CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
El mozambiqueño residente en Barcelona Simonal Bie aka Siwo explora con diferentes disciplinas, nuevas sonoridades y visuales para conseguir su visón: crear un nuevo sonido que el define como afrofuturista. Por eso, su música forma parte de un movimiento moderno e innovador, y consigue romper con la visión eurocentrista tan extendida en Occidente. Hace poco lanzó Futuristic Dust Glow, su último EP en el que celebra la libertad y el amor que se respira en Mozambique, pero también reflexiona sobre la dura situación política en la que se encuentra el continente africano. Hablamos con Siwo acerca de su perfil multifacético, sus últimos proyectos y todo lo que está por venir.

Antes de nada, ¿cómo te presentarías?
Mi nombre es Siwo, soy músico, compositor, artista visual, estilista, beatmaker y curioso. Me inspira la arquitectura, la gastronomía, la gente caminando por las calles de Barcelona y Berlín. Esos son los sitios donde paso mucho tiempo, y me inspiran mucho.
Empezaste a descubrir el mundo de la música a tus 17 años con el rap, has experimentado con el soul, el hip-hop y la electrónica, y ahora eres considerado uno de los exponentes del afrofutursimo en España. ¿Cómo describirías tu sonido?
Mi estilo es ecléctico, pero lo defino como afrofuturismo. Lo que hago está en movimiento y en constantes cambios porque estoy abierto a nuevos sonidos. Voy aprendiendo y absorbiendo cosas nuevas, sonidos, colores, olores… Siwo es una mutación sonora.
No solo eres cantante, sino también productor, haces beats y eres bailarín. ¿Cuál es tu visión como artista? ¿Cómo combinas todas estas facetas bajo un mismo proyecto?
La visión es crear un mundo lleno de posibilidades, tal vez porque odio aburrirme y el niño que está dentro de mí todavía sueña. No solo hay notas blancas y negras, hay más notas por allá. Es posible crear nuevas notas. Entonces, mi visión sería crear un sonido nuevo en la ciudad donde vivo desde hace más de 17 años, Barcelona.
Y tras años trabajando junto a grupos musicales, ¿cómo ha cambiado tu estilo musical desde que empezaste tu carrera en solitario?
Me nutro de muchas sonoridades. La verdad es que todo fue muy orgánico, ya sabía más o menos qué quería cuando empecé en esta aventura. Tenía claro que quería ser el productor de este proyecto, que el sonido solo tendría sentido si yo era el productor. Como cuando algo sale de una fuente, sin muchos intermediarios. Una sola idea, un solo foco. Además, como ya trabajaba con grupos, ya no quería tener muchos músicos. Me encanta trabajar con ellos, pero quería enfocarme en el aspecto visual y colaborar con danza. Para mí la danza representa los músicos.
A principios de año lanzaste el EP Só Beleza. Parece que el ambiente que se sentía en las calles de Mozambique, tu tierra natal, cuando fuiste de viaje en 2019, realmente despertó algo en ti. ¿Qué fue lo que te inspiró? ¿Cómo se vive la música ahí?
Cuando fui a Mozambique en 2019 era el boom de amapiano, y, wow, nunca había visto algo parecido a cómo la gente celebraba un sonido nuevo y bastante electrónico. Lo que realmente me dejó loco era cómo se bailaba. En Mozambique no hay problemas con los vecinos, la gente escucha música alta por la noche y si el vecino no puede dormir, se suma a la fiesta. Eso da espacio para la experimentación, y todo eso me trasmitió energía para crear Só Beleza. Es una sensación que solo se puede sentir allí, hasta creo que la música suena distinto, se siente distinto en cada sitio.

Hace poco sacaste Futuristic Dust Glow, un EP de diez temas que no lleva por un viaje afrofuturista. Dices que querías celebrar la libertad de la gente de Mozambique, sin olvidar la complicada situación política que vive el continente africano. ¿Nos podrías contar más acerca de esta situación?
De la nada hubo una invasión en el norte de Mozambique. Es una parte donde descubrieron muchos minerales y hay mucho gas. Hacía años que no teníamos conflictos. La guerra que hay no es entre mozambiqueños, es una invasión, viene desde fuera. Es como si alguien se da cuenta que en tu casa hay una cosa de valor y vienen a por ello. Lo impactante es que aún con esa locura la gente no deja de vivir. Ahí está la verdadera resistencia, la belleza y la fuerza del pueblo.
Es cierto que en algunos temas se transmite un sentimiento de incertidumbre y preocupación, mientras que hay otros que tienen un tono mucho más enérgico y festivo. ¿Cómo consigues trasladar este tipo de mensajes en tu música? ¿Cuál es el proceso creativo que sigues hasta encontrar el sonido que representa cada sensación?
Para Futuristic Dust Glow produje los temas en Oporto. Algunos los produje en días de frío y creo que estaba pasando mucho tiempo solo, seguro que estaba triste y melancólico. Ahí es cuando entra la incertidumbre. Otra parte la produje en Madrid, donde me sentía más seguro por los amigos. Normalmente me cuesta ser melancólico, pero cuando lo logro realmente me gusta porque todas estas emociones son importantes.
¿Hay alguna canción con la que sientas una conexión especial por algún motivo?
Me encanta Stretch, me gusta todo el concepto. Es la canción que realmente define mi sonido.
Me acuerdo que una vez una discográfica me pidió hacer unos temas para ellos y me preguntaron si podría hacer algo como ese tema. La verdad es que me pareció absurdo pedir eso a un artista, porque yo no sabía si podría volver a ese momento. Con el tiempo yo mismo fui buscando ese sonido que tiene Stretch. Ese tema me definió mucho.

A veces parece que solo llegan al público mayoritario los sonidos como el pop, el trap o el reggaeton, y sonidos más experimentales cuestan o se quedan en segundo plano. Es evidente que la escena de Barcelona es muy rica así que, ¿nos podrías recomendar a algunos artistas o bandas que crees que merecen más apoyo?
Hay un joven que están creando su wave, es de Barcelona y se llama Alu. También están Anna Tréa y Wekaforé.
En junio tienes previstos unos shows en Barcelona presentando tus dos últimos discos. Habiendo visto algunos clips de tus actuaciones, queda claro que tus directos son muy potentes. ¿Cómo te planteas estos shows?
Tengo una presentación en el festival Mapas en Gran Canaria. Para el nuevo concepto hay visuales porque faltaba esa dinámica. Quería una peluca tipo Andy Warhol, pero Tyler the Creator ya ha explotado la idea, toca pensar en otra cosa
Y después de estos lanzamientos tan seguidos, ¿tienes algún otro proyecto en mente? ¿Algo que nos puedas adelantar?
De momento estoy pensando en hacer un proyecto de colaboraciones, pero este mes estoy organizando un trabajo de visuales que espero que sea muy impactante. Las ideas que tengo en la cabeza me gustan bastante. Ahora estoy haciendo cambios porque quiero hacer un giro en la manera de producir, pero vienen más discos.

Texto
Giulia Ramírez
Fotos
Tina Alabama

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados