CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Johann Wald y Juaniyo Navaza son los creadores de la web gastronómica Plate Selector. En pocas semanas han superado sus expectativas de visitas e incluso han recibido el reconocimiento de Mikel López Iturriaga, El comidista. Desde su site, aparte de recomendar sus bares y restaurantes favoritos, entrevistan a chefs, barmen, gastrónomos..., y nos desvelan algunas curiosidades de personas que aman la comida. Hablamos con ellos en Bodega la Plata uno de los sitios que nos recomiendan.

¿Cómo surge la idea de montar una web gastronómica?

Johann: Juaniyo llevaba años proponiéndome hacer una web que recomendara lugares de diferentes ciudades. Él es el emprendedor del proyecto. A partir de mi traslado a Barcelona y de que empezara a estudiar cocina en Bellart, decidimos montar la web. Los amigos de fuera, cada vez que vienen de visita, nos llaman para que les recomendemos lugares para visitar y para comer. Así que, ¿por qué no hacer una guía de lugares que a nosotros nos gustan? Los cocineros no tienen galerías de arte, tienen restaurantes. Su obra es efímera –horas cocinando para que desaparezca en minutos– y queremos mostrarla.
Juaniyo: Siempre trato de movilizar a la gente. Cuando vi que Johann se puso a estudiar cocina supe que teníamos que hacer algo. Nuestro objetivo es acercar lugares a la gente; acercar la cocina. Para conseguir este propósito hacemos entrevistas, entramos en sus cocinas, compartimos sus recetas, etc. Los cocineros, en nuestra página, son los nuevos rock stars.

¿Cómo dais comienzo a vuestras inquietudes culinarias?

Johann: Tanto mi madre como mi padre cocinaban mucho en casa. Pero, quizá, hasta que no me independicé y me fui a vivir con dos amigos vascos, no descubrí el valor de hacerme un buen plato cada día, de comprar en el mercado buenos productos y dejar el práctico congelado a un lado. Hace dos años vine a vivir Barcelona y quise profesionalizarlo y empecé a estudiar cocina.
Juaniyo: Mi familia es gallega, y todos somos de buen comer. A raíz de que me independizara, mi madre me regaló un libro de cocina y me enseñó a hacer un sofrito. “Con esto, ya lo sabes todo, hijo”, me dijo. En mi casa de estudiante en Santiago puse a prueba mi mano de cocinero. Cada día le tocaba a uno de nosotros cocinar, hasta que me delegaron la cocina exclusivamente a mí y ellos se quedaron con el resto de tareas del hogar.

¿Qué características tiene que tener un lugar para que sea mencionado en Plate Selector?

Juaniyo: Sobre todo tienen que cuidar el producto y saberlo cocinar. No nos gustan los sitios pretenciosos, preferimos que sean honestos y tengan una buena relación calidad-precio; desde lugares entrañables y auténticos, a restaurantes estetas con un buen diseño. Un lugar en el que te sientas cómodo.

¿A qué lugar no os cansáis de ir y lo utilizáis como as en el momento de recomendar?

Juaniyo: La Pepita. Me encanta la comida y el trato; tanto de su dueña, Sofía, como de su marido Andreu, el chef. Me hacen sentir como en casa y cualquier ocasión es buena para ir.
Johann: Bar del Pla. Para cualquier ocasión: quedar con amigos, con pareja, pequeños cumpleaños, y a cualquier hora del día. Saben tratar la sala con mimo y se nota.

¿Y qué tipo de local os aborrece?

Johann: Entendemos que el turismo viene buscando tapas. Hay muchos lugares que hacen “las tapas” que esperan los “guiris”, pero hay que hacerlo con cariño y no caer en lo vulgar. Tampoco nos gustan los sitios que tienen un exceso de diseño y carecen de esencia. Otra cosa que también nos cansa es la fiebre del “sushi”. Hay miles de lugares que tratan de engañarte, platos que llevan horas en bandejas.

¿Con qué plato conquistáis estómagos?

Johann: Con un arroz con rabo de toro. Es un plato que tiene mucha elaboración pero en los veinte minutos que tardas en comértelo, tocas el cielo.
Juaniyo: Con un clásico, la tortilla de patatas con cebolla. No por ser algo típico tiene menos valor. Al contrario, todo el mundo la hace así que cuesta mucho ser el mejor. Incluso, una vez delante de una novia logré darle la vuelta sólo con la sartén. Dice que en ese momento se enamoro de mí.

¿Cuál es vuestro producto favorito para cocinar?

Ambos: El cerdo, sin duda. Aparte de ser un animal del que aprovechas absolutamente todo, es económico y puedes hacer una gran variedad de platos. Eso sí, nos importa que estén bien criados.

¿A qué público os dirigís?

Juaniyo: A todo el que come. Desde la niña que cumple 18 y quiere ir a su primer restaurante sin sus padres hasta abuelos que tienen ganas de probar algo distinto. Queremos convertirnos en la guía Zagat de precio medio.

TEXTO
ALBA YAÑEZ
FOTOS
LITA BOSCH

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados