CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Constituidos por líneas simples y a partir de materiales nobles, Adolfo Abejón ha conseguido dotar de alma a sus muebles. Su forma de trabajar, que roza lo artesanal, se caracteriza por la realización de series pequeñas para respetar el proceso y los tiempos de producción. Aunque empezó diseñando joyas, ya desde niño fantaseaba dibujando los muebles del futuro. Hasta que el futuro llegó y en 2012 creó su propia marca. Con ella ha creado piezas que transmiten algo en lo que Adolfo encuentra constante inspiración: sencillez y humildad. Así es como sus muebles han conseguido huir de lo masivo.

Tengo entendido que tenías la intención de matricularte en Bellas Artes pero finalmente te decantase por estudiar Diseño Industrial en ELISAVA. Entonces, ¿te consideras más artista o diseñador?

Desde los nueve años aproximadamente fui a diferentes estudios de dibujo y pintura como aficionado primero, y como preparación para Bellas Artes después. Solicité la prueba de acceso a Bellas Artes pero decidí no ir en el último momento, sin embargo me matriculé en Ingeniería en Diseño Industrial. Digamos que sentí la llamada del diseño. Guardé el equipaje del arte y lo quise trasladar al diseño. Amo el arte por encima de muchas cosas, es una especie de medicina. Me considero sensible artísticamente hablando, pero no un artista. Soy diseñador.

¿Cuáles son tus referentes?

Ahora mismo mis referentes son los muebles que aparecen en las películas sobre viajes espaciales (Interstellar, 2001: A Space Odyssey, etc.) y los diseños anónimos con gracia que me encuentro allá donde voy. El arte es mi mayor referente para la parte estética del diseño. Puedes entender el equilibrio, contraste, profundidad, proporción, dinamismo y un largo etcétera contemplando una buena obra de arte; ya sea un cuadro, una fotografía o una obra de Borromini.

¿A qué es debida esa sencillez que caracteriza tus creaciones?

Busco la sencillez en el diseño para hacerlo más accesible a las personas, si un objeto va a formar parte de tu vida cotidiana mejor que sea sencillo. Ya nos encargamos nosotros de complicarnos la vida, ¡que los objetos nos hagan la vida más fácil!

Cuando diseñas una mesa, una lámpara, un taburete, ¿te los imaginas en un sitio en concreto, en una ubicación concreta?

Sí, a veces pienso los diseños para sitios concretos. Por ejemplo, ahora estoy diseñando una mesa de centro para poner delante del sofá. En ocasiones me marco el objetivo de que el diseño sea dinámico y se adapte al mayor número de ubicaciones posible. Una mesita auxiliar la puedes colocar en el salón, en un pasillo o como mesita de noche.

Para ti es importante controlar todo el proceso de creación de tus muebles, desde que lo diseñas hasta que está listo para hacer la serie limitada, ¿cómo lo consigues?

Aparte de diseñar, me gusta controlar todos los procesos, hasta la entrega de los productos. De esta manera sabes que todo está como tiene que estar. Esto se consigue manteniendo la calma y dedicando el tiempo necesario a cada uno de los procesos. Por ejemplo, hablo con los artesanos y talleres, les enseño el diseño y debatimos sobre qué se puede mejorar o qué se debe cambiar para que el diseño se adapte a los procesos de producción. Una vez aclarado, realizo los planos y encargo el prototipo. Y cuando el prototipo está bien ya es viable hacer la pre-serie o serie limitada, dependiendo del caso.

Al hacer series limitadas, tal y como nos cuentas, huyes de la producción industrial y a gran escala. ¿Qué pretendes conseguir con eso? ¿Mayor calidad, exclusividad de tus piezas?

Quiero ofrecer calidad y un trato personalizado. No me gusta la idea de vender por vender sin plantearse otras cuestiones como la proximidad, la autenticidad y la ética laboral. Reconozco que también me gustaría diseñar productos que se fabriquen a gran escala, supongo que tarde o temprano pasará.

¿Crees que en el resto de Europa se valora más el mueble de diseño que en nuestro país? Quiero decir, ¿los europeos están dispuestos a gastar más dinero en un mueble que en España?

Sí, sin duda fuera de España se gasta más en diseño. También es cierto que en los últimos años se nota el cambio generacional y cómo se valora cada vez más el diseño en España. La gente joven ya tiene nociones, un estilo propio y sabe lo que quiere para su casa. El vintage y el diseño menos comercial se expanden con rapidez en las grandes ciudades.

¿Tienes muebles tuyos en tu casa?

Ahora sólo tengo una mesa. En realidad creo que no es bueno rodearse de obra propia en casa, mejor llenar el espacio con creaciones de otros. Así también aprendes de la experiencia que supone usarlos.

La lámpara Slim Brass ganó el Premio de la Crítica en el Mercado Central del Diseño y además es una de tus creaciones más reconocibles. ¿Cómo llegaste hasta ella?

Llevaba días dándole vueltas a una nueva colección de lámparas, y de tantas vueltas que le di, no sabía hacia dónde ir. En ese momento hice un dibujo que caricaturizaba la idea clásica de lámpara. Así nació Slim: en un momento de desahogo aderezado con humor. Surgió en un momento de cambios importantes para la iluminación: en Europa se iban a prohibir las bombillas de siempre incandescentes y se extendió el uso del bajo consumo y LED. Así que Slim es un homenaje a la bombilla. Presenté el diseño a una firma y no se atrevió a comercializarlo, lo veían un poco heavy en ese momento.

¿Qué es para ti un mueble con alma?

El alma es todo aquello que no ves en un mueble pero que lo hace especial. Los artesanos y el cuidado que le ponen, el respeto hacia los materiales y su uso comedido, la estética cuidada, el concepto. Estos y otros factores hacen que un mueble tenga alma.

¿Cómo te ves en un futuro? ¿Qué planes tienes?

En el futuro me veo creando, ya sea en el mismo sector o en otros. Seguir diseñando me parece un buen plan. Me gustaría colaborar con ingenieros en electrónica, robótica y mecatrónica para desarrollar una nueva vía de diseño. El diseño en algún momento sufrirá una revolución y se adaptará a los avances que han vivido los dispositivos eléctricos.

TEXTO
TONI CHAQUET
RETRATO
CÉSAR SEGARRA
FOTOS
ANNA ALEJO

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados