CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Desde cristales rotos o explosiones hasta rayos cósmicos impactando en la atmósfera: primero van los sonidos terrenales, después los del más allá. Sintetizadores, oscuridad y reclamos al amor, así es el nuevo EP Cyborg de Kai Landre. Multitud de influencias y sonidos abrazan sus producciones, ahora nos cuenta una de las historias que más le han marcado: su proceso de transición hacia cyborg.

Utilizando las melodías galácticas que escucha a través de su dispositivo Cosmic Sense junto a imágenes de Unax LaFuente, Landre nos cuenta cómo ha encontrado la paz tras un largo camino de espinas al abrazar por fin su condición cyborg y reconciliarse consigo mismo. La última vez que hablamos con él fue durante el confinamiento, ahora nos presenta una experiencia de sonoridad onírica que consigue poner la piel de gallina. Simplemente túmbate y escucha.

Hola, Kai. La última vez que hablamos fue durante el confinamiento, ¿alguna lección que hayas aprendido en este tiempo?
Tantas que sería imposible sintetizarlas en pocas líneas. Puede parecer una contradicción, pero creo que he puesto los pies sobre la tierra. Han sido muchos los cambios que he sentido, muchas las personas con las que he conversado, muchas las ideas que han cruzado mi mente. Creo que he crecido, y me he tomado el tiempo de conocerme mejor. Tengo todavía más ganas de crear que la última vez que hablamos; pero, hoy, hablemos de Cyborg EP, dejemos que las cosas del futuro vengan por sí mismas.
Sí, acabas de presentarlo y has trabajado en él alrededor de dos años. Nos decías también que debido a la pandemia tuviste que congelar parte de tus proyectos, ¿ya habías empezado con el EP por aquel entonces?
Efectivamente, nació durante la cuarentena. Como os comentaba, en estos dos años mi visión de la vida ha cambiado, es muy diferente ahora. Imagínate empezar el viaje siendo una persona y acabar sintiéndote completamente distinto, ha sido una odisea. Miles de cambios en los tracks, creación de nuevos, abrir los ya terminados para editarlos, cambiarlos de arriba abajo…
Este trabajo debe tener muchísima importancia para ti, pues hablas de tu proceso de transición hacia ciborg. ¿Qué cambios ha experimentado tu realidad desde que te concibes a ti mismx de esta forma?
Lo que más ha cambiado es la percepción que tengo del universo. Tras percibir los rayos cósmicos, he podido entender el equilibrio que rige nuestra realidad desde dentro, comprender lo insignificante y, a la vez, lo imprescindible que es nuestra existencia como habitantes del planeta Tierra. También dar valor al propósito que debo cumplir: explorar y comunicar.
A nivel personal no creo que haya cambiado tanto la forma en la que me relaciono conmigo mismo, siempre me he sentido en cierta manera conectado a la tecnología y la física; el hecho de implantarme o experimentar con la percepción aumentada también es parte de mi personalidad. En todo caso podría decir que me he reafirmado en mis ideales personales.
Le damos al play y suena Human y por último Cyborg. A nivel de producción imagino que cada canción trasmite la esencia de cada identidad, ¿qué te inspiró a la hora de componerlas?
Ambas canciones son las únicas instrumentales de todo el EP, Human tiene un pequeño vocal al final pero, en esencia, es una intro. Quería que el sound design de Human fuera completamente terrenal: sonidos de cristales rotos, maquinaria de hierro, explosiones, y representar así la ruptura identitaria, romper con todo lo que me hacía humano. El proceso de creación de Cyborg fue completamente distinto. A parte de que la produjo Hot Sugar, uno de mis máximos referentes a nivel musical, toda la melodía fue extraída de un largo audio de rayos cósmicos, que puede escucharse al principio de la pieza. Este track representa la paz después de la tormenta, una tierna reconciliación con mi nueva realidad, con mi nuevo yo.

Parece que obviamos el hecho de que, gracias al dispositivo que tienes implantado, el Cosmic Sense, eres capaz de escuchar los rayos cósmicos cuando impactan en la atmósfera. ¿Qué tanto hay de estas melodías galácticas en el EP? Muchos sonidos de la canción Cyborg me recuerdan a lo que hiciste sonar en tu charla de Ted Talks.
¡Así es! Los sonidos son una grabación del Cosmic Sense. Quería que el oyente pudiera sentirlos en su propia piel de la misma manera en que yo los percibo. Todos los tracks provienen de pequeñas grabaciones de rayos cósmicos posteriormente traducidos a sintetizadores o a melodías vocales: este siempre fue el punto de partida de las canciones, excepto en el caso de Human. De ahí en adelante, todas evolucionaron.
¿Qué se siente al escuchar sonidos del espacio?
Para mí la sensación de escuchar el universo es casi como una meditación. Hace que me sienta 100% conectado conmigo mismo, con el todo, y me alinea con el equilibrio universal que antes mencionaba. Es una experiencia casi mística que quería compartir a través de la música del EP.
¿Y es algo constante o eres capaz de controlarlo?
Únicamente escucho los rayos cósmicos cuando conecto el sentido ciborg a mis implantes de conducción ósea; quería poder decidir cuándo ‘conectarme’ y cuando no.
Creo que el EP es toda una experiencia en sí misma: los auriculares vibran en los oídos, y los sonidos parecen editados y coordinados para que viajen a través del cerebro. ¿Cuál dirías qué es el momento perfecto para escucharlo?
Depende del track. Cada uno representa un momento muy concreto de mi vida a lo largo de este proceso, por lo que cada track puede servir individualmente para un momento muy concreto también. Aun así, a mí me gusta mucho escucharlo de noche mirando, como no, el cielo abierto, sintiendo el aire frío del invierno en la piel. A partir de ahí todo fluye, y se puede comprender perfectamente la evolución de los tracks. Para quien nos esté leyendo: vete al bosque, a la calle, al terrado o a un monte; solo, claro. Escucha Human y siente el equilibrio del planeta rodeándote.
En la canción 6U1113 hablas que no puedes –o no quieres– despertar, y de pensamientos circulares que rondan por tu cabeza. ¿Hablas del momento en el que te diste cuenta que querías ser ciborg?
Sinceramente, esta canción poco tiene que ver con el proceso ciborg como tal; en todo caso, con el ser humano. Habla de un amor fallido, de una persona de la que, aparentemente, me enamoré y no pudo ser. El sentimiento me carcomía las entrañas y la única forma de sacar parte del dolor fue plasmar todo lo que sentía en una canción que quizás nunca escuchará, pero que lleva su nombre escrita en el título.
Se suele considerar al ciborg un robot, un ente sin sentimientos por el hecho de creer que la tecnología es fría. Entendí que incluir este track en el EP era una forma de protestar frente a esta creencia, y a la vez, de dejar ir todo ese dolor que en aquel momento me movía las cuerdas vocales.

También he intentado descifrar L.O.M, título de la quinta canción, pero ha sido en vano. ¿Qué significan estas siglas? ¿Qué simbología encierra esta canción?
Estas siglas significan Light (is) on me (La luz está sobre mí). Me refería a los rayos cósmicos, que son partículas de luz. Esta canción representa el culmen de mi transición en la que, a través del sound design, el ritmo y el videoclip, acepto mi nueva realidad. Es empoderador a la vez que desolador; el ciborgismo también me ha hecho sentirme solo en muchos aspectos. Esta canción te deja con una sobre-estimulación sonora de sintetizadores a todo volumen, voces que transitan por el espacio sonoro y se mueven de un lado a otro y alarmas modificadas en el fondo para que, posteriormente, den la bienvenida al último track, Cyborg, que es la calma tras la tormenta.
L.O.M es eso: la tormenta final en la que ya no te importa mojarte y disfrutas de sentirte en contacto incluso con la madre naturaleza al bailar bajo sus rayos, sin miedo alguno a ser interceptado por la descarga eléctrica que pueda llevarte a la muerte.
Quizá sea cosa mía, pero tras escuchar el EP completo siento que has querido transmitir eso de encontrar la paz y conexión con unx mismx tras un largo y complicado camino. ¿Es este el sabor de boca que querías dejarnos?
Me alegra mucho leer esta pregunta. ¡Al cien por cien es eso! Nada más tengo que añadir a esa observación.
Me gustaría preguntarte por las imágenes del EP: han sido producidas por Unax LaFuente y, en contraposición a la inspiración tecnología de la hablas en estas canciones, las imágenes parecen representar algo más orgánico; eso sí, desde una perspectiva aparentemente extraterrestre. ¿Has querido representar una especie de nuevo nacimiento de tu persona?
Con Unax teníamos muy claro que queríamos abrir una nueva narrativa visual que se centrara en esa visión fantasiosa que tengo de mí mismo. Él me propuso recrear mi segundo nacimiento –el de cyborg– en un nuevo planeta. En ese lugar simplemente era yo: desnudo, alumbrado por la tenue luz resplandeciente de mí mismo, en medio de la desolación y la oscuridad del universo. La portada representa todo esto; un nacimiento es una nueva realidad por descubrir.
Para acabar ya, ¿podremos verte en directo próximamente?
Muy pronto anunciaré fechas, mantened los ojos abiertos y los dedos listos en el teléfono para abril de 2022. Tengo muchas ganas de presentar el proyecto en directo y romper la fina capa que me separa a través de la pantalla de quienes disfrutan, como yo, la música electrónica.

Texto
Antonio Alfaro
Fotografía y dirección de arte
Unai Fuentes
Diseñador de set
Pablo Rivera Gento
Pelo y Makeup
Azul Prusia

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados