CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Un viaje a Estados Unidos o la presentación de un libro. Estos son algunos de los proyectos que el fotógrafo tuvo que cancelar por la llegada del Covid-19. Pero esta situación, además de alterar los planes y el ritmo de vida, ha servido para reflexionar y Gerardo Vizmanos cree que, al menos en su sector, después de esta crisis se volverá a poner en valor lo tangible. 

Acostumbrado a pasar muchas horas solo en casa –editando, leyendo o preparando materiales– ahora también convive con la incertidumbre por no tener aún muy claro qué ocurrirá con los viajes que tenía planeados para este verano; aun así, ya tiene en mente uno de los primeros proyectos que hará junto a su cámara cuando esto termine: “Cuando las normas de distanciamiento social se relajen, mi primer plan es hacer una serie de fotografías con gente de mi entorno cercano a la que no he podido ver durante estos meses”.
Antes que nada, ¿puedes presentarte y decirnos desde dónde nos contestas?
Hola, soy Gerardo Vizmanos, fotógrafo viviendo a caballo entre Nueva York y Londres. Actualmente, estoy en Londres
¿Estabas trabajando en algún proyecto en especial cuando se activó la cuarentena, sigues con ello? Si no, ¿crees que se podrá retomar una vez volvamos a la ‘nueva normalidad’?
A finales de marzo, tenía previsto un proyecto de viaje de varias semanas en Estados Unidos. Un mini road-trip que, a consecuencia del virus, quedó cancelado. También se cancelaron otros proyectos que tenía más adelante en varios países de Europa. Tenía previsto haber presentado algunos libros en mayo durante Offprint de Londres, pero se canceló también y los he lanzado a través de mi web y social media. Algunos de estos proyectos espero que puedan retomarse más adelante, pero una gran parte no se podrá. En mi trabajo, el contacto con personas y los desplazamientos son fundamentales, y las dos cosas ahora son imposibles.
Me gustaría entrar más en materia de hecho. Está claro que el Covid-19 ha cambiado las reglas del juego y nada volverá a ser como antes. ¿Cómo crees, quieres o esperas que cambie tu sector/profesión tras esta crisis?
Creo o quiero creer que, después de varios meses de ‘vida online’ en la que muchas cosas se han vuelto virtuales, habrá una vuelta a lo material, a encontrarse con personas. Y en fotografía, se volverá al valor de la fotografía en soporte físico. Algunos aventuran que esta pandemia nos llevará a un mundo digital. Sin duda, el mundo digital seguirá creciendo como lo habría hecho sin pandemia, pero creo que lo mismo que la gente confinada desea poder tocar a seres queridos, también en el arte habrá un entusiasmo por ver los objetos, y en lo que me toca, las fotografías, por verlas o tenerlas impresas. La globalización volverá, pero quisiera creer que esta pandemia nos devuelva a una conciencia del valor de lo particular, lo tangible.
Ahora hablemos más de ti personalmente. Tras un mes y medio en casa, ahora empezamos a poder salir aunque sea a pasear o a hacer deporte, empiezan las reuniones en casa… ¿Cómo vas a retomar tu vida? ¿Cuáles son las primeras cosas que has hecho o tienes planeado hacer?
En el Reino Unido, las medidas han sido un poco más relajadas que en España. Aquí hemos podido salir a hacer deporte o pasear sin tener que estar en casa todo el día. Lo que más deseo es volver a ver gente sin pensar en mascarillas, distancias sociales o la incertidumbre de cómo podremos viajar. Cuando las normas de distanciamiento social se relajen, mi primer plan es hacer una serie de fotografías con gente de mi entorno cercano a la que no he podido ver durante estos meses.
Hay quien dice que quiere seguir en casa (no en cuarentena obligada, pero sí a un ritmo similar) y otros que no pueden esperar a salir. ¿En qué categoría te incluirías tú? ¿Qué te gusta/ha gustado de la cuarentena que no te importaría que se quedase, y qué es lo que más has odiado/llevado mal?
Sin duda, en el primer grupo. Por mi trabajo veo gente nueva constantemente y es algo que me gusta y que necesito, pero en mi proceso de trabajo paso muchas horas solo en casa editando, leyendo y preparando materiales. Muchos días no me da tiempo a hacer ni la mitad de las cosas que me he planteado, pero no como un reto del virus, es algo normal siempre. Al margen del impacto económico que esta pandemia tiene y que ya veremos cómo lo manejamos, para el trabajo personal, este periodo es bueno en algunos sentidos.
Estamos todos como locos buscando nuevo contenido, así que te pediré algunas recomendaciones con una pequeña explicación de por qué las eliges, una serie.
Intento evitar las series, son muy adictivas. Al inicio de la pandemia, me hice una mini-serie con varias películas sobre el tema de epidemias y confinamientos, incluyendo alguna como El ángel exterminador o Huis clos.
Dinos una película entonces.
Si tengo que elegir una, El séptimo sello, de Ingrid Bergman.
Un libro.
Un clásico que también he leído en estos días, La habitación de Giovanni, de James Baldwin.
Una canción o álbum.
Estos días he estado escuchando la Boiler Room de David August & Deutsches Symphonie-Orchester.
Un videojuego.
Es un mundo desconocido para mí.
Y para acabar, el Covid-19 nos ha privado de la primavera al aire libre, y en nada es verano. ¿Cómo te planteas una de las estaciones favoritas de todo el mundo tras todo esto? ¿Vacaciones, recuperar horas de trabajo…?
Espero que al aire libre, con amigos y con mucho calor. Estoy esperando a ver cómo son las normas para viajar. Los rumores de cuarentenas y tests para cada movimiento de país me inquietan. Tenía previsto estar en julio y agosto entre Londres, Italia, España y Nueva York. Parece que he elegido los destinos igual que el virus.  No sé cuánto de esto será realizable. Me adaptaré.

Texto
Claudia Luque

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados