CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Desde su casa en Barcelona, “un pequeño pero bonito piso alquilado”, la ilustradora Rocío Quillahuaman trata de sobrevivir a los momentos de confinamiento lo mejor que puede. Los primeros días, no lo llevó del todo bien –“estaba cansada y me quedaba dormida a todas horas" – y, aunque esta semana reconoce que lo lleva mejor, no puede evitar sentirse agotada ni “dejar de pensar en todo lo que está pasando”. Aferrándose al recuerdo de las cañas y tapas de una noche en la que tomó una decisión muy carpe diem por lo que pudiera pasar, recurre a sus comedias románticas favoritas para hacer más llevaderos los días, sin olvidarse de toda la gente a la que quiere abrazar cuando esto termine.
Antes que nada, ¿puedes presentarte y decirnos desde dónde nos contestas?
Soy Rocío Quillahuaman y hago animaciones sobre gente que me cae mal. Ahora mismo estoy en mi casa, en un pequeño pero bonito piso alquilado que comparto con mi marido en el barrio de Gracia, en Barcelona.
Cuando empezaron las noticias sobre el Covid-19 en Wuhan, que luego se extendió y cuyas consecuencias se empezaron a notar, por ejemplo, con la cancelación del Mobile en Barcelona, ¿qué pensabas tú?
Recuerdo que una noche de enero volvía del trabajo y vi que un amigo tuiteó sobre el tema. En ese momento estaba muy agobiada por cosas del trabajo, pero cuando leí eso pensé que era ridículo estar agobiada por banalidades cuando quizá, como decía el gráfico del tuit de mi amigo, moría dentro de unos meses. Al llegar a mi barrio le dije a mi marido que bajase a tomar algo. Vamos ahora que estamos vivos, le dije. En ese momento me sentí un poco ridícula por esa decisión tan carpe diem, pero ahora, cuando pienso en las cañas y tapas de esa noche, me emociono.
Ahora ya vemos que sí, que es grave y debemos quedarnos en casa confinados. ¿Cómo lo estás llevando tú? ¿Qué haces para sobrellevarlo?
Las primeras semanas lo llevé muy mal. Estaba cansada y me quedaba dormida a todas horas. Luego pasé por una fase de no poder dormir y despertarme gritando de madrugada. Luego empecé a tener pesadillas. Esta semana lo llevo mejor, pero no puedo dejar de pensar en todo lo que está pasando. Me resulta imposible concentrarme en nada, y cuando consigo hacer algo, la concentración me dura muy poco. Me quedo estirada en el sofá mirando la tele, pero en realidad no estoy prestando atención, me pongo cosas que ya he visto mil veces y así puedo fijar la mirada en la pantalla y no pensar en nada. Aunque, en realidad, estoy pensando en muchas cosas. Parece que esté descansando, pero no estoy descansando para nada. Estoy agotada.
Danos un consejo para pasar una cuarentena mejor –o menos peor…
En los ratos que puedas, no te obligues a hacer cosas para ‘aprovechar el tiempo’, no te sientas culpable si no te ves con energía o con ganas de hacer nada. Si necesitas quedarte estirada en la cama o en el sofá y mirar fijamente la pared sin hacer nada más que eso, hazlo.
Ahora que le vamos pillando el truquillo, si te dieran la posibilidad de pasar otra cuarentena con cualquier persona (viva o muerta, famosa o de tu entorno), ¿quién sería y por qué?
Me gustaría pasarla con mi marido, Néstor. Es mi mejor amigo, estoy muy cómoda con él y nos lo pasamos muy bien confinados. Esto no lo digo por quedar bien. De toda la gente que conozco o que no conozco, no soportaría estar encerrada con nadie que no fuera él. De solo pensar en estar confinada con otra persona, quien sea, ya me pongo nerviosa.
Estamos todos como locos buscando nuevo contenido, así que te pediré algunas recomendaciones con una pequeña explicación de por qué las eliges: una peli.
Cualquier película que hayas visto ya mil veces. Yo estoy viendo Cuando Harry encontró a Sally y mis comedias románticas favoritas una y otra vez.

Una serie.
Sex & The City. Intenté verla hace tiempo pero la odié, y si estuviéramos en otra situación, no la recomendaría. Odio a todos los personajes, pero la verdad es que entra muy bien y puedes quedarte dormida durante varios episodios y no te pierdes nada porque no pasa nada importante o pasa lo mismo constantemente. Por eso te puedes poner al día en cualquier momento. Vamos, que te puedes dormir durante temporadas enteras y como si nada.

Un libro.
La semana pasada conseguí acabar de leer Mi año de descanso y relajación, de Ottessa Moshfegh, y no me gustó nada. De hecho, me cabreé bastante leyendo este libro que recomendaba todo el mundo. Por una vez que conseguía un poco de concentración, y tenía que elegir ese libro. No pienso seguir la recomendación de nadie jamás. Aunque también es verdad que conseguí dormir largas siestas leyéndolo… Si lo que buscáis es dormir, cualquier pasaje en el que se ponga a describir cosas os irá bien. Es un libro que se podría leer la protagonista para quedarse dormida.
Una canción o álbum.
Todas las canciones ahora me parece que tratan sobre estar en cuarentena. Hay una que se llama My Little Corner Of The World, de Yo La Tengo que me parece la canción más bonita del mundo y creo que es perfecta para encontrar paz y tranquilidad.

Un videojuego.
No tengo ni idea de videojuegos. Te recomiendo dormir en vez de jugar.
Y para acabar, cuando acabe la cuarentena, ¿qué es lo primero que tienes pensado hacer?
Quiero abrazar a la gente que quiero. Joder, estoy muy sensible. Qué horror. Seguro que dentro de un rato me pongo a llorar.


Texto
Claudia Luque

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados