CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Quién iba a decir que eso de decorarse las uñas iba a tener tanto éxito por estos lares. Y sin embargo, Andrea, Jessica y Laura hace ya unos años que lo tenían clarísimo. Por eso montaron Ghetto Nailz en Madrid, y desde entonces no solo no han parado sino que su estudio las ha catapultado a nivel internacional y les ha abierto las puertas a nuevos proyectos. Quedamos en la casa del arquitecto Guillermo Santoma con Andrea y Laura, que posan para nosotros enfundadas en algunas de las prendas de la nueva colección de Lacoste René did it first. ¡Porque ser el primero siempre cuenta!

Ghetto Nailz sois Laura, Andrea y Jessica, ¿en qué momento os conocisteis y cómo?

Andrea: Laura y yo nos conocemos de toda la vida de Ponferrada, que es de donde somos, y cuando nos mudamos a Madrid fue cuando conocimos a Jessica.

Os he escuchado decir que el nail art es una forma de expresión creativa pero, ¿cómo se aprende este arte? ¿Cuánto tiempo os ha llevado llegar a donde estáis ahora?

Laura: Todas nosotras tenemos un background relacionado con el arte. Jessica estudió arte, y Andrea y yo hicimos el bachiller artístico, por lo que de algún modo teníamos que sacar algo así adelante. Lo de Ghetto Nailz no empezó hasta que Jessica se fue a vivir a Nueva York, allí se volvió loca con el tema de las uñas, cuando regresó, totalmente obsesionada, nos enseñó a nosotras. Empezamos haciendo cosas muy sencillas, al principio con la técnica del stamp, pones la pintura en una lámina de metal, y como si fuese un tampón, lo estampas en la uña. Pero con el tiempo nos dimos cuenta de que necesitábamos hacer más cosas, pasamos de los diseños más sencillos a los más complejos de ahora.
Andrea: Practicando, practicando y practicando. Horas y horas de pincel, y todo totalmente autodidacta en nuestro tallercito de Madrid, donde se formó Ghetto Nailz, nos pasábamos las tardes buscando tutoriales en Youtube. Empezamos haciéndoles las uñas a todas nuestras amigas. Hacíamos algo diferente, entre otras cosas porque no había ningún referente en España, ni competencia. Al principio hacíamos cosas más sencillas, pero cuando empezamos a meternos de lleno en el nail art y tuvimos tanta repercusión internacional, dijimos “¡Vale, hay que ponerse las pilas!”. Y ahora hacemos mini cuadros.

¿Teníais claro que iba a funcionar?

Andrea: No teníamos claro que fuese a funcionar, por nuestra forma de hacer las cosas sabíamos que algo de repercusión iba a tener, pero no sabíamos que iba a crecer y funcionar como business tan rápido.
Laura: A mí me asombra aún que en tan poco tiempo en el mundo de las uñas se nos conozca a nivel mundial. Nunca esperamos ese éxito, pero sí que iba a gustar, porque era algo muy nuevo y creativo, estábamos ilusionadas y le pusimos todo nuestro empeño.

¿Quién es vuestra clienta habitual? Seguro que pasa por allí gente conocida, ¿nos podéis hablar un poco de ello? ¿A quién os gustaría hacerle las uñas y qué le haríais?

Andrea: Sí, hemos hecho uñas a famosas, desde Alaska, a Bimba, Pilar Rubio, María Escoté, Miranda Makaroff o Sita Abellan, a actrices como Clara Lago o cantantes en Londres como Leona Lewis. Me encantaría hacerle las uñas a alguna artista como Miley Cyrus o Katy Perry, alguien a quien le pueda hacer un diseño que lleve al extremo, rollo Rihanna, Beyoncé. Pero el tipo de clienta que tenemos en España es más un perfil menos extremado.
Laura: Empezamos haciendo las uñas a gente como nosotras, más alternativa, más del mundo creativo, pero con el tiempo nos alegró saber que podíamos llegar a otros targets, de repente estábamos haciéndoles las uñas a señoras mayores, que luego son las que tienen el poder adquisitivo y son las clientas más fieles, porque las niñas o teenagers venían más por tener unas Ghetto Nailz que por otra cosa. Aparte que luego por cuestiones de vida diaria y comodidad, digamos que las uñas no son del todo prácticas, igual una chica de 30 años no puede ir a su oficina con 18 piedras metálicas y 4 cm de uña, quizá no se lo permiten. De hecho cuando llega el verano, muchas chicas vienen en plan, “¡estamos de vacaciones, haznos una locura!”

Supongo que como toda marca, vosotras sois vuestra mejor representación. ¿Sois de las que siempre os hacéis lo más llamativo?

Laura: A mí al principio me gustaban las cosas más cute, más naif, el rollo kawaii, luego me fui al rollo neon, y después me canse de todo eso cuando me mude a Londres, y desde entonces solo me las pinto de color nude o naturales.
Andrea: Al principio de Ghetto Nailz nuestro lema era el mix, y con mix me refiero a todo, o sea diez uñas cada una de un color y con un diseño totalmente diferente y loco. Y para nosotras que tenemos muy en cuenta la ropa que nos ponemos, llegó un punto en el que no sabíamos cómo vestirnos con tanto color en las manos. Va por épocas, en verano más colores, cosas un poco locas y en invierno algo con un toque sobrio.

Andrea, aparte de tu proyecto con Laura y Jessica, formas parte de Madtwerks; ese movimiento que traes desde el otro lado del charco con el que estáis revolucionando Madrid de alguna forma está linkado con Ghetto Nailz en estética y procedencia. ¿Te ayudó el éxito que estáis teniendo con Ghetto Nailz a lanzarte a enseñar a otros a mover el culo? ¿Cuál ha sido el momento más loco que has vivido hasta entonces?

Andrea: Claro, como trampolín Ghetto Nailz es nuestra plataforma madre, que luego utilizamos para proyectos varios, ya sea música, moda o arte. Lo más loco que hemos vivido últimamente por ejemplo es Sónar, cenando con Skrillex, de fiesta con A$$AP Rocky… Nos hemos ido de viaje a Los Ángeles, a Nueva York, a París… Todo ha sido bastante memorable.

La semana pasada los Zombie Kids estaban de aniversario, vosotras formáis parte desde el principio de esta escena underground. De ahí han salido modelos como Alba Galocha o Sita Abellán, que recientemente hemos podido ver desfilando en Nueva York. ¿Qué recuerdos guardáis de aquella época? ¿Creéis que toda esa fama os a ayudado o ha jugado en contra?

Laura: ¿Recuerdos? Muchos, y muy buenos, porque de repente miro hacía atrás y me siento parte de un movimiento que se creó en Madrid a nivel nacional, que fue diferente. Porque para mí Zombie es un movimiento de gente que incluye artistas, modelos, actrices, músicos, estilistas, de toda esa gente del mundo del arte o moda que en un determinado momento se juntó, y eso es es realmente Zombie, ni Zombie Kids, ni el club, ni nada de eso, sino toda esa gente coetánea que vivía ese momento junta. Sin duda es uno de los mejores recuerdos de mi vida porque estaba involucrada al cien por cien.
Andrea: Aparte que el movimiento nos propulsó a todos, porque nos dio una plataforma para decir vamos a hacer algo, y hacerlo. Fue el arranque para todo, para crear la familia que somos. Era todo muy simbiótico, no solo era una fiesta, sino que la gente que formamos parte de ello hemos crecido de maneras diferentes. Por ejemplo, que yo me haya ido de gira con Diplo, en Zombie fuimos los primeros en traerlo a España y se metió en nuestra familia, me parece increíble. Gracias al movimiento del que formamos parte hemos conocido a gente asombrosa.

Laura, antes del gran salto a la fama de Sita Abellán has podido trabajar con ella como estilista, y además sois buenas amigas. ¿Cómo ves ahora todo este éxito que esta teniendo? ¿Qué diseño de uñas le harías que fuese con su personalidad?

Laura: Sita lo está haciendo muy bien, es una persona muy trabajadora, y se merece el éxito que está teniendo. Pero como siempre pasa en estas cosas, uno nunca es profeta en su tierra, y aquí en España no se la valoraba lo suficiente. Nunca trabajó aquí como modelo profesional, sí que hacía cosas conmigo pero no al nivel de ahora. Es mi modelo musa, y yo para ella su estilista favorita. Siempre que viene a España y puede escoger a alguien para trabajar, lo hacemos juntas. Y yo siempre que he podido, la he escogido a ella. Ahora mismo si tuviera que hacerle un diseño le haría algo muy trashy con colores negros, y apliques metálicos.

¿Qué es lo que te gusta más de trabajar como estilista?

Laura: Sin duda lo que más me llena es trabajar con gente muy diferente a mí, gente de la que aprendes un montón, tanto profesionalmente como a nivel personal, siempre te aportan algo nuevo, además de que en cada uno de los viajes me llevo grandes experiencias en las que noto que crezco, y evoluciono.

Entre ambas acumuláis más de 30 mil seguidores en Instagram y apuesto a que también tenéis muchos seguidores en Snapchat. ¿A qué creéis que se debe vuestro éxito? ¿Qué es lo más fuerte que habéis retransmitido en Snapchat?

Laura: Creo que es porque tocamos muchas cosas, diseño, uñas, baile, moda, arte; al contrario que algunas bloggers que solo hacen cosas de moda, nosotras nos diversificamos más, y de esta forma atraemos a más público.
Andrea: Sobre todo creo que tiene que ver con que somos naturales, claro que hay firmas y marcas con las que colaboramos, pero no perdemos nuestra esencia al trabajar con ellas, y siempre seguimos siendo nosotras. A veces tenemos etapas locas y estamos sin postear nada dos semanas. ¿Lo más fuerte en Snapchat? Algún que otro after (risas).

Habéis sido pioneras en el nail art y en traernos el twerking, ¿qué será lo próximo que nos presentéis?

Andrea: Pues lo próximo (ríe) te lo anunciamos en primicia: vamos a abrir un blog. Laura y yo. Un blog de lifestyle, porque aparte de Instagram, de Snapchat y demás, necesitamos dejar un diario de todas estas experiencias que estamos viviendo. Ya no sólo para la gente que nos siga, sino para nosotras mismas, que dentro de unos años podamos mirarlo y decir “wow”.
Laura: Es una cosa que teníamos pendiente desde hace ya un tiempo, desde la primera vez que nos fuimos a Los Ángeles, que escribíamos nuestras vivencias en papel, en un diario. No ya por contárselas a la gente, que es lo que queremos hacer ahora, sino por poder volver a ese cuaderno y, dentro de 50 años, verlo como un álbum personal y decir: “¡Qué bien nos lo hemos pasado!”. También tenemos algún proyecto musical, pero aún no podemos avanzar mucho. Este año tenemos un montón de viajes y eventos, con Diplo, con la Maison de Pigalle, viajes a Nueva York y Los Ángeles… No vamos a parar.

Texto
David Fernández
Fotos
Poncho Paradela
Maquillaje y pelos
Ana Sánchez-Peña

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados