CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Después de una larga trayectoria en la música, tres álbumes, diez EPs y hasta un premio a la Mejor DJ de España en los Viscious Music Awards en 2017, Cora Novoa acaba de publicar The Hive, su nuevo EP, que en sus propias palabras “representa a la perfección el sonido que siempre he querido tener”. Y es que los nuevos tracks harán que nuestro cuerpo se resista a parar de bailar, pues con sonidos metálicos y texturas industriales su intención era “crear temas de club, directos a la tripa, de esos que no quieres que se terminen, y por suerte lo conseguí”. Nos ponemos al día con la aclamada productora y DJ después de entrevistarla hace unos años.

Desde que hablamos por última vez han sucedido muchas cosas. Por ejemplo, en 2017 obtuviste el premio a la mejor DJ de España en los Vicious Music Awards. ¿Qué más le ha pasado a Cora Novoa en este tiempo?
He podido consolidar mi proyecto creativo Seeking The Velvet, editar las dos primeras partes de mi trilogía Mental Diary, cambiar de agencia de booking nacional por una internacional basada en París, ganar un UKMVA como mejor videoclip newcomer compartiendo galardón con artistas como FKA Twigs, Rosalía o A$AP Rocky; tocar en sitios tan dispares como la India o Estados Unidos, trabajar con marcas como Soundcloud o Ableton, haber presentado un álbum de la mano de Sónar Festival y Wired Magazine en la Tate de Londres o haber fichado por el sello de Vitalic. Visto así, sí que he hecho un montón de cosas, sí –creo que debería de leerme esto cuando tenga un mal día (risas).
También te preguntamos sobre tu sello Seeking The Velvet, a través del que buscas nuevos talentos de Barcelona. ¿Cómo ha evolucionado/cambiado desde la última vez que hablamos? ¿Nuevos fichajes a destacar?
En este tiempo he tenido la suerte de poder trabajar con Edu Tarradas bajo su alias Clip. Es uno de los artistas más talentosos y creativos con los que he podido trabajar. Tiene una facilidad para entender el audio, retorcerlo y hacer vibrar a la pista que muy pocos tienen. Es una pena que no esté reconocido en la escena nacional como se merece, porque el álbum que sacó en el sello es de diez –secuencias hipnóticas, ritmos contundentes, a veces rotos, y con sonido muy reconocible.
Por otra parte también fichamos a la argentina Babykatze, que está viviendo en Galicia actualmente. Su proyecto me encantó por la forma de mezclar pop y electrónica de forma coherente. También por su lenguaje estético y su forma de trabajar. Es una artista muy constante, creativa y super profesional. 
Hace escasas semanas nos sorprendías con un nuevo EP, The Hive, bajo la discográfica del respetado productor francés Vitalic, Citizen Records. ¿Cuál es la historia detrás de esta colaboración? ¿Conocías a Vitalic personalmente antes de este trabajo?
El fichaje con Citizen Records no fue premeditado, surgió gracias a que mi agente, Peggy Szkudlarek, me puso en contacto con Elise, la label manager de Citizen. Comenzamos a hablar, le mande música y les encajó tanto a ella como a Pascal (Vitalic). Fue todo muy natural y fluido, la verdad.
A Pascal (Vitalic) lo iba a conocer personalmente hace cosa de un mes, ya que venían a Razzmaatazz a tocar con su banda Kompromat, pero por desgracia, debido a la situación actual ,se canceló, así que tendremos que esperar a que el mercado de la música en directo se reactive para poder conocernos. Vitalic para mí es una referencia a seguir, lo descubrí cuando estaba estudiando sonido en Madrid hace catroce años. Nosotros salíamos en Coppelia 101, era la época del electroclash y del technazo, de las raves, del puro barro, así que tracks como You Prefer Cocaine o La Rock eran clásicos habituales en nuestros fines de semana.
A primera vista, lo que me sorprende de The Hive es la portada: oscura, misteriosa, y con un punto fetichista. Sabemos que para ti la estética y el concepto de tus trabajos son muy importantes. ¿Dirías que esta cover es una representación visual de la música que contiene? ¿Cómo es el ejercicio de traducir en imágenes lo que produces? ¿En quién confías para hacerlo?
Para mí es una parte esencial de mi obra el trabajar con un lenguaje creativo que una todo lo que ese proyecto contenga. En este caso, los elementos son la música y el cover art, por eso tuve claro desde el principio que quería trabajarla con Sergio R4zorade. Sergio es un artista digital super completo y ya había trabajado con él, ya que las visuales del Mental Diary Live las hicieron entre Andrei Warren y él, por eso sabía que iba a ir todo rodado.
Él me conocía estéticamente y había entendido a la perfección la música, así que en realidad nos intercambiamos tres o cuatro mails y compartimos referencias para poder llegar a la pieza tan bonita que ha creado Sergio. Estoy muy agradecida de que el sello me diera la libertad de poder elegir con quien trabajar la portada, y de haber podido trabajar con Sergio, porque tiene muchísimo talento y es muy profesional.
Este nuevo EP ofrece techno de máxima intensidad. Una pena que no podamos salir a reventar la pista hasta dentro de un tiempo… ¿Cómo empezó todo por eso? ¿Cuál es el punto de partida de The Hive?
Este EP representa a la perfección el sonido que siempre he querido tener. Cuando lo escucho todavía no me creo que lo haya hecho yo, pero es así, lo he hecho yo. He invertido muchas horas en este EP, en el diseño sonoro de cada elemento, en la mezcla, en el cuidado de los detalles, y eso es algo que al final se nota. Por supuesto que en toda mi discografía anterior daba mi 100%, pero al final, llegar a lo que siempre habías soñado solo se consigue con mucho trabajo y a la vez con experiencia. Antes de esto he tenido que empezar miles de proyectos, de darme de bruces con bloqueos creativos, con días en los que pensaba dejar la música y tirar la toalla, así que materializar este EP y ver la buena respuesta que está teniendo por parte del público y de la industria es un regalo.
En los temas destacan los sonidos metálicos y las texturas industriales. ¿Cuál ha sido tu inspiración? ¿Cómo ha sido el proceso creativo?
Cuando trabajo con EPs no suelo trabajar sobre un concepto en concreto, en cambio cuando es un larga duración siempre tengo la necesidad de desarrollar un storytelling, una historia y unos personajes, como por ejemplo en la trilogía de Mental Diary. En este caso, el trabajo es puro hedonismo, es ir al club y no parar de bailar hasta que las luces se encienda. Mi intención era crear temas de club, directos a la tripa, de esos que no quieres que se terminen, y por suerte lo conseguí.
El proyecto tiene muy pocos elementos, igual hay nueve pistas, pero el diseño sonoro de cada uno de esos elementos ha sido mucho más complejo, en especial el bombo, la caja o el bajo. Invertí mucho tiempo en ellos y lo hacía por capas; igual grababa de la caja de ritmos varios bombos, luego lo pasaba por distorsiones, los mezclaba, lo juntaba con sonidos de librería orgánicos (como con la caja, que tiene una textura metálica) y cuidar que todo suene equilibrado y en su sitio, de ahí el resultado industrial y contundente.
El EP está compuesto por seis temas, que en realidad son dos –The Hive y Hey– y dos versiones de cada uno: los remixes dub y los a capella. ¿Por qué? ¿Qué crees que aportan los remixes a las versiones ‘originales’ (el original mix, por así decirlo)?
Yo lo tenía muy claro desde el principio, sobre todo porque pincho y me gusta también hacer edits de los tracks. Cuando das herramientas abiertas para que otros artistas creen con ellas hay mucha más diversidad. A mí por ejemplo me gusta mucho pinchar a capellas de otros tracks en mis sesiones o hacer edits. Otras veces me encanta un track pero le quitaría la voz (versión dub), así que si dejas un abanico de posibilidades abiertas para los DJs y productores llegarás a más gente.
El ejemplo lo vi claro cuando la versión dub de The Hive es la que más streams ha tenido en Spotify. De hecho, ha sido una locura porque en solo tres días de haber sacado el EP en Spotify se habían llegado a 19k de streams –eso es una locura, nunca me había pasado porque es música techno, no es pop, y esto me hace confirmar que si no hubiéramos preparado la versión dub de este track, posiblemente no hubiéramos llegado a tanta gente. Al público, por lo menos de Spotify, le ha encajado más esa versión que la original, así que son cosas que te hacen pensar en la toma de decisiones. Tener experiencia en este sector y arriesgarte a la toma de decisiones es clave.
De hecho, hay un abismo a nivel sonoro entre las versiones a capella y los mixes. Los primeros son casi mudos, silenciosos, con una voz que aparece cada muchos segundos. Las otras cuatro versiones son matraca pura, mucho beat un ritmo frenético. ¿De qué manera encajan en el total del EP?
En realidad las versiones vocales las hice para que los DJs y productores las usaran como herramienta para sus sesiones o para que hagan edits o versiones del track. Me gusta ofrecer más herramientas de las habituales, sobre todo cuando son tracks que lo permiten, como son los de este EP. Así das más versatilidad al lanzamiento.
La publicación de The Hive ha sido en plena cuarentena, y nos revelabas en la entrevista en cuarentena que, a pesar de las dudas, decidisteis tirar adelante. ¡Está claro que nada te para! ¿Qué os llevó a lanzar el EP a pesar de las circunstancias?
Valoramos todas las posibilidades y, aunque yo a priori era reacia a seguir adelante con el planning y la estrategia que teníamos diseñada, al cabo de una semana me di cuenta que era lo mejor. Hay muchos artistas y bandas que están esperando a que esto se calme y volvamos a una cierta normalidad para lanzar nueva música, pero cuando eso suceda, habrá una marea de novedades musicales y el peligro que se corre es que quede diluida. Así que salvo haya una edición física en vinilo o cd del lanzamiento, creo que no merece la pena retrasarlo. A parte de que cuando haya más novedad, la gente querrá estar más fuera que dentro de casa, aunque sea teniendo que estar a un metro de distancia los unos de otros y usando mascarilla.
Muchos creen que la crisis del coronavirus cambiará las reglas de juego en muchos ámbitos. Según tu opinión, ¿cómo crees que afectará a la experiencia de club y de festivales?
Como en todos los sectores será algo progresivo e irá de menos a más. Primero se abrirán las salas pequeñas y lo último los grandes festivales, pero claro, todo esto con muchas restricciones de aforo y limitaciones. También habrá cambio en nuestros hábitos sociales. La escena musical estará más centrada en bookear a artistas nacionales y locales que en internacionales, sobre todo por un tema de disponibilidad, pero espero que cuando se reactiven las giras internacionales no seamos denostados. Al final, si salimos de esta, que saldremos, será gracias al trabajo y sacrificio de todos, y si aprendemos de esto podremos tener una escena nacional mucho más reforzada y menos globalizada.
En un mundo ideal sería estupendo que el gobierno nos apoyara, pero es mejor partir de cero y centrarnos en lo que tenemos, si no tenemos su apoyo tendremos que hacerlo también, como hacen en la escena de clubbing de los países del este, que para más inri, a parte de no contar con ningún tipo de apoyo, se encuentran con saboteos constantes por parte del estado.
Tu música está hecha para bailar con intensidad, apretados y sudados como locos. ¿Temes que la recepción de tu música pueda cambiar según cambie la cultura de club debido a las restricciones?
Para nada, la música está hecha para sentirnos libres, bailar, dejarnos llevar, para socializar, para llegar a la catarsis… da igual lo que hagan, la música seguirá existiendo si seguimos existiendo, así que si no podemos hacerlo en un club con techos bajos, apretados y sudados, lo haremos de otra manera. Un ejemplo claro está en Dinamarca, se han empezado a hacer conciertos al aire libre. Eso sí, el público asistente iba en coches y no se podía bajar del automóvil en ningún momento, pero es mejor eso que nada.
Aunque ahora sea un ejercicio de ciencia ficción, ¿tienes algún plan para el futuro relacionado con el nuevo EP? ¿Estás viendo fechas para empezar gira y bolos o…?
Está absolutamente todo parado a nivel de actuaciones, así que estoy aprovechando para trabajar en el estudio, tengo un par de remezclas en camino y dos releases y colaboraciones vocales, así que si no podemos actuar en clubs, ya nos inventaremos la forma de hacerlo.

Texto
Emma Vilagran Leal
Fotos
Alexandra Cepeda

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados