CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Un pequeño estudio de diseño en Madrid también puede hacer cosas muy grandes. El Presente Perfecto diseña patterns para su aplicación en todo tipo de superficies, objetos y espacios. Con una producción artesanal y limitada, logran la obtención de un producto final exclusivo y único que no es más que el reflejo de la personalidad y forma de vida de quienes están involucrados en este proyecto, sacado adelante con mucha pasión, esfuerzo y autenticidad.

España no es un país en el que se den facilidades a la hora de crear empresas, y todavía menos si se trata de un estudio de diseño. ¿Cómo habéis conseguido sacar vuestro proyecto adelante?

Es cuestión de esfuerzo y dedicación, una carrera de fondo. La pasión por el trabajo que haces es un gran motor, ver tus ideas materializadas es una buena recompensa y es imprescindible también que la parte de empresa funcione. Sí, es verdad que a veces creemos que en otro país podría ser más sencillo, pero no hay que ponerse excusas. Todavía tenemos mucho trabajo que hacer en este sentido, es un proyecto joven.

Sois un estudio de Madrid y vuestra producción es 100% española. ¿Cómo creéis que se refleja esto en vuestros diseños?

Yo creo que nuestros productos y proyectos son más bien un reflejo de nuestra personalidad, de nuestra forma de vida. Intentamos conseguir que lo que hacemos sea auténtico, que nos sintamos a gusto con ello y que tenga cierta poética. Queremos conectar con nuestro público, enamorarlos.

¿Y es España un mercado sensible a lo que hacéis o por el contrario habéis tenido que buscar una salida en el exterior?

Desde el principio tenemos en mente vender tanto dentro como fuera de España, es importante para nuestra viabilidad. Ahora estamos poniendo mucha energía en hacer que pasen cosas interesantes aquí, colaborar con otros diseñadores y darnos a conocer, pero sin dejar de mirar fuera de nuestras fronteras. Nos gusta tener excusas para viajar.

¿Creéis que el papel pintado para paredes está viviendo una segunda edad de oro en la actualidad?

Sí, está de moda. Hay otros países con mucha más tradición en este sentido, donde no hace falta que sea tendencia para utilizarse, como por ejemplo Reino Unido o algunos países nórdicos. De todas maneras, creo que el papel pintado es una buena apuesta también para espacios públicos y locales comerciales donde se busca seducir al público, y en este sentido creo que sí tenemos más oportunidades en nuestro país.

Cuando os ponéis a trabajar en un nuevo diseño, ¿pensáis en su aplicación sobre un soporte específico o por el contrario partís siempre de la premisa de que puedan ser traducidos a cualquier superficie?

Bueno, solemos tener muy presente la producción a la hora de diseñar, el taller de estampación ha sido una parte muy importante de nuestra formación y yo creo que eso se nota. Así que la mayoría de las veces sí que sabemos a qué soporte vamos a aplicar tal o cual diseño, aunque a veces la cosa se te va de las manos y eso también es productivo, te lleva a encontrar otros caminos.

Al ser vuestro proceso totalmente artesanal, ¿cuánto tiempo transcurre desde la concepción de un diseño hasta la obtención del producto final?

Es muy variable. Los tiempos de producción no son mayores a dos semanas, si pensamos en papel pintado o tejidos. En cuanto al proceso de diseño, hay veces que todo va muy rápido, por suerte o por las necesidades del proyecto, mientras que en otras ocasiones guardamos ideas durante un tiempo y las retomamos más tarde.

¿Qué referentes os inspiran dentro del diseño y cuáles encontráis fuera de este campo?

El punk y la contracultura aparecieron en nuestra adolescencia y esto nos ha marcado mucho. También el folclore, lo local, lo que hemos mamado de pequeños, nos hace mucha gracia en contraste con lo anterior. Nos gustan las historias, la gente que cuenta cosas o que trasmite algún tipo de emoción. Del mundo del diseño nos gustan, por ejemplo, Nacho Carbonell, Patricia Urquiola, Hella Jongerius, Marre Moerel, Sagmeister & Walsh, Irma Boom, Studio Job, Margiela, Bernhard Willhelm…

En vuestros diseños hay una mayor preponderancia del negro sobre otros colores más vivos, ¿a qué se debe?

Venimos del diseño gráfico y el periodismo, creo que es algo que nos pasa a la mayoría de gente con este perfil… Ese enamoramiento de la letra impresa, el negro sobre blanco, el contraste, la potencia… ¡Pero prometemos sorpresas y el color a chorro llegará a nuestros tejidos y papeles en breves! De todas maneras, nuestros productos están pensados también para profesionales, el color es personalizable para que se adapte a las necesidades de arquitectos e interioristas.

¿Qué espacio u objeto soñaríais con vestir con uno de vuestros patterns?

Bueno, a ver, empapelaríamos alguna pared del Museo del Prado para que colgasen obras maestras encima o vayas publicitarias a lo largo de la M30 para hacerles un guiño a conductores y pasajeros.

¿Cuál es el próximo paso que dará El Presente Perfecto?

Hemos empezado a diseñar algunas piezas, de momento hemos producido unos vasos de porcelana, nos encanta como han quedado. Estamos preparando alguna sorpresa de cara al otoño, ya lo veréis.

TEXTO
MARTIÑO PÉREZ
RETRATO
ISABEL DE LA TORRE

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados