CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
No responde a colecciones estacionales, ni dedica sus esfuerzos a consolidar el binarismo de las prendas. “Somos un proyecto digital y multidisciplinar en el que experimentamos y nos sentimos como niñas explorando el mundo con curiosidad”, nos explica Paloma Lanna, quien se lanzó a construir Paloma Wool sobre las bases del respeto, la libertad y las sinergias creativas en 2014. Ahora debuta en la 080 Barcelona Fashion, rindiendo homenaje a uno de los valores que siempre la han acompañado: la amistad. Friendship is universal, su nueva colección, es una oda al sentimiento de comunidad inherente a su visión de la moda (y de la vida).

“Supongo que el hecho de estar separada de todas las personas que me rodeaban me hizo querer plasmarlo de una forma más gráfica”, responde Paloma cuando le preguntamos por el leitmotiv de su propuesta, creada en pleno confinamiento con todo lo que ello conlleva. Desde que declarasen la cuarentena obligatoria a mediados de marzo, momento en el que “cada una se llevó a su casa una maleta llena de banderas de tejidos y de muestras”, ha pasado más de un año. Doce meses en los que la creadora originaria de San Sebastián no ha hecho más que fortalecer el vínculo con su equipo, con el que ha mantenido el contacto por videollamada. Y al que ahora ha querido celebrar en La Pedrera, enclave donde acaba de desvelar su trabajo.

Paloma Wool trasciende los límites de la moda, alcanzando un sinfín de disciplinas artísticas en su continuo proceso de exploración. Distintas formas en las que se cristaliza el talento de una generación comprometida con la sostenibilidad, que exige una mayor diversidad e inclusión. Valores que comparte con su “amiga del alma” Carlota Guerrero, con quien ha colaborado en este primer desfile como proyecto. “Llevábamos unos días hablando de hacer un vídeo juntas cuando, de repente, me contactaron de la 080 para participar”, comenta sobre una bonita casualidad que entendieron como una señal del universo. Y es que la fotógrafa y directora de arte barcelonesa está detrás de las seis esculturas humanas de marcado carácter experimental que abren el desfile, antes de dar paso a las propuestas inspiradas en los años noventa con el sello inconfundible del imaginario Wool.

Colores naturales, estampados inspirados en huellas dactilares, y motivos propios de finales del siglo pasado –muchos de ellos ya extintos–, y un casting diverso en el que nos encontramos con algunos de los mejores embajadores de la escena creativa nacional, como Alex de la Croix o Cuentos Rosales, que hacen de esta colección una propuesta funcional que preserva la identidad de marca. Friendship is universal está pensada para todo tipo de cuerpos, siluetas y edades, trascendiendo los discursos vacíos, en términos de inclusión, tan propios de la moda española para llevarlo a la práctica de una vez por todas.


La colección que ahora desvelas, Friendship is universal, la creaste durante el confinamiento. Concretamente, de marzo a junio de 2020, en unos meses marcados por la incertidumbre, la soledad y la introspección. ¿Cómo ha sido el proceso de desarrollo de la misma?
Ha sido un proceso muy especial, con muchos altibajos, pero siento que hemos aprendido y disfrutado mucho del proceso. Nos tomamos la cuarentena como un reto creativo, un momento para estudiar aún más de cerca cómo y qué estábamos haciendo. Fue un momento muy espiritual para todos. Aprendimos a relacionarnos de un nuevo modo, y mi equipo me lo puso muy fácil, lo dieron todo desde sus casas y creamos una colección preciosa.
Recuerdo el día antes de que nos confinaran, que cada una se llevó a su casa una maleta llena de banderas de tejidos y de muestras, con su ordenador debajo del brazo. Nos reuníamos cada día por videollamada para escoger colores a través de la pantonera que me había llevado a casa, recibíamos muestras cada una y nos las probábamos, y nos hacíamos vídeos y fotos para que las demás las viéramos. Acercábamos mucho las prendas a la cámara del ordenador para entender su textura, tuvimos que desarrollar mucho nuestra imaginación, y nos echamos bastante de menos.
Tu nueva propuesta es una alegoría a la amistad. A todas esas personas que te rodean y alegran tu vida, y de las que te has visto obligada a estar separada durante la cuarentena. ¿Por qué has decidido rendir homenaje a algo tan humano como es la necesidad de relacionarnos que tenemos los seres humanos?
Uno de los pilares fundamentales de Paloma Wool es la amistad. Me he rodeado de amigos para construir este proyecto desde su inicio, y siento que todo se ha desarrollado desde la base del respeto mutuo, el amor incondicional y la confianza. Supongo que el hecho de estar separada de todas las personas que me rodeaban cada día me hizo querer plasmarlo de una forma más gráfica. Friendship is universal es un concepto que queremos transmitir a nuestra comunidad, es el enfoque de todo lo que hacemos, desde por qué y cómo creamos, a cómo nos relacionamos con nuestro entorno y el medio ambiente.
Los años noventa hacen acto de presencia en las prendas en forma de estampados. Desde un print que alude al mítico CD-ROM hasta motivos provenientes de los tatuajes que definieron esta década. Tú eras una niña por aquel entonces. ¿Qué significó esta época en tu vida?
Significó el inicio de mi interés por la moda. Recuerdo rogarle a mis padres que me comprasen unas plataformas en un viaje a Nueva York iguales a unas que hemos hecho este verano. Me empezaba a sentir mayor y quería vestir con ropa chula, me importaba mucho la música también. Recuerdo ir al Fnac con mi padre muy a menudo a comprar CDs, que luego escuchaba en el discman que le robaba. Ese print es un homenaje a esos años.


Uno de los pilares fundamentales de Paloma Wool es el sentimiento de comunidad. Un grupo en el que confluyen personas diversas, que comparten un respeto absoluto por la diferencia y el arte en todas sus formas. ¿Cuáles son los valores que mejor definen a tu marca?
Siento que somos un proyecto muy abierto, cercano y respetuoso, a través del cual nos expresamos y hemos conseguido conectar con gente de todas partes del mundo de forma muy profunda. Nuestra comunidad está compuesta por personas que valoran lo tangible y abstracto que forma parte del proyecto, que entienden la moda y el arte como cosas flexibles y libres, ven el impacto social que supone la moda y su comunicación, y valoran la producción local y ética. Somos un proyecto digital y multidisciplinar en el que experimentamos y nos sentimos como niñas explorando el mundo con curiosidad. Nos sentimos un proyecto artístico más que una marca de ropa, y eso lo hemos transmitido desde el inicio, colaborando con muchos artistas que admiramos y explorando, y aprendiendo de todo lo que nos ha generado interés.
Y tus relaciones en el ámbito profesional no se limitan a compañeros de profesión, ni mucho menos. Pintores, cantantes o fotógrafos colaboran en tu universo creativo, teñido de colores naturales. ¿Con qué artistas has colaborado en esta nueva propuesta?
He podido colaborar con mi amiga del alma Carlota Guerrero para nuestro primer desfile. Ha sido algo muy especial para mí, la colección gira en torno a la amistad, y poder colaborar con ella para llevar a cabo cosas que nos ilusionan ha sido algo que recordaremos toda la vida. Carlota hizo una residencia artística en su nueva nave, en la que los artistas Chloe Campbell, Flor Violeta Sobrequés, Juan e Ignacio Ezcurra, Mateo Palazzi, Nicolás Feriche y María Gaminde reinterpretaron prendas de nuestra colección para convertirlas en instalaciones muy contemplativas, lo que llamamos esculturas humanas. Hemos presentado nuestras prendas junto con estas obras, creadas por amigos y artistas que admiro tanto, en la azotea de La Pedrera, un edificio muy especial para nosotros, creando una pieza audiovisual experimental que espero que os guste mucho.
¿Cuál es el primer paso que dais una vez decidís trabajar conjuntamente en el proyecto? Entiendo que las lluvias de ideas y las reuniones para dar forma al concepto han sido acogidas por plataformas como Zoom o Skype.
Carlota y yo hablamos casi cada día, así que fue muy fácil ponerlo en marcha. Llevábamos unos días hablando de hacer un vídeo juntas cuando, de repente, me contactaron de la 080 para participar. Lo entendimos como una señal. Fuimos un sábado a ver La Pedrera y nos paseamos por el edificio. Pensamos en distintas ideas, a las dos nos hacía ilusión hacer algo más allá de un desfile, y a ambas nos apetecía involucrar a más artistas. Carlota me llamó unos días después para desarrollar las ideas que había tenido y las imaginé preciosas.


Ahora participas en la 080 Barcelona Fashion Week, pero lo cierto es que no has dejado de emprender iniciativas y colaboraciones en los últimos meses. Tu presencia en redes sociales así lo demuestra. ¿Tiene sentido el calendario de temporadas? ¿Hacia dónde debería dirigirse la moda en los próximos años?
El proyecto no responde a colecciones estacionales, desde un inicio apostamos por valorar la creación de piezas atemporales y cápsulas limitadas a lo largo del año. No creemos en las temporadas, ni en las rebajas que conllevan. Creemos que las prendas no pierden su valor a los cuatro meses de vida.
¿Y qué piensas de la categorización por género de las prendas?
Cada vez nos dirigimos más hacia ser un proyecto sin género, creamos ropa para personas que quieran llevarla y estamos trabajando en ser cada vez más libres de las limitaciones del binarismo.
¿Para quién está pensada esta nueva colección?
La verdad es que siempre diseñamos pensando en lo que nos apetece llevar a nosotras, nos guiamos mucho por la intuición y poco por las tendencias.


Si hay algo que resulta fundamental, ahora más que nunca con el auge de la globalización e Internet, es la consolidación de una identidad de marca propia. Ya sea a través de la paleta cromática, los valores asociados o los embajadores de la firma. ¿Cómo trabajas tú la identidad de Paloma Wool?
La trabajo escuchándome mucho a mí misma y sintiendo lo que hago, eso da coherencia al proyecto. Es constante, y gira entorno a mi sensibilidad y visión.
¿Y hay algo que nos puedas adelantar acerca de tus planes a futuro?
¡Ojalá sacar pronto nuestro cuarto libro!
 

Texto
David Alarcón

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados