CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
La música de Javiera Mena goza de una magia especial. Quizás se deba a que ella, jamás se deja guiar por modas o tendencias musicales. Desde que empezara su carrera hace más de una década, siempre se ha mantenido fiel a su estilo, convirtiéndose en una de las voces más reconocibles, no solo de su país natal, también de la industria española. Ahora, Javiera nos presenta la primera parte de I. Entusiasmo, un EP que ella misma define como “un trabajo nacido del fuego”, marcado por los momentos sociales tan históricos como el estallido social de Chile o la propia pandemia, porque el mundo cambia y nosotros con él. Y, ¿qué mejor banda sonora para un momento clave como este?

¿Cómo estás? ¿Qué tal está yendo este 2021?
Lo empecé en Chile, pasé allí el verano. Me perdí la gran tormenta que hubo en Madrid.
¡La Filomena!
¡Justo me la perdí! Estuve allí en veranillo y luego me vine en marzo y he estado haciendo bastantes cosas, a pesar de la pandemia. He estado produciendo canciones, preparando material audiovisual.
¿Va bien la cosa?
Por decirlo de alguna manera, se extraña esa parte de la música pero está siendo un buen año.
Tengo entendido que I. Entusiasmo se compuso antes de la pandemia, cuando Chile atravesaba un periodo muy importante en su historia reciente debido al estallido social de 2019.
Las letras, la génesis, sí; durante ese periodo fue toda la composición de I. Entusiasmo. Por eso se llama así, ya que captura todo ese sentimiento de dirigirse hacia una mejora social. No habla de lo político, pero sí que logra transmitir los sentimientos vividos durante ese momento.

Poco después llegó la pandemia, ¿de qué manera ha afectado todo lo sucedido con un trabajo que ya estaba escrito, lo has modificado debido a estas circunstancias?
Yo creo que la parte de producción pude focalizarla más. Todo fue más lento y pude centrarme más en los sonidos. Me afectó para bien ya que, por ejemplo, cuando estás de gira no puedes sentarte siquiera una semana y concentrarte para trabajar en la música. Pude profundizar mucho más
¿Entonces el parón te ha sentado bien?
Sí, porque yo no soy tan fanática de ir viajando; me sentía algo colapsada entre furgonetas y aviones. Yo me la paso viajando entre Chile y España, y me estaba volviendo un poco loca. A pesar de que la pandemia ha sido un gran golpe económico, a mí anímicamente me ha sentado muy bien.
Tu música ha logrado enlazar dos momentos sociales que pasarán a la historia… ¿De qué manera dirías que la música conecta con las circunstancias en las que se compone?
Mi música no habla de la protesta, aun así se siente de forma inconsciente gracias a los estados anímicos a los que puede transportarte. Ocurre con muchas obras como El cuarteto para el fin de los tiempos de Olivier Messiaen, que fue compuesto en un campo de concentración y puede sentirse al escucharse. A los artistas nos repercute mucho el momento social en el que estamos. En mi caso, el estallido social y la pandemia van a afectar a toda la música que voy a lanzar.
Has descrito I. Entusiasmo como un disco ligado al elemento del fuego. ¿Dirías que para Javiera Mena empieza una época ligada a este elemento?
Sí, venía de una etapa súper aire, muy eterna y espiritual. Ahora he vuelto a conectar con un lado más oscuro, que ni mucho menos tiene que considerarse como malo. Es pura vida, es la carta del diablo en el tarot. Ando en una etapa muy fuego, venusiana y afrodita.
¡Javiera Mena está que arde!
Sí, ando con el fuego dentro, paso por ese momento. Estoy en una etapa fogosa de mi vida.

Durante estos últimos meses todos hemos vivido altibajos y I. Entusiasmo parece reflejarlo, ya que alterna canciones muy dance con otras más tristes. ¿Por qué alternar unos géneros musicales tan diferentes?
Son dos lugares que he evitado siempre juntar. Ahora tengo más experiencia, domino mejor los instrumentos de cuerda que acentúan aún más las baladas y la intensidad. Ambas forman parte del mismo fuego, uno representa al propio fuego en sí y otro a sus consecuencias, cuando ya te has quemado, este es un estado que se representa muy bien en el tema Dos. Estos dos géneros representan sentimientos que pueden dialogar muy bien, sobre todo en el pop. Yo amo a Madonna y ella es un ejemplo de cómo ofrecerte una balada súper íntima, para después ponerte a bailar con una canción más dance.
Entonces, ¿qué te resulta más sencillo de componer: un trabajo más fogoso o más etéreo?
Depende del momento... la música viene del fuego. Estuve leyendo un libro hace poco que dice que la música cortesana proviene de los trovadores, que acaban enamorados de chicas que ya tenían pareja. Eso es muy fuego, el amor no correspondido. Entonces sí, es más fácil hacer una canción de fuego y de eso bebe el pop. Hacer una canción ligada a otro elemento es más complicado y arreglado.

Para la música, ¿el amor viene mejor cuando empieza o cuando ya dice: esto es todo amigos?
Ambos son momentos de incertidumbre, que es la dueña de una buena obra. Hace poco, un amigo bromeaba diciendo que todas las canciones de amor tratan sobre relaciones tóxicas, y si lo miras con lupa, quizás es verdad. Esa cosa de no saber adónde va una relación, ese laberinto que te puede llevar a escribir… a inspirarte. Ambos estados son de incertidumbre. El dolor y simplemente una relación que no sabes hacia dónde se dirige pueden resultar inspiradoras.
Escuchándote decir esto da la sensación de que el amor es una gran putada.
Sí, es como el deseo. El amor puede ser bueno, como algo más puro y tranquilo, pero ligado al deseo puede se una gran putada, pero muy inspirador.
Soy muy fan de Chico Blanco y tengo que preguntarte por tu colaboración con él. ¿Cómo surgió la oportunidad de trabajar juntos en Diva?
La canción habla de cuando nos conocimos en casa de una amiga María Talaverano de Cariño. Yo lo escuchaba en Spotify, era muy fan, él me dijo que también le gustaba mi música y simplemente surgió de eso. Él también produjo y compuso, no puso solo la voz, co-produjimos el tema y representa muy bien quienes somos los dos.

Por cierto, ¿quién inspira a Javiera Mena? 
Lido Pimienta, las Cariño, Chico Blanco y Maria José Llergo. Todos ellos me hacen sentir muy feliz de estar ahora en España formando parte de su escena musical.
Oye, ¿por qué dividir el álbum en dos partes?
Fue sugerencia de mi manager. Yo tenía el disco listo, pero me dijeron que mejor ir entregándoselo al público poco a poco, más aún cuando vivimos en una época que parece estar marcada por una sobredosis de información. Es una manera nueva de presentar el disco, solo eso.
¿La segunda parte es muy diferente de la primera?
Es similar y distinta, es más oscura y sexy, es una parte que se encuentra con la sombra. Hay partes más calmadas, otras más oscuras ligadas al bakalao y, por último, la balada.
¡Tiene muy buena pinta!
¡Sí!
Leí en una entrevista que te hicieron que el entrevistador se empeñaba en decir que el pop es un género denostado.
No estoy para nada de acuerdo; todo es cíclico, ahora el pop es la pura canción. La idea es jugar y jamás creería que está denostado, se reinventa, se fusiona con el urbano o el techno. Todo es una mezcla de cosas, de muchos colores.

Has actuado recientemente en Chile, en el día de la mujer. ¿Cómo fue para ti esa experiencia?
¡Increíble! Es la única vez que toqué con tanta gente y tanta euforia durante la pandemia. Había muchas chicas y al cantar sentía que mis letras conectaban mucho con ellas y con el movimiento feminista. Ellas se sabían las canciones…. fue todo muy respetuoso pero muy hermoso.
Mujer, artista y perteneciente al colectivo LGTBI. ¿Se dirige la industria de la música hacia esa igualdad que nos quieren mostrar o solo están vendiendo humo?
A veces pienso que toda esa parte capitalista es una gran venta de humo. Pero yo creo que debemos hacer la música que sentimos, teniendo siempre presente hacia dónde quiere ir nuestro arte e intentar llegar a las personas desde un lugar auténtico. Como artistas nos movemos entre marcas y hay un factor relacionado con las ventas, pero también suponen espacios para poder movernos y llegar más lejos. Todo tiene su lado negativo y su lado positivo.
¿Cuál es el objetivo de Javiera Mena como artista?
Provocar emociones con mi música. Llegar al corazón, aunque suene muy cursi.
Hace poco me pasó una de las cosas más alucinantes de toda mi carrera. Me escribió una mujer que estaba enferma de cáncer y deseaba que si fallecía que estuviese sonando una de mis canciones durante ese momento. Es muy triste pero, al mismo tiempo, muy poderoso. Estas cosas me hacen sentir como que formo parte de la vida de las personas, como una especie de oración que les ayude a conectar con lo espiritual. Emocionar y no repetirme son mis grandes objetivos.
¿Dirías que el amor entre mujeres goza de suficiente representación en la música actual? 
Cada vez más, pero aún falta. Veo a muchas chicas todavía dentro del armario, y por eso aún falta camino. El hombre heterosexual se ha dedicado todos estos años a colocar a la pareja homosexual femenina en un lugar de fantasía, y falta que sean las propias lesbianas quienes puedan representar, y hacer llegar al público, sus versiones del amor y las relaciones.
La balada titulada Dos habla de amor, de un romance… ¿Cree Javiera Mena en el amor en los tiempos en los que nos encontramos?
Sí, obviamente, en el amor en general. Más allá del amor romántico, creo en la amistad. En los afectos, en los vínculos entre amigos. Hay una filósofa que se llama Brigitte Vasallo que dice que algo muy lindo y es que cuando alguien te dice “seamos solo amigos”, parecemos quitar valor a esa palabra. ¿Cómo que solo amigos? ¿Acaso hay vínculo más prendo y bello que la amistad? El futuro de las relaciones es justo ese. Cuando seamos viejos vamos a tener que cuidarnos entre nosotros.

Texto
Juan Martí
Fotografía
Jorge Fuster
Estilismo
David Rivas x Aigo Studio
Peluquería y maquillaje
Josefina (The Artist Talents) con productos Termix
Operador de cámara
Roger Vericat
Ayudante de cámara
Irene García
Edición y color
Alberto Duque
Producción audiovisual
Síncope Audiovisual
Música
Javiera Mena (Diva ft. Chico Blanco)

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados