CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Para algunos, la vida está compuesta a base de detalles. Pequeños fragmentos de cotidianidad que se complementan unos a otros; simples, íntimos, profundos o superficiales. Hablamos con Carla Pérez Vas, joven amante de los detalles y de la fotografía, con motivo de la publicación de su primer fanzine (de la mano de la editorial Terranova), I saw three different moons tonight: pedacitos de vida en forma de instantáneas.

¿Cómo te definirías actualmente? ¿Quién es hoy Carla Pérez Vas?

Alguien que duda al andar pero que anda. Como puede, pero anda. Siempre. Hoy soy lo que quiero ser ahora. Hago lo que me gusta e intento hacerlo el máximo de horas y días posibles. Porque es lo único que me salva de mí misma y de todo lo que odio y me enfada.

I saw three different moons tonight, es el título de tu primer fanzine. ¿A qué hace referencia?

I saw three different moons tonight es lo primero que le escribí a alguien especial al aterrizar en Barcelona de nuevo esta primavera, después de la gira con Mourn por Estados Unidos. Hace referencia a todo lo que viví esas dos semanas, y sobre todo a Julian, con el que he conversado sobre su luna y la mía durante muchas horas.

Las fotografías son una suerte de diario personal de la primera gira que hiciste alrededor de EEUU con Mourn, grupo de rock al que perteneces. ¿Las hiciste pensando en este proyecto, o surgió después de forma imprevista?

Es un gran placer viajar constantemente con el grupo, poder fijarme en mil y un detalles de los lugares que visitamos. Sale de forma natural, grabamos vídeos, hacemos cancioncillas con voces y siempre estoy yo con la cámara para capturar dónde estamos. Sí que es verdad que la idea de hacer un cuaderno/fanzine siempre me la he planteado, pero fue al revelar los primeros carretes en San Diego cuando decidí escribir a Luís Cerveró.

Ya has hecho exposiciones, como T H E M o First jet lag. ¿Qué es lo que te ha llevado a publicar ahora en formato papel?

T H E M fue mucho antes del viaje a Estados Unidos: constaba de unos retratos que hice a músicos y artistas que admiro; First jet lag fue una colaboración con Impossible Project de Barcelona que me dio la oportunidad de tirar con mi Polaroid por las dos costas. Es un placer, al fin, poder trabajar en formato papel. Creía que era necesario publicar algo de ese viaje que, al fin y al cabo, fue muy importante para muchas personas.

Las fotografías que aparecen en este trabajo siguen un estilo muy noventero, al igual que las canciones de Mourn. ¿Eres de las que piensa que ha nacido en una época equivocada?

Solía pensar que sí, que de alguna manera me sentía atraída por épocas anteriores, pero siempre he sido de obsesiones. Me obsesiono con algo, lo exprimo, intento aprender y luego me canso. Me pasa muchísimo con la música, con el arte… Con la fotografía mucho menos, pero sí que es verdad que hay cosas que hace un tiempo no aguantaba y que ahora me gustan. Definitivamente, me encanta haber nacido en esta época, hay mil cosas por hacer que aún no se han hecho. Todo está por empezar.

¿Qué es lo que más te atrae en el momento de sacar una fotografía? ¿Hay algo que no puedas fotografiar?

Creo que debo fotografiar algo que me atraiga, de la manera que sea y por placer propio. La realidad es algo que creo que no podría fotografiar. El ojo a través del visor es un mentiroso. Lo que más me atrae es crear la fotografía. Plantarme delante y observar detenidamente lo que estoy viendo para poder cambiarlo o adaptarlo a mi ojo.

En tu fanzine aparecen cielos, aceras, calcetines secándose al sol. Pero también retratas momentos mucho más privados, íntimos, como cuerpos desnudos al salir de la ducha. ¿Qué es lo que te impulsa a fotografiar estas situaciones? ¿Estableces algún límite, alguna frontera entre lo que mostrar al público y lo que se queda en tu cámara?

La conexión. Con la persona y el lugar. Son momentos en los que te gustaría quedarte fijada. Supongo que uso el recurso fácil de decir que quiero capturarlo para que no se vaya nunca de mi memoria. Creo que lo que enseño de mí es algo sincero sobre quién y cómo soy. Si fotografías a alguien desnudo o vestido, o fotografías escenas extremas o simples, lo haces sabiendo que eso en algún momento u otro lo vas a querer enseñar. No creo en el crear y no sentir la necesidad de que otros ojos vean eso que has hecho con tanto amor.

Además de fotografías, I saw three different moons tonight contiene también una pequeña muestra de tu faceta como escritora. ¿Es algo que quieras explotar más en un futuro?

Siempre me ha gustado escribir pensamientos, ideas que salen directamente de mi cabeza y pasan por mi mano. Pero nunca me lo he tomado en serio. Tengo un fanzine de textos muy cortos a modo de evasión que llevo escribiendo desde 2011 a punto de imprimir. 

Mourn en inglés significa llorar, lamentarse. Sin embargo, habéis tenido un gran éxito, llegando a llamar la atención de medios como Pitchfork. ¿Qué hay que te entristezca?

Nosotros no somos para nada gente triste. Pero me entristecen muchísimas cosas, desgraciadamente. Soy alguien que se emociona fácilmente y a quien le gusta teatralizar y exagerar tanto lo bueno como lo malo. Supongo que es porque, si no, todo sería demasiado aburrido y fácil, ¿no?

Si tuvieses que asociar esta etapa actual de tu vida a una fotografía ¿a cuál sería?

Sin duda, a esta polaroid de Andy Warhol. Caos, elegancia y rojo.

Carla presenta su fanzine el próximo jueves 8 de octubre, en Barcelona.


TEXTO
CRIS BLANCO
RETRATO
CHRISTIAN COLOMER

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados