CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Licenciados en Bellas Artes por la prestigiosa Universität der Künste, Jasmina Llobet y Luis Pons son dos artistas multidisciplinares con sede en Berlín y Barcelona que llevan trabajando y creando juntos desde 2002. Ambos unen fuerzas para así integrar este único proyecto, realizando intervenciones tanto en espacios públicos como en privados. Las esculturas e instalaciones constituyen una pieza fundamental en su trabajo, así como los dibujos y los vídeos, siempre directos e impactantes. Llobet & Pons llevan a cabo su obra echando mano de la ironía y el humor para así dotar los objetos cotidianos de nuevas realidades, cuestionándose el significado del arte y de los objetos que lo componen.

¿Qué perseguís al decidir integrar en vuestras instalaciones objetos cotidianos, incluso mundanos, como escobas, ladrillos u ollas?

La idea es darle la vuelta a nuestros objetos del día a día, los que todo el mundo tiene en casa. Llegar a ver de otro modo una escoba, ese es el objetivo...

¿Buscáis en algún momento poner de manifiesto el carácter virtual y simbólico del día a día; es decir, lo arbitrario de lo cotidiano, lo falto de significado que están los objetos con los que tratamos cada día?

El día a día hace que los objetos se vuelvan invisibles, pero no tiene porque ser así, porque además una visión creativa de lo que nos rodea puede ayudarnos en momentos difíciles, o si necesitamos arreglar algo al estilo McGiver (risas).

¿Os sentís atraídos por la nueva idea de arte propuesta por Bertolt Brecht?

No hemos leído nada de él, la verdad (risas), pero nos gustaría tener más tiempo para hacerlo. Siempre hemos querido leer algo pero nunca supimos por donde empezar. En cambio, sus teorías sí que han influido el arte contemporáneo, seguramente a través de Duchamp, y nos llegan a través de segunda, tercera y cuarta mano. Como comentábamos antes, nos interesa la idea de Brecht de romper la cuarta pared teatral, y el efecto de distanciamiento de Brecht, que aplicada al arte podría interpretarse como un extrañamiento en el público. Preguntarse: ¿pero qué es esto? Y que ese extrañamiento lleve a una reflexión. Tal vez, primero solo sobre un color, sobre una forma, pero que también puede llegar a otro tipo de reflexiones más importantes, sobre el universo por ejemplo.

¿Qué importancia tiene para vosotros la ironía y el humor a la hora de configurar un nuevo proyecto?

Son directamente el motor con el que trabajamos y el ojo con el que miramos los objetos. Sin humor es imposible entender la mitad de las cosas que pasan, aunque puedan ser tipos de humor que no entendemos, pero están ahí.

¿Y qué valor cobra la cultura pop dentro de vuestra obra?

Hemos utilizado algunas referencias pop y estamos cómodos haciéndolo, aunque no es nuestro campo de trabajo normal. Nos atrae mucho y podríamos considerarnos un poco pop. Minimalistas pop.

¿Notáis alguna diferencia a la hora de desarrollar vuestro trabajo en diferentes países, o por el contrario consideráis que el arte trasciende cualquier barrera geográfica?

El arte debería poder hablar todos los idiomas, comunicar sin necesidad de hablar o leer un texto. Pero no es fácil, a nosotros se nos olvida todo el tiempo tenerlo en cuenta. Pero está claro que, entre hacer un trabajo en un país u otro hay una gran diferencia, el contexto puede ser radicalmente distinto y las cosas entenderse al revés.

¿Es fácil trabajar en equipo? ¿En qué os complementáis el uno al otro?

Es difícil, muy difícil y no lo recomendamos a nadie (risas). Nosotros llevamos muchos años trabajando juntos y es una manera de trabajar que nos gusta, pero hay un diálogo continuo y también conflictos. En nuestro caso, además, nos llevamos el trabajo a casa porque somos también pareja, o sea que el lío es tremendo.

¿Qué referencias artísticas manejáis?

Muchas de las referencias no vienen del arte, son más de nuestro día a día, de como nos manejamos con los objetos cotidianos. El por qué de tus decisiones más ínfimas es lo que nos motiva: la manera de colocar las cosas en la nevera, o la ropa que te pones un día determinado. Poder hablar de eso y que nos entendieran sería un sueño (risas).

¿Existe algún tipo de núcleo común que articule toda vuestra producción artística?

El diálogo. Es el principio, el medio y también el fin de los proyectos.

TEXTO
ALEXANDRA LORES

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados