CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Aunque nacida en Siberia, Olga Dubovik ha pasado la mayor parte de su vida en Barcelona. Es aquí donde nace Lubochka en 2009, una marca que apuesta por el valor de la producción artesanal, ya que es ella misma quien diseña y elabora cada uno de sus bolsos en su taller, haciendo que sean objetos únicos. Confeccionados con pieles de curtidos vegetales, los bolsos de Lubochka son funcionales, pero cuentan con una especial atención a los acabados y a los detalles, en forma de borlas o lacitos. La presencia del color, colores brillantes, saturados, es otro de sus distintivos. Olga trabaja en el barrio de el Born, Barcelona, donde tiene su taller, y donde además, ha abierto recientemente una tienda, La Tercera, junto a la firma Name.

¿Cómo nace Lubochka? ¿Cuándo comienza tu interés por el diseño?

Hace tres veranos por la puerta de mi casa entraron dos preciosas máquinas, una de coser piel y otra de rebajar. Entonces fue cuando me di cuenta de que había ido demasiado lejos y que Lubochka era un proyecto que iba en serio. En mi casa desde siempre se han hecho cosas a mano, unas veces por placer y otras por necesidad. La época de la Perestroika en Rusia fue bastante dura. Tener estudios no servía de mucho, así que ayudaba a mi madre a trabajar la piel para hacer abrigos de visón, zorro, nutria..., gorros de piel y arreglos varios. También me dejó huella mi abuela, con sus cuatro agujas tricotando calcetines de lana y sus fantásticas historias durante las largas tardes de invierno.

¿Qué tipo de persona tienes en mente cuando diseñas?

La verdad es que no pienso en eso, cuando diseño pienso en colores, formas, combinaciones de texturas... Me guío mucho por las sensaciones que tengo mientras trabajo. Luego la persona elige lo que más le conviene, seguramente guiada por el color. Por el modelo también, por supuesto, pero creo que lo que le hace tomar la decisión final es la combinación de color. A la clientela de Lubochka le gusta la moda, la artesanía y supongo que también se pasa horas buscando online algo que todavía no tiene su vecina.

También elaboras cada bolso personalmente a mano. ¿Es esa parte artesanal la que más disfrutas de todo el proceso de creación?

Sí, todos mis bolsos están elaborados por mí misma y me encanta. Disfruto mucho haciéndolo, supongo que me recuerda a mi infancia y hace sentirme bien. Pero creo que pronto voy a necesitar ayuda. Lubochka está creciendo y cada vez me cuesta más llegar a todo.

Tus bolsos están confeccionados con pieles de curtidos vegetales, ¿qué es lo mejor de trabajar con piel? ¿Te gustaría experimentar con otros materiales?

Desde el principio me he entendido muy bien con una empresa de pieles de curtido vegetal de Igualada y estoy encantada con ellos. Estas pieles tienen mucha personalidad, y contra más se usan más se nota. La piel tiene memoria y le sienta bien envejecer.

El color y sus combinaciones es algo que tiene mucha presencia en tus bolsos. ¿En qué te inspiras? ¿Sigues de algún modo los colores que marcan las tendencias?

Me inspiro en el propio proceso de diseño. Normalmente empiezo por una idea y la voy desarrollando en mi taller hasta que el resultado me satisface. Y en cuanto a los colores, simplemente escojo aquellos que me entran por los ojos.

Si tuvieras que elegir un color que definiese tu marca, ¿cuál sería?

Difícil elegir sólo uno, pero ahora mismo me viene a la cabeza el azul celeste del Mashka Blue Summer.

Tus raíces están presentes tanto en el nombre de la marca, como en el nombre de algunos de tus modelos... ¿supone Rusia un referente constante en tus creaciones?

Lo es sin pensarlo. Inconscientemente relaciono el diseño y la realización de las piezas con el recuerdo de mi infancia cuando viví en Rusia.

Recientemente has abierto una tienda, La Tercera, junto a Name, la marca de ropa de Irene Sabaté y Clara Aspachs, aunque previamente se podía adquirir tus bolsos en otras tiendas como Autentic, Ivory, B-Huno, Tocs, Vaga Falena, además de por Internet. ¿Qué cosas tienen en común Lubochka y Name? ¿Por qué decidisteis vender de manera conjunta?

Principalmente es porque somos amigas, nos conocemos desde hace tiempo. Las dos marcas estaban evolucionando y necesitábamos apostar por algo más. Desde el principio sabíamos que queríamos un local en el Born y encontrarlo en la calle Mirallers fue estupendo. Estamos súper contentas de ser vecinas de tiendas como Colmado, Ivori, Clinique y Lomography. Además, vender de manera conjunta hace que nos complementemos.

¿De qué manera te influencian las opiniones sobre tus bolsos, el feedback que puedes tener en la tienda directamente con la gente?

Suelo hacer bastante caso a mis clientes, sobre todo en la opiniones que me ayudan a mejorar la funcionalidad y comodidad de los bolsos. Hay detalles que sólo puedes mejorar después de haber usado el bolso y estas pequeñas cosas son las que hacen que te enamores de tu pequeña joya y te la pongas cada día. Por eso le doy mucha importancia a que mis bolsos sean prácticos. Yo misma soy compradora de cosas que me entran por los ojos pero después si no es cómodo me cuesta mucho ponérmelo.

¿Tienes algún modelo favorito de entre tus diseños, un modelo por el que sientas un cariño especial?

Hay un shopping bag de color marrón cuero que hice mientras estudiaba. Desde entonces no me he separado de él y cada vez que tengo que hacer alguna entrega por Barcelona lo uso. Me ha seguido desde el principio y nunca se ha roto nada, así que estoy muy orgullosa de mi primera pieza (risas).

¿A qué diseñadores admiras? ¿Puedes decirnos algún diseñador joven que te guste y al que sigas?

Eatable of Many Orders. Pelitos de punta cada vez que veo los modelos Hanger Bag y Pinocchio Stand. El desfile de final de curso de Maribel Manuel en el Fashion Department Royal Academy of Fine Arts de Amberes en 2009 fue increíble.

¿Qué deseos tienes para Lubochka?

Seguir creciendo poco a poco. Se han puesto en contacto conmigo unos distribuidores para representar Lubochka en Japón. La verdad es que me haría mucha ilusión entrar en ese país tan maravilloso. Sería un gran paso para Lubochka.

¿Estás trabajando ya en tu próxima colección? Si es así, ¿nos puedes adelantar algo?

Sí, tengo cosas en mente. De momento, me he atrevido a hacer fundas para el móvil, algo que mucha gente me pedía. Es una versión del Mashka pero para iPhone, y se llama Little Manya. El siguiente paso serán fundas para iPads y ordenadores. Para finales de septiembre haremos inauguración de la tienda y presentaré algún modelo nuevo. Algún Vaselisa a lo grande y nuevas combinaciones para invierno de Mumu-Dina. ¡Por supuesto estáis invitados!

TEXTO
CRISTINA RAMIREZ
FOTOS
PAU ROIG

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados