CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Tres años atrás, Ane Castro y Núria Costa eran unas completas desconocidas, pero no por mucho tiempo. Apenas recién licenciadas en Diseño de Moda, en 2018 se presentaron y ganaron el Samsung Ego Innovation Project con Zer, marca de referencia si hablamos de moda, tecnología y sostenibilidad. Hoy en día, desarrollan bajo el mismo nombre una línea de investigación a la que llaman Lab y otra más comercial que venden en tiendas multimarca, e imparten clases y talleres para dar a conocer su trabajo y resaltar las bondades de la tecnología en el desarrollo de una moda más sostenible. Y todo, desde su estudio alojado en la incubadora Reimagine Textile, de TecnoCampus. Y allí que nos fuimos a pasar un día con ellas.


Si queréis saber más de Zer y de su proyecto, podéis leer esta entrevista que les hicimos justo después de haber ganado el Samsung Ego Innovation Project. Recuperamos su presentación porque sigue absolutamente vigente y ayuda a situar la marca en apenas unas cuantas líneas: “Zer nace de la palabra ‘zero’, que se escribe igual en catalán y euskera –nuestras lenguas maternas. Uno de los pilares que definen la identidad de Zer es el concepto de la sostenibilidad, concretamente el zero waste, que trata de generar lo necesario en la producción, sin residuos. Buscamos el significado del número zero, que abarca el todo y la nada, y que además es un número considerado sin género, uno de los valores que queremos aplicar a nuestras colecciones”.

Nos citamos con Ane y Núria en su estudio alojado en Reimagine Textile, y antes de nada les pedimos que nos expliquen qué es Zer en apenas unas cuantas palabras. Contesta Ane: “Zer es una marca que introduce diferentes técnicas de fabricación digital para mejorar el mundo de la moda”. Y entonces hablamos de impresoras 3D, moda sostenible, patrones digitales, diseño virtual y avatares. ¿Cómo es vuestro día a día en el estudio? “Aquí hacemos toda la parte del diseño, menos la confección que la externalizamos en talleres locales”, explica Núria. “Llegamos por la mañana, diseñamos, hacemos patrones, los imprimimos, probamos tejidos… También tenemos las impresoras 3D; toda la parte del Lab la desarrollamos aquí también”.


Ane y Núria acabaron en la incubadora después de ganar el Samsung Ego Innovation Project, un momento decisivo en su carrera que les llevó a pensar que aquello que defendían podía tener futuro. Buscando plataformas que les ayudaran a crecer dieron con Reimagine Textile aconsejadas por su escuela de moda, Esdi. Y aquí se quedaron. De alguna forma, Zer son el ejemplo perfecto de lo que busca este programa incubadora impulsado por TecnoCampus, en colaboración con Eurecat y gracias a la cofinanciación de la Comunidad Europea y de la Diputación de Barcelona: diseñadores de moda con talento y buenas ideas que hagan de la sostenibilidad y la tecnología su eje de trabajo. Si estás leyendo esto y te sientes identificado, si alguna vez se te ha pasado por la cabeza la idea de montar una empresa pero no has tenido la ayuda o la oportunidad de ponerla en marcha, ahora es el momento: Reimagine Textile busca incorporar a su incubadora nuevos proyectos. Tienes toda la información en su web.

¿Por qué es interesante formar parte de una incubadora? Básicamente porque los inicios nunca son fáciles, y más vale hacerlo con ayuda y rodeado de otras empresas que, como tú, están empezando; por eso del networking y de compartir experiencias. También por tener unas instalaciones de primera a las que no podrías acceder de otra forma por un precio tan simbólico. Pero dejemos que sean las propias diseñadores las que lo expliquen. Anne: “Todo el tema de gestionar una empresa es muy complicado, para nosotras suponía muchos problemas en el camino, y desde la incubadora siempre hemos tenido mucho soporte en este sentido, nos han ayudado con cualquier duda que hayamos podido tener en cualquier momento; dudas con nuestra gestoría o con el tema de licencias de marcas, por ejemplo, o con formalizar los contratos para tener gente en prácticas. Lo bueno de estar aquí es que siempre puedes contar con esa ayuda”. “Cuando llegamos a Reimagine Textile no teníamos conocimientos acerca de empresa, marketing y comunicación –intercede Núria–, nuestro punto fuerte era el diseño y esta parte de innovación y sostenibilidad que queríamos aplicar, pero carecíamos de otros muchos conocimientos que son necesarios para poner en marcha una marca y una empresa. Como dice Ane, aquí hemos estado muy bien asesoradas tanto en la parte comercial como en la financiera. Además, hemos crecido con las empresas que están incubándose aquí, tanto de moda como de otros campos, compartimos inquietudes, y problemas que nos van surgiendo a todos cuando empiezas y montas un proyecto desde cero”.


En estos momentos, Ane y Núria andan trabajando en su colección de invierno, la de verano se quedó por el camino por culpa de la actual crisis sanitaria, y aunque reconocen que con toda la situación del Covid tienen que analizar cómo trazarán su futuro más inmediato, lo que tienen claro es que la tecnología y la sostenibilidad seguirán siendo la esencia de su firma. Algo que a veces no se acaba de entender del todo. ¿Diseño sostenible e innovador? Por supuesto. “Nosotras siempre hemos creído que innovación, tecnología y sostenibilidad son conceptos que van ligados. Cuando pensamos en moda sostenible, normalmente se tiene otra idea, otro concepto, otro tipo de moda más… llámalo hippie si quieres, pero no tiene porqué ser así. Nosotras queremos resaltar que la innovación es una forma más de hacer una moda sostenible, tenemos que ser conscientes de que estamos evolucionando en muchos campos, estamos cambiando muy rápidamente y tenemos que adaptarnos a estos cambios y a su vez adaptar estos cambios a la moda”, dice Ane. “Nuestra estética es bastante minimalista, y al principio cuando la gente ve nuestras prendas, no las vinculan al concepto de sostenibilidad”, explica Núria, “pero son sostenibles porque la mayoría de patrones los digitalizamos y eso nos permite utilizar solo el tejido necesario para cada prenda. También tratamos de buscar proveedores que estén de acuerdo con nuestros valores, por ejemplo en la colección anterior utilizamos un poliéster reciclado de botellas del mar; o trabajamos con algodón 100% orgánico, e intentamos que la producción siempre sea local”.

Si tú que nos lees eres diseñador, y como Zer en su día estás decidido a emprender en esto de la moda de forma independiente montando tu propia empresa, date una vuelta por Reimagine Textile quizá tu futuro está más cerca de lo que piensas.

Texto
Ona Poveda
Fotos & vídeo
Poncho Paradela

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados