CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Laskaar, músico y, según él mismo confiesa, posible responsable del confinamiento, le pidió al universo un retiro de meditación justo antes de que todo esto empezara. Pero como las cosas no son siempre cómo queremos, le ha tocado conformarse con no poder salir de su casa de Zúrich. 

Aunque confiesa que dedicó los primeros días de confinamiento a ver vídeos en Youtube sobre conspiraciones –algo que, después de su experiencia, no recomienda–, al final ha optado por tomarse esta especie de retiro forzado como una lección de vida. Entre meditaciones, momentos de permitirse no hacer nada y reflexiones sobre cómo de insostenible era la forma de vida que hemos llevado hasta ahora, trata de sacarle provecho a estos días, en los que también tienen muy presente qué es lo que hará cuando todo termine: “abrazar a mis amigos muy fuerte y salir a comer”.
Antes que nada, ¿puedes presentarte y decirnos desde dónde nos contestas?
Hola, me llamo Laskaar y soy un artista/músico de madres ‘granaínas’ (¿por qué en España ‘parents’ tiene género?) que nació y se crió en Zúrich, Suiza, que es donde estoy viviendo en este momento.
¿Estabas trabajando en algún proyecto en especial cuando se activó la cuarentena, sigues con ello?
Justo como dos días antes de que todo el mundo empezase a hablar del Covid-19, estaba en Estambul para hacer dos conciertos y lancé el videoclip de mi nuevo single. El timing era fatal porque el segundo concierto fue cancelado y, ante una pandemia, pues no te apetece mucho subir stories en plan, ‘Holi, sé que estamos en pleno Apocalipsis, pero es que acabo de lanzar mi nuevo clip, desliza y dame likes – xoxo’. En fin, irónicamente, ahora la canción tiene un sentido nuevo y fue agregada a muchas quarantine playlists porque se llama Solo.
Cuando empezaron las noticias sobre el Covid-19 en Wuhan, que luego se extendió y cuyas consecuencias se empezaron a notar, por ejemplo, con la cancelación del Mobile en Barcelona, ¿qué pensabas tú?
Os tengo que confesar que creo que soy responsable del Covid-19, porque una semana antes estaba tan quemado que le pedí al universo un retiro de meditación (sí, sí, rollo Eat Pray Love total, no me juzgues). Pero, obviamente, no tengo dinero suficiente y ahora me encuentro en un retiro sin tener otra opción: mi habitación. Sorry gente.
Pero, en serio, es super interesante de ver lo diferentemente que esto afecta a la gente que por una parte depende de privilegios (ahorros, en qué espacio vives y con quién) o salud mental (estar solo para ciertas personas es detonante, para otras una pesadilla, y para otras, un sueño). Después de caer en un círculo vicioso de ansiedad existencial mirando vídeos en Youtube de conspiraciones de new world order los primeros días (no lo hagas, no te lo aconsejo), decidí tomar todo esto como una lección de vida. Al final, lo que tiene que pasar va a pasar (¡period!) y el único poder que tengo es decidir si mi energía y el tiempo que tengo los paso amargado y con miedo o en paz aprovechando lo que es bueno. Desde ese momento, lo llevo muy bien la verdad.
Ahora ya vemos que sí, que es grave y debemos quedarnos en casa confinados. ¿Cómo lo estás llevando tú? ¿Qué haces para sobrellevarlo?
Pues mira, creo que todos estábamos tan acostumbrados a nuestros patrones, pensamientos, rutinas, calendarios llenos de cosas, quejándonos de que no tenemos suficiente tiempo y estábamos tan encajados en el papel y en la forma que nuestra vida había tomado, que ahora tenemos la oportunidad de hacer todas esas cosas que queríamos hacer e incluso reinventarnos y cambiar de curso.
Danos un consejo para pasar una cuarentena mejor –o menos peor…
Tengo tres consejos: Primero, mi mejor consejo es que dediques unos minutos a meditar diariamente. Y con meditar me refiero a sentarte con los ojos cerrados y, simplemente, observar qué pensamientos emergen desde tu subconsciente o tu alma, para conocerte mejor y darte cuenta de qué pensamientos salen que se quieren comunicar y que, muchas veces, no los escuchamos porque estamos tan ocupados… te va a sorprender todo lo que aparece al crear ese espacio para ti mismo. De momento, medito dos veces al día durante 20 minutos y te juro que me siento mucho mejor.
Segundo, si siempre querías aprender un idioma o cualquier cosa nueva que se puede hacer desde casa, este es el momento y, si trabajabas mucho y estabas quemado con tu vida, usa este tiempo para permitirte no hacer nada. Y por último, esto es algo que creo que la mayoría de la gente no quiere escuchar, pero para mí, personalmente, lo que está pasando en el mundo es una ‘wake up call’. Es super evidente que no podemos seguir así. La forma en la que los humanos habitamos este planeta, simplemente, no es sostenible y, si somos sinceros con nosotros mismos, es super egoísta, cruel y fucked up. Lo malo es que estamos tan desensibilizados ante todo el sufrimiento (pobreza, violencia contra los animales, etc.) que ni siquiera nos damos cuenta y creemos que es normal.
Creo que, mientras nos resulte fácil culpar a los demás, tenemos que hacer un inventario nosotros mismos con nuestra culpabilidad y ver en qué campos formamos parte del problema y qué podemos hacer para crear un futuro mejor, no solo para nosotros, sino para la naturaleza, el medio ambiente y los animales. Por eso, desde que todo empezó, dejé de comer carne de un día para otro –y me siento muy bien. Tal vez esto le inspire a alguien a cambiar a una dieta que sea plantbased o reducir la carne o, al menos, comprar carne de granjas locales. A veces no se trata de lo que queremos escuchar sino de lo que tenemos que escuchar.
Ahora que le vamos pillando el truquillo, si te dieran la posibilidad de pasar otra cuarentena con cualquier persona (viva o muerta, famosa o de tu entorno), ¿quién sería y por qué?
Me encantaría pasar la cuarentena en una casa increíble con estudio con James Blake y producir un álbum increíble durante este tiempo, menuda fantasía.
Estamos todos como locos buscando nuevo contenido, así que te pediré algunas recomendaciones con una pequeña explicación de por qué las eliges, una peli.
El curioso caso de Benjamin Button. Esta película me lleva por una montaña rusa de emociones y, al ver la vida con una perspectiva al revés, me hace apreciar más el presente y ver las cosas con ojos diferentes. Hoy voy a ver, por primera vez, el clásico de Fellini La Dolce Vita.
Una serie.
Messiah, en Netflix. Me pareció interesante que vivimos en un mundo tan moderno y al mismo tiempo religioso, y la idea de cómo reaccionaria la gente si realmente alguien proclamase que es el profeta. Tal vez, pasa en 2020, de este año ya nada me sorprendería.
Un libro.
Un curso de milagros, de Alan Cohen.
Una canción o álbum.
Good Love, de mi bestie Priya Ragu.
Un videojuego.
Esta cuarentena mi vida ya es como un puto videojuego. Pero cuando era chiquillo y me regalaron mi primera Nintendo, jugaba mucho a Snow Bros con mi hermano.
Y para acabar, cuando acabe la cuarentena, ¿qué es lo primero que tienes pensado hacer?
First thing: abrazar a mis amigos muy fuerte y salir a comer, estoy harto de mi comida.

Texto
Claudia Luque

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados