CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
“Soñar está visto que no cuesta nada y, algunas veces, se hace realidad”. Pablo Pardo, que convirtió la pasión por la hostelería en su trabajo, vio claro que, aunque muchos estuvieran bajando la persiana, los quioscos de la ciudad aun tenían mucho por ofrecer. La versión modernizada de estos míticos puestos de periódicos ya tiene nombre: News and Coffee

Prensa, revistas y libros especializados acompañados por un café para llevar. Bajo el lema ‘Usual place for coffee and curated reads to-go’, aterriza en el número 17 del Passeig de Sant Joan de Barcelona una nueva forma de entender la bebida que “nos hace funcionar cada mañana”, una propuesta innovadora que, lejos del futuro incierto que aguardaba a los quioscos convencionales, parece que ha llegado para quedarse.

Para todos aquellos que no te conocen, ¿quién es Pablo Pardo? ¿Cuál es la trayectoria que te ha llevado hasta aquí?
Llegué hace dieciocho años de un país que no daba para más, con solo 20 años, y con muchas ganas de comerme el mundo. Comencé en la hostelería que, sin darme cuenta, se convertiría en lo que amo hacer. Soy uno de esos afortunados que trabaja haciendo lo que les apasiona. Desde hace unos seis años me dedico a las aperturas, desarrollo de nuevos conceptos y puesta en marcha de restaurantes. He tenido la suerte de colaborar y trabajar con mucha gente visionaria que ha ayudado a desarrollar mi creatividad y mi forma de ver este negocio.
Mi primera apertura fue la Terraza Martínez de la mano de José Parrado, al que siempre le agradeceré la oportunidad que me dio de ponerme al mando de ese proyecto. He pasado por Palosanto, del grupo San Telmo, Bistrot Levante, Casa Bonay con Inés, Bao Bao Barcelona. He participado con Rooftopsmoke House, Gringa, Caravelle y una lista bastante larga (risas).
Soy padre de tres hermosas niñas –Addaya, Asha y A-min–, ellas son mi motor, las que hacen que cada día me levante con las mismas ganas de comerme el mundo como cuando tenía 20 años, aunque ya de eso haya llovido bastante.
Profundizando en los inicios del proyecto, ¿cómo surge News and Coffee? ¿Cuál es necesidad que no cubrían el resto de establecimientos en los que se sirve café?
Christian Meier, ex-ciclista profesional y amante del café a quien conocí hace tiempo, tiene sus locales y tostador en Girona y me ofrece la oportunidad de enseñarme a tostar café. De por sí, me encanta el café, es una bebida que no puede faltar en mi día a día. También gracias a él conocí a Davide Datti, que hoy es un gran amigo y socio en esta aventura. Mi trabajo, junto con aprender a tostar café y ver tantos quioscos cerrados desde hace años sin ninguna utilidad, dieron pie a comenzar a pensar cómo traer de vuelta a la vida algo universal y que lleva en nuestra sociedad desde hace muchos, muchos años y que, a causa de la era digital, está tendiendo a desaparecer más y más.
De ahí nace News and Coffee, un largo e intenso año y medio atrás, con una apertura como Boa Bao Barcelona de por medio, y el nacimiento de mi hija más pequeña, A-min. News and Coffee se pensó como un quiosco de periódicos, de revistas y de libros especializados junto con el café de especialidad para llevar. Una buena combinación si vas a comprar un periódico, revista o libro. Por eso, para mí no se puede definir la diferencia con otros sitios que sirven café. Creo que News and Coffee, sin darme cuenta, se ha convertido en un nuevo concepto en esta ciudad, España e incluso se podría decir que Europa.
Barcelona vive muchas realidades diferentes: desde los vecinos de toda la vida hasta los estudiantes que se mudan para estudiar algunos años, pasando por los millones de turistas que visitan la ciudad de forma efímera. ¿Para qué tipo de público está pensada esta iniciativa?
Lo bueno de este proyecto es que le encanta a todo el mundo, es muy fuerte ver al señor o señora mayor que vive en el barrio de toda la vida agradecerte por haber abierto otra vez y que ellos puedan comprar su periódico; a los estudiantes por poder tener un café de especialidad a buen precio y, de paso, comprar alguna de sus revistas favoritas –les flipa–, y el turista se queda diciendo, ‘Esto es nuevo, ¿no? No lo he visto nunca.’ Yo les respondo, con un tono de gracia, ‘claro, es un concepto completamente nuevo.’ Vamos, que quedan en shock.

Café tostado cada semana en Girona, una minuciosa selección de revistas, en una zona céntrica de Barcelona… Suena exclusivo y, sin embargo, habéis apostado por ponerle al café un precio accesible, ¿verdad?
Somos un lugar donde el café es para llevar. Queremos que la gente disfrute de un buen café sin tener que dejarse el sueldo –imagina yo que tomo unos cinco al día, ¡cuánto tendría que pagar! (Risas)
Uno de vuestros puntos diferenciales es la selección de revistas que ofrecéis, ¿qué criterios habéis seguido para seleccionar revistas como la nuestra, METAL, por ejemplo? ¿Qué es lo que tienen en común estas publicaciones con los valores del negocio?
METAL es una revista que me gusta desde hace tiempo, es de Barcelona y un proyecto independiente que lleva ya muchos años haciendo un muy buen trabajo. La gente a la que le gusta METAL o las revistas que tenemos aquí sabe reconocer el cariño con el que se ha llevado adelante este proyecto.
Partís de una forma de negocio (los quioscos de periódicos) que está en declive. Aunque sabías que ibais a modernizar este concepto, ¿en algún momento pensaste que era una apuesta demasiado arriesgada?
Pensamos que había las dos opciones: en primer lugar, que no se entendería bien el concepto por el tipo de prensa y revistas que queríamos poner y que a la gente del barrio no le gustara el nuevo formato de quiosco; o en segundo lugar, que a la gente le encantara el nuevo 2.0, ya que muchas de las revistas que tenemos aquí no se encuentran en todos lados. Les dábamos a vecinos del barrio, nuevamente, el servicio de vender prensa y, a parte, traíamos un aire fresco al concepto de quiosco. Por suerte para nosotros, debemos decir que estamos super contentos con la respuesta que nos han dado y cómo nos están felicitando. Al final, ha sido la segunda opción.

Aunque aquí los food trucks son habituales en festivales, en ciudades como Nueva York o Los Angeles son más habituales en cualquier esquina. ¿Han sido este tipo de ‘establecimientos’ una referencia? ¿Qué más ha inspirado el proyecto?
Tuve un food truck años atrás, Rolling Food. También he trabajado con los primeros y los mejores en este formato aquí en Barcelona y España, como Eureka, Gringa y Rooftopsmoke House, y esto me ha ayudado a sacarle el mayor rendimiento a los espacios pequeños. También me ha inspirado la ciudad de Nueva York, donde este concepto ya lleva funcionando muchos años. ¿Quién no recuerda ver una película de los 80 o los 90 de algún ejecutivo o ejecutiva con su super traje o un vestido increíble, más un periódico y un café en mano corriendo por la calle? O el típico estudiante, es muy de película. Me encanta.
Insistís en que, para llevar a cabo esta transformación, habéis llamado a “los mejores de cada especialidad”. ¿Quiénes han sido los imprescindibles para sacar adelante News and Coffee? ¿Ha sido fácil encontrar un equipo que entendiese la línea que queríais seguir con el proyecto?
Sí, claro, para hacer un cambio de este estilo y que tuviera impacto en la gente, necesitábamos crear una imagen y branding que fueran de los que te dejan con la boca abierta. Yo ya había trabajado con los chicos de Querida Studio en Casa Bonay, por lo que, desde el principio, tenía muy claro que serían los ideales. Para el cambio por dentro del quiosco nos ayudó Scuadra, una empresa con la que habíamos trabajado en Boa Bao. Hicieron un trabajo increíble para dejar Boa Bao Barcelona precioso. Luego, para las revistas, METAL fue una elección sin ninguna duda. También me ayudó mucho Edu de I Love Paper (Fucking Young, Vein, Fuet), Querida Studio con Perdiz, y haciendo la conexión con Terranova. Y así se fueron sumando más y más. Para la parte de café, contamos con Victoria Arduino, una empresa que viene haciendo muy buena maquinaria para preparar esa bebida que nos hace funcionar cada mañana. 
Con News and Coffee, rescatas algo que, poco a poco, está desapareciendo. A nivel personal, entre los objetos que corren el mismo peligro, como las cartas, las postales, los vinilos, ¿cuáles crees que no deberían perderse?
Creo que hoy en día los vinilos se venden cada vez más, es un mercado que está creciendo nuevamente y pronto me gustaría tener una buena selección en News and Coffee. Postales tenemos en el quiosco y te puedo decir que salen un montón. Hay cosas que parece que van desapareciendo pero, poco a poco, van resistiendo al cambio, incluso, hoy por hoy, lo old-fashioned es fashion. Todo es cíclico, al final, todo vuelve con un toque ecléctico.

‘Usual place for coffee and curated reads to-go’; ¿es un buen resumen de la esencia del proyecto?
Nos define a la perfección, ya que no hay otro lugar igual. Ahí está lo que nos hace inusuales.
¿Cuál te gustaría que fuese el futuro de News and Coffee? ¿Aspiráis a ofrecer otros productos? ¿Os habéis planteado establecer nuevos quioscos en algún otro lugar de la ciudad o expandirlo a otras ciudades?
Nos gustaría que hubiera más de un local en la ciudad, algunos cuantos más en España y, al menos, uno en las principales ciudades de Europa (Londres, Lisboa, Berlín, etc.). También poder estar en aeropuertos, estaciones de trenes, centros comerciales e incluso en co-workings. Soñar está visto que no cuesta nada y algunas veces se hace realidad, así es como nació News and Coffee. ¡Gracias y nos vemos en nuestro quiosco!

Texto
Claudia Luque
Retrato y fotos
Alex Froloff

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados