi tía la más chica y fiestera me cuidaba.” ¿Crees que hablar de esta forma ha supuesto algún handicap en tu representación como artista? ¿Consideras que la honestidad es algo que marca la diferencia en la industria musical?
Pedro: Como con mi nombre artístico… A la gente le encanta el morbo, pero desde fuera, son unos aprovechados egocéntricos. A mí siempre me ha gustado lo que escuchaba, me representaba y tenía arte. Supongo que inconscientemente empecé a hacerlo hasta día de hoy, que no paro de improvisar. También me daría vergüenza decir cosas que no son, no soy de esos, aunque a veces sí que he intentado maquillar un poco las cosas, soy consciente de ello, pero, sí, supongo que funciona para bien y para mal. Algunos se asustan y apartan, a otros les impresiona y les flipa.

Antes del disco completo lanzasteis los singles: Aclárate, Lavapiés y Spa (Nada ta fasi). ¿Por qué específicamente lanzar estas canciones? ¿Consideráis que son las que mejor definen el conjunto del álbum?
Pedro: No me voy a marcar ninguna peli ni nada, la verdad. Lanzamos Aclárate porque teníamos el video y nos flipaba, es la primera que eligió Maker Fly porque era la que mas le llegaba y me conoció justo en ese momento y lo entendió perfectamente, Lavapiés porque es la más memphis/rap y también nos flipaba, y Spa (Nada ta fasi) porque es una de las más frescas, cuando hice este track estaba todo el rato escuchándolo. Es una vibe perfecta.
Skyhook: Aclárate es un tema que lo mismo puede disfrutar un público más amplio, además representa bastante nuestro sonido, por eso decidimos tirarlo primero. De todas formas, para mí, este disco no tiene singles porque todos los temas me encantan.
¿Hasta dónde queréis llegar con la saga Skydrvg? Es decir, ¿lo planteáis como algo a largo plazo en lo que seguir colaborando juntos?
Pedro: Skydrag es eterno.
Skyhook: La frescura de este proyecto es que no nos planteamos nada. Si no sacamos ningún tema más, Skydrvg seguirá viviendo porque es un universo en sí mismo.
Pronto saldrá el disco en formato físico a través de vuestra web, pero todavía no sabemos nada más, ¿encontraremos alguna sorpresa?
Skyhook: Noticias sobre eso pronto, pero sí.
Pedro: A hierro, eso siempre, no quiero adelantar mucho tampoco, pero tenemos otros formatos preparados también, habrán regalitos vaya.
Por último, para quien todavía no se haya pasado por Skydrvg 3.0 Casa de brujas, ¿cómo lo venderíais para que vayan pitando a escucharlo?
Pedro: Musicón explícito y emocional para cualquier ocasión, evento o bacanal.
Skyhook: Les diría que por favor lo escuchen, porque no somos malos del todo haciendo música; pero vendiéndola, sin duda (risas).

Texto
Antonio Alfaro

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados