CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Javier, Yolanda, Daniel y Carlos son cuatro jóvenes que representan a la perfección el caleidoscopio de emociones que vive una generación tan inquieta como confusa. Ellos, armados con su ganas de libertad, buscan y alzan su propia voz gracias al grupo que han formado: Interrogación Amor. Su primer LP, Vómitos y mariposas, trata de reflejar los sinsentidos del primer amor, el más puro, a golpe de letras tan suaves e ingenuas como certeras y puntiagudas. 

Toda una demostración de talento que demuestra cómo las generaciones más jóvenes pretenden tomar el panorama musical para inundarlo con sus discursos actuales e inclusivos, que buscan arropar a todo aquel que se sienta incomprendido. Porque Javier, Yolanda, Daniel y Carlos viven y expresan su propia educación sentimental mientras se buscan, se pelean y se divierten, vulnerables pero audaces e irremediablemente fabulosos.

Han descrito vuestra música como una vertiente queer del bedroom pop, ¿estáis de acuerdo con esa clasificación? ¿Cómo la definiríais vosotros?
Pensamos que el bedroom pop al principio se planteó como un género pero que ha terminado por convertirse en un término que hace referencia a una forma de creación musical. El bedroom ya no es un género en sí, sino que es una forma de hacer referencia a todos los que estamos empezando a hacer música ahora.
Y sí, nuestra música es una vertiente queer, ya que nuestras letras son las que son. No creo que sonemos a bedroom pop, y la mayoría de gente a la que le cuelgan ese género como etiqueta creo que tampoco se siente identificada. A veces es muy difícil concretar los géneros.
Sois un grupo joven que ha empezado a sonar con más fuerza este 2020, un año tan convulso como extraño. ¿Cómo os habéis sentido vosotros al romper en un momento en el que no hay conciertos ni apenas eventos en directo? ¿Os ha generado dudas?
Sí, bastantes dudas. Al final, ha coincidido con este momento que supongo que también nos ha traído cosas buenas. La duda siempre va a estar allí, ya que el crecimiento orgánico de los artistas basado en primero sacar los temas, que se escuchen y luego tocarlos en un bolo no se ha podido desarrollar con normalidad. Creo que los conciertos en directo consolidan de verdad a un grupo, ya que ves en directo que hay gente a la que le gustas y que se sabe las canciones.
En nuestro caso todo ha sido de golpe, sin hacer canciones, sin ver cómo se disfruta nuestra música real. Percibimos todo a través de redes y los datos, pero hasta que no veamos el verdadero contacto con la gente no nos lo vamos a creer. Sabemos que, en el fondo, es verdad, ya que los número son los números.
Vuestras canciones son muy honestas y hablan de lo que sentís tal y como lo sentís. ¿Acaso sin honestidad no hay música? ¿Puede ser un artista alguien completamente diferente respecto a su vida personal y su arte?
Creo que hay cosas que sentimos que no contamos en las canciones. Nuestra música es honesta, ya que expresamos cómo nos sentimos pero tampoco es nuestro cien por cien. Elegimos una parte de lo que vivimos. Muchos artistas se crean un personaje y un ambiente a su alrededor, y todo eso ocupa su expresión artística. No es nuestro caso. También, nosotros pretendemos empujar figuras queer, ya que parece que solo hay unos pocos en el panorama musical mainstream español. La proporción de gente queer que llega a un público considerable es demasiado poca, y a nosotros nos gustaría ayudar a dar un empujón.

¿Por qué Interrogación Amor? ¿Es el amor un enigma a resolver o simplemente no tiene respuesta?
El nombre salió de casualidad. Estuvimos varios meses sin ponernos un nombre y vimos que todo lo que habíamos escrito hablaba de amor. Una noche en mi coche, a las tres de la mañana, barajando nombres que girasen en torno a ese concepto, terminó surgiendo. Y respecto al amor, no puedes saber si algo tiene respuesta si no lo buscas. El amor depende de cada uno, no es algo concreto.
Vuestro primer LP se titula Vómitos y mariposas, ¿cómo se elaboró este primer trabajo?
Cuando empezamos el grupo solo hacíamos covers, y llegó un momento en el que nos planteamos hacer algo más concreto, más propio. Siempre tuvimos en mente hacer un disco, queríamos cierto cuerpo, una cohesión entre los temas. Para crear nos venía muy bien englobarlo en un proyecto concreto para ver no solo cómo evolucionaba eso, sino también cómo evolucionábamos nosotros.
El título viene por las contradicciones del propio amor. Un día te hace dar vueltas y al día siguiente te puede hacer vomitar. Entre estar completamente enamorado y sentirte que te han dejado tirado hay una línea muy fina.
¿Cuáles han sido vuestra principales influencias?
Uno de nuestros grandes referentes es Frank Ocean, ya que nos identificamos con la forma en la que habla del amor. Las Cariño también, ya que son capaces de colarte una frase que te destroza por dentro entre todas las demás, que son de un tono mucho más ingenuo y naive. La forma en la que tiene Lorde de conceptualizarlo todo es también una pasada. Hablar del amor en nuestros tiempos sin haber escuchado Melodrama es algo incomprensible. La Bienquerida o Sufjan Stevens también están presentes.
Todos vuestros visuales comparten la misma paleta de colores, marcada por el blanco y el morado, ¿por qué ese afán por esas tonalidades? 
Antes de que saliesen las primeras canciones, lo primero que subimos fue un post con los colores de la bandera bisexual. Decidimos poner uno de ellos como foto principal de nuestra página, y el elegido fue el lila. En ese color encontramos un poco el reflejo de lo que hablan nuestras letras. Con el morado estás en medio de todo. Nos empodera mucho. No es ni rosa ni azul. El blanco, en cambio, es un color limpio, claro, y aporta un toque artificial.

Vuestras letras hablan de amores, de crushes, de decepciones pero desde un punto de vista naive, ¿a qué tipo de público os queréis dirigir?
Al final creo que cuando hablas de cosas que todos hemos vivido logras llegar a más gente. La gente joven que está empezando a tener sus primeros amores se sentirá muy identificada, pero también aquellos que lo han vivido ya.
Sois jóvenes y habláis de emociones románticas y tiernas, ¿puede la madurez acabar con la ingenuidad de Interrogación Amor?
No tenemos ni idea del amor. Hablamos a partir de nuestra propia experiencia, y más cuando hablamos de términos tan subjetivos. La madurez claro que va a cambiarnos como grupo. Hay artistas que al empezar son unos petardos y ahora les ves implicadísimos en política y asuntos sociales. Maduraremos y cambiaremos, y eso será positivo. Los temas de los que vamos a hablar van a estar contados desde nuestra propia madurez, pero no creo que lleguemos a hablar de música cercana o que refleje la política. Tampoco sabemos si vamos a estar toda la vida en el mundo de la música.
¿Os veis en un futuro empezando una carrera cada uno en solitario?
Es el primer proyecto musical de todos. Sería negativo que ninguno de nosotros quisiera hacer algo más. Es natural que cuando un grupo de gente tan joven se empieza a desarrollar artísticamente empiece a realizar cosas paralelas. El mantenerse estático puede terminar por comerte por dentro. No sabemos dónde estaremos dentro de unos años pero no veríamos como algo negativo el participar en proyectos diferentes.
¿De dónde sacáis la inspiración de vuestras letras? ¿Son aventuras personales las que en ellas se narran o os inspiráis en historias ajenas?
De momento todo lo que se cuenta en nuestras canciones está basado en experiencias propias, pero llegará el momento en el que nuestras propias vidas no den para más. Entonces tendremos que escribir sobre cosas que no nos han pasado.

Vuestra música está ligada a la cultura queer, ¿os gustaría servir de apoyo con vuestras letras a todos esos jóvenes que no se sienten comprendidos? ¿Ha sido la música para vosotros una forma de reivindicar quiénes sois y cómo queréis vivir?
Supongo que sí, sería muy guay. Tampoco es la intención, que eso supondría una responsabilidad muy grande. Hemos contado nuestras experiencias de la forma en la que nos hubiera gustado a nosotros escucharlas cuando estábamos empezando en el amor. A gente como nosotros nos han mandado callar muchas veces y nos han dicho que no deberíamos decir o hacer esto y lo otro. Nos hemos cansado y queremos poder hacer lo que queramos, y gracias al grupo lo hemos conseguido, y nos ha hecho sentir muy empoderados. Seguro que hay gente que está en discográficas y le limitan, y nosotros pensamos que es importante poder hacer lo que te apetezca cuando te apetezca.
“Te quiero besar o tirarme de un quinto. Con sólo hablar me tienes loquito”. Vuestras letras parecen expresar lo que no nos atrevemos a decir cuando sentimos atracción por alguien. ¿Es la música una forma de confesar los que sentís realmente? ¿Son declaraciones de amor encubiertas?
Claro que son declaraciones de amor. Las canciones de amor siempre han sido eso, pero las nuestras no están encubiertas. Todo el mundo a quien le hemos escrito algo lo sabe.
¿Qué futuros proyectos le esperan a Interrogación Amor? ¿Podemos esperar una ruptura con lo anterior o vuestra estética limpia y críptica va a seguir presente?
Con este disco queríamos hacer vídeos y extender el álbum y su universo, pero tal y como están las cosas, no hemos podido hacerlo. Sí hemos podido hacer algo, pero es una sorpresa que aún no podemos desvelar. En 2021 pretendemos alargar un poco la era de este disco, sacaremos más música pero más adelante. Intentaremos hacer los conciertos que nos permitan hacer y de una forma más 360º, que suponga una experiencia mucho más allá de simplemente tocar. Respecto a lo próximo, solo podemos adelantar que va a ser mas 'sucio', así es como lo podemos definir. Queremos hacer canciones que nos revuelvan tras haberlas cantado, el poder gritar y plasmar sentimientos más viscerales.

Texto
Juan Martí

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados