CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Katty Schiebeck nos cuenta que su pasión por el interiorismo y la decoración nació de una manera natural, aparentemente casual. De la misma manera comenzó su blog, hace cosa de dos años junto a Rubén Ortiz y que se ha convertido en una gran ventana a través de la cual muestra una selección muy cuidada de espacios, estudios, apartamentos u objetos de diseño, además de sus propios proyectos. Una combinación de lo más atractiva, que ha hecho que se convierta en toda una plataforma de referencia contando con miles de seguidores en las redes sociales. Esto la ha llevado a perfilarse como una interesante promesa del interiorismo actual, con tan solo 24 años.

A través del blog, Pinterest, Instagram o Facebook, nos muestra lugares y objetos diversos, pero en donde a menudo se aprecia la personalidad de quienes los habitan, siendo tanto los objetos como los interiores una extensión, un reflejo de las personas y de sus vidas. Luminosidad, naturaleza, líneas minimalistas y mid Century combinadas con elementos arquitectónicos originales integrados... Rasgos que definen el estilo de Katty, tan sólido como ecléctico.

¿Cuándo supiste que la decoración y el interiorismo eran lo tuyo? ¿Cómo fue ese primer acercamiento a este mundo?

Una vez, mientras colocaba unos guantes sobre una maleta que utilizaba como baúl en mi habitación, un buen amigo me dijo: “En serio, ¡creo que deberías dedicarte a la decoración!”. Creo que desde ese momento todo siguió un proceso natural, siempre me apasionó. Recuerdo que acababa de mudarme y solía ir a los Encantes a buscar piezas para decorar. Luego, el hecho de dedicarme también al sector inmobiliario me ha facilitado tener oportunidades para hacer mis primeros proyectos de interiorismo.

¿Cómo describirías tu proceso creativo habitual? ¿Varía mucho de una ocasión a otra, en base al proyecto con el que estés o, por el contrario, tienes algo como unos patrones de trabajo que siempre sigues?

Aunque creo que a veces soy algo anárquica, porque trabajo con muchos referentes y mezclo muchas ideas, sí que es cierto que en todos mis diseños de interiores siempre busco algún elemento que dé unidad a todo el proyecto. Después de este punto de partida voy definiendo cada uno de los espacios, adaptándolos a la necesidad del cliente y siendo muy rigurosa con la paleta de colores que hemos escogido. Intento ser muy exigente con el componente estético. Me gusta pensar en fotografías, creo que todo aquello que funciona en imágenes debe funcionar también en la realidad.

En tu trabajo como diseñadora de interiores, te gusta combinar el estilo minimalista y mid Century junto con elementos arquitectónicos que a veces encuentras en el propio espacio en donde trabajas. ¿Es tu intención resaltar la memoria del lugar a través de esos elementos?

Es cierto que intento rescatar algo de la identidad del espacio, aunque no siempre es posible. En mi caso, tengo la suerte de trabajar en una ciudad con una gran herencia modernista y me encanta poder dejar constancia de eso, ya sea con el mosaico de un suelo, una puerta, una moldura...

Junto con Rubén Ortiz llevas el blog, donde hacéis una selección de diferentes construcciones arquitectónicas, apartamentos, estudios, u objetos de diseño. ¿En qué momento se os ocurre la idea de empezar con este proyecto? ¿Qué papel tiene cada uno de vosotros en el blog?

Hace cosa de dos años lo empezamos, con la idea de aunar nuestros referentes y gustos sobre arquitectura e interiorismo, y lo único que teníamos claro es que queríamos que no fuera un blog convencional. Al principio no sabíamos lo que significaba tener un blog, es algo que va cogiendo forma en función de dedicarle horas. Lo que en un principio era una sucesión de imágenes que nos gustaban luego fue evolucionando a algo más exigente. Nuestra idea era utilizar la plataforma del blog para exponer nuestros trabajos, Rubén como fotógrafo y yo como interiorista, y la repercusión fue muy repentina, jamás pensamos que el blog nos llevaría hasta aquí. Rápidamente se convirtió en un pilar de nuestro trabajo y empezamos a utilizarlo como plan de comunicación de nuestros proyectos. Lo que empezó como algo altruista se convirtió en una herramienta para darnos a conocer y llegar a clientes. Tanto Rubén como yo nos encargamos de los contenidos, aunque él lleva más la línea estética, la fotografía, y es muy riguroso con ello. Si las imágenes no le convencen, por mucho que nos guste el contenido, no las publicamos. Él es más de arquitectura y fotógrafos de interiores, y yo soy más de piezas de diseño o lifestyle. La verdad es que nos entendemos y complementamos muy bien. Estamos muy contentos con la acogida del blog y de su repercusión, sobre todo fuera. Este mes publico algunos de mis trabajos en revistas de China y Uruguay, y sabemos que el haber llegado hasta ahí es gracias a la plataforma de Somewhere I Would Like to Live.

Además del blog, el hecho de estar muy presente en las redes sociales (Instagram, Tumblr, Pinterest...), ¿cómo influye en tu trabajo?

Influye muchísimo. Hoy en día, aunque sigamos las estadísticas, no sabemos por dónde llegamos a la gente. Las redes sociales nos han dado esa ventana y las cuidamos tanto como el blog. Creo que nadie concibe un blog sin presencia en las redes, aunque a veces puedan eclipsar el blog en sí. A nosotros, y supongo que por nuestro fuerte componente visual, nos ha sido fácil crecer en plataformas como Pinterest o Instagram, y eso también te da un feedback de la gente. Actualizar las redes implica muchas horas, pero a la vez nos enriquece mucho visualmente. Estar todo el día trabajando con referencias es una gran herramienta e influye directamente en nuestro trabajo.

Alguna vez habéis mostrado tanto en el blog, como en Instagram, estudios o apartamentos de creadores. Me refiero por ejemplo al apartamento-estudio de Shabd Simon Alexander, diseñadora textil, o al estudio de Ana Kraš, fotógrafa y diseñadora. ¿De qué manera crees que influye el espacio sobre el creador y viceversa? ¿Se llegan a convertir los estudios en una prolongación de la obra del creador?

Creo que es muy importante desarrollarse en un entorno que te defina. Ahí reside la filosofía del blog, muchos de los lugares que mostramos tienen esa personalidad de los que viven en ellos, y creo que en el caso de los artistas aún es más exagerado. Los artistas son los primeros que se han desplazado, han colonizado barrios e incluso ciudades, en busca de entornos mas idóneos para el desarrollo de su obra.

Eres fan de los interioristas Roman & Williams o de Mumbai Studio, pero, ¿qué otros referentes tienes al margen del mundo del diseño: artistas plásticos, fotógrafos, escenógrafos...?

Los paisajes del fotógrafo Cody Cobb, todo el trabajo del fotógrafo Brian Ferry, las "instalaciones" del arquitecto Patrick Bouchain, (para ver lo mejor de él se tiene que visitar la página del fotógrafo Cyrille Weiner, donde expone series de las fotografías de las instalaciones de Bouchain), y la escultura de Brancusi, por mencionar a un clásico.

Los viajes y los lugares que visitas también son una fuente de inspiración importante. ¿Nos puedes hablar de algún lugar donde hayas estado que, por algún motivo, te haya marcado?

Puede sonar a tópico, pero Berlín es una ciudad que me fascina. Supongo que el eclecticismo que define a la ciudad puede tener mucho que ver con mi forma de mezclar referencias.

¿De qué manera dirías que te influencia Barcelona, ciudad donde vives, en tus trabajos?

Barcelona tiene muchas cualidades, y no solo el buen tiempo y la arquitectura. Hay mucha afluencia de gente de fuera, y es una ciudad referente en diseño y tendencia. Es un lugar idóneo, creo que todo el mundo sabe eso.

¿Qué proyectos tienes actualmente entre manos?

Ahora estoy trabajando en un proyecto de reforma de toda una planta en Paseo de Gracia, y nuestro próximo paso es abrir un estudio desde donde producir nuestros proyectos de interiorismo, que a la vez funcione como espacio multidisciplinar donde van a ocurrir muchas cosas que aún no queremos explicar (risas).

¿Cómo describirías o cómo es ese sitio ideal en el que te gustaría vivir?

Un ático con techos de 6 metros, muchos ventanales, totalmente diáfano, y en la zona alta del Eixample de Barcelona. Mañana probablemente cambie de opinión.

TEXTO
CRISTINA RAMÍREZ

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados