CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Han sido 2 años de trabajo duro y minucioso para Selecta. Y es que el joven avilés, pero residente en Madrid, acaba de lanzar su primer disco como productor, El niño. Con trece canciones de puro sonido urbano y electrónico y de la mano de artistas como Recycled J, Duki, Neo Pistea, Don Patricio, Bejo, ATICA o Israel B, entre otros, Selecta se consolida como uno de los productores clave en el panorama musical español con un estilo propio imposible de encasillar.

Empecemos conociéndote un poco. ¿Quién es Selecta y cuándo empieza a interesarse por la producción musical? ¿De dónde viene el nombre?
Selecta es una invención de Pablo (yo) que es el encargado de dar la cara cuando estoy en un estudio o sobre una tarima. Cuando empecé a tontear con la música con apenas 15 o 16 años, comencé pinchando, y es algo que rápidamente me frustró porque era muy complicado seguir creciendo. La escena de los DJs empezó a 'prostituirse' y era más valioso que hubieras salido en la televisión que tu selección musical o tu carisma en la tarima. Así que decidí alejarme de los platós y meterme a muerte en la producción donde al contrario que siendo DJ los conocimientos son infinitos, el crecimiento igual, y además lo que realmente importa es lo que tú seas capaz de hacer, no tu figura pública.
Selecta es la evolución de Paul Select, el primer nombre con el que empecé a pinchar.
Acabas de presentar El niño, tu álbum debut, en el que has estado inmerso durante 2 años. Supongo que ha sido un proceso largo y de mucho trabajo para conseguir un disco con tantos sonidos diferentes y lleno de colaboraciones. Explícanos un poco cómo has vivido esta experiencia.
Es cierto que ha sido un proceso largo, pero El niño lo necesitaba. El hecho de currar con más de diez artistas, juntando el nivel de exigencia de cada uno y el mío, ha hecho que la creación de los tracks del álbum haya sido un proceso lento pero a su vez muy bonito, con cada uno de los artistas he pasado tardes en el estudio intercambiando referencias, probando beats y haciendo muchísimas versiones de cada una de las canciones, para, finalmente, mediante un consenso, quedarnos con la versión que más nos agradara a ambos.
En 2019 lo petaste con City Pop, álbum que creaste junto a Recycled J. ¿Qué tiene el nuevo álbum que lo diferencie de todo lo anterior? ¿Cómo ha sido el cambio de sacar un LP conjunto a hacerlo en solitario?
City Pop es un disco que surgió de la manera de trabajar que tenemos Jorge (Recycled J) y yo en el estudio. Consiste en pasar mucho tiempo probando cosas nuevas, pensando nuevas ideas y descartando antiguas. Un método de trabajo que he aplicado igual para El niño, pero con muchos más colaboradores.
¿Por qué El niño como título? ¿Tiene algo que ver con la icónica marca de los 2000 y con toda la estética que rodea esa década?
Bueno, en el nombre del disco influyen determinados factores. Uno de ellos obviamente es que siempre fui una persona muy pequeñita, siempre fui el niño en mi grupo de amigos, y desde que empecé en este mundo siempre he estado rodeado de gente mayor que yo, por lo que me tocó ser 'el niño'. Otro de los factores tiene que ver con mi estética cani/bakala, con la que me he criado y que me ha acompañado y acompañará durante el resto de mi carrera musical. Siempre me gustó vestir del El Niño o Rotweiller, y aunque ahora toda esta ropa es muy difícil de conseguir, tengo guardadas joyitas desde hace años que no pienso dejar de llevar.
Menos Intro, canción con la que abres el disco, todas las demás cuentan con featurings de Recycled J, Duki, Neo Pistea, Don Patricio, Bejo, ATICA o Israel B, entre otros. ¿Os habéis entendido bien durante el proceso creativo?
La verdad es que ha sido un verdadero placer, ni yo mismo me hubiera imaginado hace 2 años cuando me planteé hacer un disco, colaborar con toda esta gente. La clave de que todo esto haya pasado es haberlo realizado poco a poco. Desde que decidí hacer un álbum y sumé el primer nombre, hasta que finalmente, hace unos meses, terminé la última canción del disco,  ha sido un proceso lento y cauteloso en el que cada colaboración ha pasado por todas las fases necesarias para que todos los implicados estuviéramos encantados con el resultado.
En este proyecto encontramos de todo: flamenco, techno, bass house o canciones que recuerdan más al pop de los 2000 y a las producciones de Timbaland. Háblanos de tus influencias y de cómo has fusionado todo esto para crear El niño.
Que el resultado sea tan diverso creo que tiene que ver mucho con mis influencias musicales. Desde bien pequeño he sido aficionado a la música electrónica, cuando apenas tenía 13 o 14 años me pasaba el día escuchando música mákina combinado con algún que otro álbum de Madonna, como por ejemplo, Confessions on a Dance Floor, que lo quemé demasiado.
Nunca escuché rap cuando era pequeño, es un género musical en el que he indagado muy a fondo estos últimos años, tanto en lo nuevo como en lo que debería haber escuchado, creo que descubrirlo e indagar siendo ya un productor de electrónica me ha llevado a este tipo de resultado.
Antes de lanzar el disco ya habíamos podido disfrutar como adelanto de Tan rica, Pa poder, Poco a poco, Tu nombre y Otras dos. ¿Fue premeditado que estos temas salieran primero como sencillos o simplemente surgió así de manera natural?
Los dos primeros singles, Otras dos y Tu nombre, salieron sin estar finalizado el álbum. Ya sabía que iban a ser parte de mi disco pero todavía no estaba acabado. Sin embargo, cuando sacamos los otros tres singles ya teníamos todo el álbum acabado, y decidimos esos tracks porque nos parecían perfectos para poner la miel en los labios a la gente.
Has relanzado Tu nombre como bonus track junto con Duki, Neo Pistea, Recycled J y C.R.O. ¿Por qué decidiste volver a lanzar este tema en forma de remix?
Currar con ellos ha sido un verdadero placer, cuando C.R.O. llegó a España por primera vez, fue cuestión de que viniera una tarde a mi estudio para que ya fuéramos inseparables durante toda su estancia. C.R.O. aportó todo lo posible a mi disco sin necesitar nada a cambio, así que siempre tendrá un hueco preferente en mi estudio. Los argentinos son mi familia, me han dado todo sin pedir nada a cambio, así que cuando Duki y Neo Pistea se ofrecieron a hacer el remix, lo menos que podía era devolverles el favor.
En esta ocasión has trabajado con Milti Design para el diseño de visuales y la animación 3D. ¿Cómo ha sido colaborar con ellos? ¿Fue fácil entenderos para crear esa estética tipo racing tan electrónica?
Bueno, en este caso da la casualidad de que la empresa Milti Design está fundada en Ávila, mi ciudad natal, y que el director es uno de mis mejores amigos desde la infancia, además de vecino y compañero de batallas. Realmente no estamos ante ninguna casualidad, Fernando (el director) y yo llevamos creciendo toda nuestra vida juntos paralelamente él en su mundo, y yo en el mío.
Hace un par de años, cuando Fernando me enseñó uno de los proyectos en los que estaba trabajando, se me encendió una bombilla y le planteé mi idea, modelar un coche y crear distintos ambientes o escenarios realistas en los que ubicar la máquina: ese mismo día nos pusimos manos a la obra.
Trabajar con Fernando ha sido de lo más gratificante que he hecho este año, porque aparte de ser amigo, es una persona que rebosa talento y trabajo. Fue muy sencillo trabajar con él, nos entendemos muy bien, y ambos sabemos qué es lo que busca el otro.
¿Cómo ves el panorama de la música electrónica en nuestro país? ¿Crees que actualmente está creciendo el número de personas que se interesan por este género?
Creo que estamos ante un muy buen momento, ya que llevamos un par de años en que la música está petada de patrones que se repiten y estructuras básicas, y algo distinto como la electrónica ayuda a descongestionar un poco el panorama musical actual. La música electrónica siempre ha tenido mucho público, aunque haya sido siempre un género bastante underground, desde la época del bakalao, pasando por el EDM, y ahora el techno, siempre ha tenido y tendrá su público fiel. El siguiente paso es intentar subir la electrónica a un nivel más mainstream manteniendo su esencia e intentando reciclar patrones más comunes.
Por último, ¿nos puedes adelantar si hay algo en lo que estés trabajando para el próximo año?
Durante estos últimos meses de preparación final del álbum, he estado currando paralelamente en otros proyectos junto a distintos cantantes y productores que irán saliendo a principios de 2021. En unos días marcho para Argentina casi un mes entero, y estaré allí con mi equipo trabajando en todo lo que saldrá el próximo año.

Texto
Clara Izquierdo

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados